¿Por qué Trump?


1. CREE EN LO QUE DICE


Cuando lanzas un discurso, se nota si has interiorizado el mensaje y si crees, con todo tu corazón, en lo que dices. La gente no analizará el contenido; lo primero que ve es la confianza, la seguridad la forma en que lo dices. Por eso en el debate presidencial del año 2012 entre Josefina Vázquez, Enrique Peña y Andrés Manuel, el que subió puntos fue Quadri. Sus propuestas, por más irracionales que fueran, las decía con confianza y mucha seguridad, aunque nadie se acuerde de lo que propuso.


2. NO ES LA RAZÓN, ES LA EMOCIÓN


Donald Trump - se nota en su comunicación no verbal - sí cree en lo que dice y lo dice con una emoción muy profunda: el coraje, el enojo. Sólo los analistas, intelectuales y políticos dedican planas enteras a racionalizar sus irracionales propuestas. No están viendo la emoción básica y muy humana que está anunciando: molestos de Norteamérica, ¡uníos!

3. LA GENTE NO ESCUCHA


La gente sólo oye lo que quiere oír. Esto se refleja cuando tú le das una solución fácil y atractiva a las ´personas, por irracional que sea tu oferta, le encantará, porque ¡quiere creer! De allí el éxito de los charlatanes y los merolicos: “la pomada que soluciona todo”, “sólo decrétalo en tu mente” “Con esto te harás rico”. Propuestas fáciles: Un muro será la solución para que los ricos blancos, que no han podido alcanzar e