1024X160PONTE-VIVO_LAVADO.jpg

LOS SUPERCÍVICOS Arturo Hernández. El Comandante de una nueva generación


Con cientos de miles de reproducciones en Facebook y en Youtube, Arturo Hernández, líder de los Supercívicos, ha sabido combinar la comedia con la denuncia social, para él, los medios digitales han mutado, y con ello le han dado voz a miles de personas que quieren ser escuchadas y quienes proponen soluciones para mejorar su entorno. Con las denuncias a través de su canal, partidos políticos, delegaciones gubernamentales y grandes empresas han sido evidenciadas a través del smartphone permanentemente vinculado a diversas redes sociales.


Sin embargo, no es la primera ocasión que vemos a Arturo Hernández a cuadro, en la década de las noventas él, junto con VJ´s de diversas parte de Iberoamérica, producían MTV en su versión latina, el cual era uno de los canales con mayor penetración entre jóvenes de 15 a 30 años. En ese entonces el consumo de medios mutaba a una televisión de paga que buscaba oxígeno después de años del entretenimiento que brindaban los canales de televisión en México, Argentina, Chile por mencionar algunos.


Años después, MTV dejó su programación musical apostando por los reality shows. De esa forma, aquellos VJ´s regresaron a sus países de origen con una nueva visión de brindar entretenimiento. El caso de Arturo Hernández fue la excepción al producir programas de denuncia social con un sentido humorístico con poco éxito en televisoras comerciales en México, los compromisos e intereses de las empresas no compaginaban con la realidad que presentaba Hernández en sus programas, finalmente internet fue una respuesta sin censura de lo que presentaba.


Ya sea vestido como espartano, uno de los Beatles o Jesucristo, Arturo Hernández en compañía del actor Alex Marín y Kall (Ese wey) se han dado a la tarea de denunciar las irregularidades con base en la ley a diversos actores de la vida pública en diversas ciudades de México, su último video “Mallas contra los Mayas” se ha convertido en un fenómeno viral, irónicamente, la Riviera Maya es un lugar en donde los Mayas NO tienen acceso, la privatización de las playas y las concesiones que el gobierno ha dado son cada vez mayores. Kilómetros de "mallas" de hoteles y guardias privados hacen casi imposible poder adentrarte a nuestras hermosas playas del Caribe mexicano.


Desde su estudio, Campaigns & Elections platicó con el Comandante Hernández, quien sin pretenderlo se ha convertido en un activista, un líder de una resistencia civil que sabido sobrevivir a las frecuencias hertzianas hasta llegar al streaming, es sin duda la voz de más de dos generaciones.


Campaigns and Elections (C&E): Arturo, platícanos primero ¿cómo inicias en el tema de la comunicación?, recordamos tu presencia en MTV…y después, ¿qué pasa contigo?


Arturo Hernández (AH): Pues bueno, después de MTV, la verdad es que viene una etapa muy dura de mi vida, ¿por qué? Porque, pues yo siento que empecé en las “grandes ligas” o sea, MTV Latino en ese momento, en los noventas, era un canal que proponía mucho, era un canal que se hacía con una manufactura perfecta, sus animaciones, su fotografía, era una televisión, pues dentro de todo, con los estándares de la televisión “gringa”, que al final de cuentas, podemos decir que la hacen mejor que nosotros, eso es una realidad, ¿no?


Yo creo que el duopolio televisivo ha hecho que no se experimenten nuevas fórmulas, que no se ambicione por generar nuevos formatos por crecer, entonces, pues cuando yo regreso de hacer esta televisión propositiva, vanguardista, hasta en cierta manera cultural, porque en ese momento, el MTV de los noventas no tiene nada que ver con el MTV de ahorita, era Music Television, entonces, era un canal casi, casi cultural porque dábamos a conocer la música que existía alrededor de toda Latinoamérica, o sea, bandas como Café Tacuba o como Molotov, como Los Fabulosos Cadillacs, como los Babasónicos, Aterciopelados… eran bandas que les iba bien en sus países pero que no tenían una proyección a nivel internacional y creo que MTV latino pues lo es.


Cuando regreso a México creyendo poder encontrar una buena televisión e integrarme, me encuentro con formatos que no me llenaban, era entrarle al “jueguito” de Televisa o de Televisión Azteca, haciendo cosas que simplemente, no me apasionaban. Entonces, me doy a la tarea de dejar de estar detrás de las cámaras y tratar de ver cómo se hace todo: escribir, dirigir, editar que me ayudó muchísimo, más allá de estar frente a la cámara, porque tenía como esta inquietud de generar contenidos, nuevos formatos y es así como nacen “Los Supercívicos” en ese año, en ese momento de mi vida que fue muy duro porque pues la verdad, pues… en esos momentos, en los noventas pues era muy reconocido, y pues de repente, perder ese dulce que una vez que lo pruebas, pues te gusta, esa es la realidad; entonces no es que me voy para abajo, sí son momentos difíciles, económicos también, pero también yo creo que gracias a eso me metí a esto, a descubrir cómo se puede hacer una nueva televisión y en el 2005 inventé el formato de “Los Supercívicos”, que después de mucho tiempo fue un formato que salió en Televisión Azteca en el 2006 pero que lo quiso manipular mucho, me decían básicamente: “sí, lo que estás haciendo está muy bien, pero ve y pégale a los que nosotros te digamos”, básicamente me decían: “métete con las delegaciones del PRD y no con las otras”, y yo les decía: “¿por qué? está mal, esta cuestión es anticívica y está mal el comportamiento del gobierno pues está en todos lados, entonces, yo no voy a entrar a su juego”; entonces, como no quise, lo que hicieron es que me pasaron a las dos de la mañana el primer programa, entonces, “Los Supercívicos” que salieron en televisión en Televisión Azteca en el 2006 nadie los vio, pero yo me di cuenta que había algo, que había un formato que tenía potencial y por eso nuevamente intenté sacarlo en el 2013 con MVS, que me contrató para hacer un formato de comedia política y pasó exactamente lo mismo, aquí no era “ve y pégale a la gente del PRD”, pero era una censura en donde, como era un formato de comedia política, pues nosotros nos metíamos con todos y contra ninguno, son formatos… la comedia política existe en todo el mundo y le va muy bien, en México es imposible hacerla, ¿por qué? Porque los principales clientes de las televisoras vienen del gobierno. Si tú te fijas ahorita, ves un comercial y es: “porque en el Estado de Morelos hemos construido y no sé qué” y después, el que sigue es: “en el Senado de la República”, después “los diputados…” y esa es la realidad que como ellos son los principales clientes, no se puede hacer una comedia política en México, nunca se ha hecho, se tuvieron esos destellos como el Privilegio de Mandar, pero al final de cuentas no tenía sustancia; entonces, hago en MVS este formato que se llamaba “Houston, tenemos un programa”, y ahí me empezaron a decir: “no te puedes meter con el Presidente (de la República), no te puedes meter con Gobernación, no te puedes con el PRI” y yo les decía: “es que va contra todos o contra ninguno, no es en contra del PRI, es en contra del PAN, contra el PRD, contra la iglesia… agarrábamos el periódico y sobre donde veíamos la nota absurda, sobre eso hacíamos chistes. Y ahí nuevamente tengo la oportunidad de lanzar “Los Supercívicos”, pero una “seccioncita” de programa, era el tres por ciento de “Houston, tenemos un programa”, pero cada vez que metía yo los videos a YouTube me daba cuenta que eran un éxito, entonces eso fue lo que nos salvó, fue que nos dimos cuenta que el formato de “Los Supercívicos” es de las redes sociales, ¿por qué? Por la libertad que hay.


C&E: Claro, no te censuras.


AH: Nadie me puede decir nada, no hay… digo, hay limitantes también como que no puedo meter pornografía o groserías o cosas así, pero bueno, de eso no tenemos nada que ver, básicamente.


C&E: ¿Te han buscado después de publicado algún video algún político o delegación, partido?ç


AH: Todos, bueno, no todos pero sí…


C&E: ¿Para resolver las cosas o para ayudarles?


AH: No, para entrarle dentro de su lado, como decir: “ oigan Supercívicos, hicimos un video, básicamente, que le fue muy bien, que bueno, podría ser un spin doctor”… quito un anuncio, de esta publicidad que es ilegal porque no puedes colgar nada sobre mobiliario público, te decían que eran de materiales biodegradables o reciclables, no era cierto, vinil puro, nosotros hicimos esta campaña que se llamaba “Quita un Anuncio”, que ya existía, que la había hecho Roberto Maluf, activista que invitaba a la gente: “baja un anuncio electoral, no está bien lo que están haciendo estos hombres”; entonces, nosotros lo hicimos y ese video le fue muy fuerte, le fue muy bien, entonces ahí como que todo mundo, pues del lado de la política, pues me llegaron a hablar de todos los partidos, que del PAN, que del Partido Humanista, de repente Movimiento Ciudadano, o sea, a todos un poquito como que queriendo: “oye Supercívico, a ver si vienes aquí a…”, yo a todos les dije “no”, somos completamente, somos apolíticos, esa es la realidad.


Yo creo que aparte es… el problema de todo lo que nos sucede en México ya que tenemos malos gobernantes, esa es la realidad, nuestra política nos ha echado a perder, somos un país lleno de corrupción y bueno, y eso no ha cambiado, entonces, pues soy completamente apolítico, creo más en estos nuevos movimientos ciudadanos, no el partido, o sea, los reales, en estas acciones en donde el ciudadano tiene que ya tomar acción, básicamente.


C&E: ¿Realmente lo está haciendo el ciudadano? ¿Sí hay un cambio de actitud?


AH: Yo creo que empieza, creo que sí empezamos a tomar cartas en el asunto, empezamos nosotros por lo pronto, como “Supercívicos” estamos muy abocados en que la gente utilice un smartphone, este “aparatito” por primera vez se ve y se escucha muy bien, entonces, este “aparatito” o fotografías al “tumbado” o al “wey” de la Conagua (Comisión Nacional del Agua), o sea, una sola fotografía o un Twitter a “Lady Profeco”, entonces creo que, si bien la novela de George Orwell te hablaba de un “1984” en donde el sistema observaba a la sociedad, no, creo que estamos del otro lado, ahora es el (año) 4891, ¿esto qué quiere decir? Que ahora nosotros como sociedad, vamos a observar al sistema por medio de los celulares.


Siempre que haya injusticias, tampoco se trata, creo que ese es parte de lo que nos ha estado sucediendo, que ya de repente sacas el celular por cualquier cosa, como: “se está pasando un alto y no sé qué”… ¡ya tranquilos! Utilicemos antes el diálogo, pero creo que a nivel ciudadanía este aparato puede ser como un arma de defensa pues muy buena, ve lo que sucedió gracias a un video que alguien tomó, ya está preso o están a punto de meterlo a la cárcel a “Lady Ferrari”, gracias a un video que también otro hombre agarró, está el hombre… o el “Lord me la Pelas”, como que empezamos a hacer estas, yo les llamo como cámaras de seguridad; si bien el gobierno dice que las cámaras del C4 (Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo) son esas, pues este el C1, ¿por qué? porque aparte yo fui atropellado enfrente de una cámara de seguridad del C4 y la calidad del video es una vergüenza, no todas son así pero nadie sabe que el 40 por ciento de esas cámaras n