3 ejes clave para un media training electoral


Por Javier Esquivel

@Javoesquivel


Lo primero que se viene a la mente al escuchar las palabras “Media Training” o “entrenamiento de medios” es un periodista o facilitador compartiendo tips a personas que recién se estrenan en el mundo de la política y la administración pública.


Tradicionalmente la capacitación de voceros solía enfocarse a “cómo enfrentar a los medios con éxito” a través de consejos y simulacros, a sugerir cómo responderle a un periodista si hablarle de tu o de usted, de la forma de vestir o si mirar o no a la cámara.


La apertura de los medios de comunicación hacia las nuevas alternativas políticas en América Latina y el auge de la mediatización electoral, en sus primeros años, daban sentido de oportunidad a todas esas recomendaciones.


El tiempo de pantalla o los minutos en la radio obligaban a que cada portavoz colocar y repetir un solo mensaje sin importar el medio al que fuera.


Sin embargo, la masificación y digitalización de los medios de difusión y sobre todo la profesionalización de la comunicación política, la forma de preparar portavoces, candidatos de campaña también se modificó.


En la actualidad prepararse sobre cómo colocar un solo mensaje y no caer en el juego de preguntas de los entrevistadores no es suficiente para una campaña política.


Hoy hacer campaña política o posicionamientos de gobiernos en la arena mediática implica toda una estrategia, tácticas y técnicas más que los tips y recomendaciones que aún existen en el mercado.



Por ello, en esta primera entrega compartimos tres ejes clave que debes considerar para tu próximo taller de media training.


1.- Conocer la geografía, demografía e interés político de los medios.

Cada medio de comunicación tiene un índice de competencia electoral, es decir un número de escuchas que están a favor o en contra de tu partido y de tu oferta política, así como también cuentan con un público al que hay que conquistar.


Sin importar que tan bien vayas preparado con tu único mensaje de nada servirá si no conoces la tipología de votante que está detrás de la pantalla o de la bocina.


Podrías repetirlo todo el tiempo -como señala la escuela tradicional-, pero si tus escuchas son un voto imposible habrás perdido el tiempo.

Los medios de comunicación y sus diversos programas tienen un epicentro geográfico de mayor audiencia, así como un alcance demográfico promedio.


Conocer las necesidades específicas de la mayoría de la población a la que impacta ese programa y dirigir el mensaje por rangos de edades cambia diametralmente el mensaje.


Un mensaje genérico y tradicional palidece en recordación e impacto contra una narrativa métrico- dirigida al elector que quieres conectar, comunicar y convencer.


Las y los entrevistadores también son electores. Conocer sus tendencias, sus posibles necesidades, vivencias, filias y fobias son clave para generar emoción y empatía con tus palabras.


Habrás perdió el tiempo y expuesto tu reputación si no lo tienes claro o colocas mensajes contradictorios al interés comercial o social del medio o de los interlocutores.


2.- Sumar y quitar votos con tus declaraciones.

Las campañas se ganan sumando votos, pero también evitando lleguen a tus competidores. Con tus declaraciones en diversas entrevistas es posible restar.


Un buen media training electoral, con base a una estrategia de comunicación y sus tácticas mediáticas, debe contemplar la enseñanza de tácticas y técnicas para restar adeptos y hacer contraste a tus competidores en radio y televisión.



Las entrevistas en medios de comunicación te permiten hacerlo si lo haces con efectividad y con la metodología adecuada.

El acudir tácticamente a aquellos programas que, por su alcance demográfico y geográfico, sean voto blando de tu competidor y permitan con tus declaraciones y mensajes poner en duda la propuesta política de tu rival es fundamental.


Recuerda que al voto fluctuante y débil de tu rival hay que hacerlo dudar y con una buena declaración se puede lograr. La clave está en usar el fraseo adecuado y el lenguaje corporal para despertar emociones de rechazo.


3.- Dominar el timing y framing mediático con tus declaraciones.


Un media coach o media trainner adecuado -y en total coordinación con la estrategia de campaña- podrá ser de tu utilidad para sugerir e indicar cuales son los tiempos mediáticos de campaña que te permitan lograr avance en tres etapas:


a) Incrementar nivel de conocimiento, atributos personales, causas y banderas sociales b) Posicionar tu oferta política, métrico- dirigida geográfica y demográficamente y c) los tiempos y las formas para pedir el voto.


En cada una de estas etapas dominar la generación de emociones como la esperanza, el enojo y el castigo es fundamental para que tu estratega mediática sume a la meta electoral.


El saber cómo dominar la agenda mediática y colocar los temas de los que se quiere se hable durante toda la campaña es un imprescindible en la capacitación de candidatos o voceros de campaña.


Hacer que tu cliente principal y sus voceros, que lo acompañan en el proceso electoral, dominen la táctica mediática para sumar o quitar votos es el objetivo principal de un media trainner electoral y no sólo hacer que escuchen tips o recomendaciones en una sesión de 4 horas.




Javier Esquivel. Cuenta con amplia experiencia nacional e internacional en la capacitación de voceros. Ha preparado a candidatos presidenciales, vicepresidentes, ministros, secretarios de Estado y gobernadores por todo América Latina.