Encuestas 2016


De las encuestas se espera exactitud en sus estimaciones. No siempre se logra. En 2016 hubo de todo: encuestas de una gran precisión y encuestas notablemente fallidas. Hay que decirlo: no todas las encuestas tuvieron malos resultados, pero en su conjunto, la industria mexicana de encuestas preelectorales tuvo un muy mal año. Fue peor que 2010, si consideramos el error promedio agregado de todas las encuestas finales. El 2010 había sido el annus horribilis de las encuestas preelectorales en México, en buena medida por no anticipar los triunfos de las alianzas PAN-PRD en varios estados. El error promedio total en ese año fue de 4.9 puntos, tomando en cuenta 52 encuestas finales--que son las que se publican ya en los últimos días de las campañas o que dejan registro de la última estimación de cada casa encuestadora que publicó datos. El desempeño de las en- cuestas en este 2016 superó la marca fallida de 2010: el error promedio total fue de 5.4 puntos. Eso sí, en 2016 hubo más del doble de encuestas finales que en 2010.