¿Por qué Trump?


1. CREE EN LO QUE DICE


Cuando lanzas un discurso, se nota si has interiorizado el mensaje y si crees, con todo tu corazón, en lo que dices. La gente no analizará el contenido; lo primero que ve es la confianza, la seguridad la forma en que lo dices. Por eso en el debate presidencial del año 2012 entre Josefina Vázquez, Enrique Peña y Andrés Manuel, el que subió puntos fue Quadri. Sus propuestas, por más irracionales que fueran, las decía con confianza y mucha seguridad, aunque nadie se acuerde de lo que propuso.


2. NO ES LA RAZÓN, ES LA EMOCIÓN


Donald Trump - se nota en su comunicación no verbal - sí cree en lo que dice y lo dice con una emoción muy profunda: el coraje, el enojo. Sólo los analistas, intelectuales y políticos dedican planas enteras a racionalizar sus irracionales propuestas. No están viendo la emoción básica y muy humana que está anunciando: molestos de Norteamérica, ¡uníos!

3. LA GENTE NO ESCUCHA


La gente sólo oye lo que quiere oír. Esto se refleja cuando tú le das una solución fácil y atractiva a las ´personas, por irracional que sea tu oferta, le encantará, porque ¡quiere creer! De allí el éxito de los charlatanes y los merolicos: “la pomada que soluciona todo”, “sólo decrétalo en tu mente” “Con esto te harás rico”. Propuestas fáciles: Un muro será la solución para que los ricos blancos, que no han podido alcanzar el sueño americano, por fin lo logren.

4. YO NO FUI


Lo cantamos con Pedro Infante, “si te vienen a contar cositas malas de mí, manda a todos a volar y diles que yo no fui”. Si algo va mal en nuestras vidas, se activa otro sistema de creencias en los seres humanos: la culpa esta fuera de mí. La culpa es de la pareja, la culpa es de escorpión en conjunción con la luna, la culpa es de mis amigos, es de mis hermanos, es de mis padres, la culpa es del jefe. Todo antes de reconocer que nos equivocamos.


5. SOMOS LO QUE VEMOS


Si agregamos lo que ve el público norteamericano a través de Hollywood, donde el héroe es un gringo y los malos son las razas de otros países, que les quieren quitar su libertad y su dinero, los malos están afuera, no adentro. Lo mismo que hizo Hitler al poner como los enemigos del pueblo alemán a los judíos. Es la lección de la historia.

6. NO TOMAR RESPONSABILIDADES


Ya Erich From en su obra, “El Miedo a La libertad”, planteaba el miedo de las masas a hacerse responsables sobre su libertad. ¡Que lo haga el tirano! Y que me resuelva mis problemas.

Estos son los breves apuntes sobre los puntos que impactan a un buen porcentaje del votante gringo. Tan universal como el votante mexicano o el europeo. Son las emociones, no las razones. Para mover, hay que conmover. Y esto se da en los resortes internos.

Hay elecciones en donde se vota por ambición, en otras se vota por miedo, El votante norteamericano tiene enormes expectativas sobre el sueño americano, que puede devenir en frustración. Son los que representan el voto del enojo.


Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)