Transparencia, un camino seguro hacia la rendición de cuentas mediante la participación ciudadana


La democracia es un régimen de gobierno que se sustenta en la representatividad ganada en las urnas por los candidatos y legitima en la confianza de la ciudadanía en los gobiernos que le sirven y a los que obliga a rendirle cuentas. También es un sistema social que pondera el bienestar colectivo como principio de la convivencia, sin menoscabo del desarrollo individual, que reconoce en el ciudadano su razón de ser y existir. La democracia se fundamenta además en principios y valores, como la equidad de oportunidades, el respeto a las diferencias, la igualdad ante la ley, el reconocimiento de las minorías y el diálogo como instrumento de solución de diferencias y construcción de acuerdos, entre otros, en ese sentido, para el funcionamiento de las instituciones de un estado democrático resulta obligatorio, jurídica, ética y políticamente, rendir cuentas en forma constante y transparente de tal manera que los ciudadanos conozcan qué se hace con los recursos públicos y qué beneficios sociales se logran con esas inversiones.


<