ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ. La nueva outsider de la comunicación política




Por Yassin Radilla @YassinRadilla


Alexandria Ocasio-Cortez no llega ni a los 30 años de edad, es de origen latino y además está colocando sin pudor su agenda socialista y progresista en el corazón de las y los estadounidenses, encomienda que no cualquier político decide aventarse, por muy experimentado que sea, sobre todo si se considera que el país vecino es una de las naciones con más fobia a la intervención del Estado en los mercados y al cambio (léase sobre el triunfo de Donald Trump).


Eléctrica, atrevida, muy millennial, inteligente, descaradamente de izquierda y con la gracia para protagonizar magazines de moda, así describe la prensa internacional a la senadora demócrata Alexandria Ocasio-Cortez. Su capacidad para transgredir el nicho legislativo estadunidense le dan un espacio en esta edición Campaigns & Elections, pues todo lo que toca se polemiza.


Ya ha dado muestras de su tenacidad y colmillo político, pues con sus escasos 29 años de vida se convirtió en la legisladora más joven del parlamento estadounidense y la figura más reconocible de un movimiento que busca abatir el cambio climático: The Green New Deal.

Dichos atributos que le han valido un reconocimiento ciudadano y mediático, sobre todo en el distrito progresista que representa, pero también incontables críticas de políticos tradicionales. Incluso ha sufrido del ‘fuego amigo”, nada más ni nada menos que de parte de Nancy Pelosi, la líder demócrata que desafía al presidente Trump.



“Aunque haya personas que tienen un gran número de seguidores en Twitter, lo importante es que tenemos un gran número de votos en la Cámara”, refirió la veterana para trolear a la joven legisladora, quien presume de contar con millones de seguidores en sus redes sociales. Cuenta con 3.9 millones de followers. Sin embargo, a ella la crítica no parece importarle tanto de donde provenga.


Si desea posicionar un mensaje o defenderse de lo que la prensa tradicional sostiene de ella, sólo le basta con tomar su móvil para conversar con sus representados –o fans-, frecuentemente desde la intimidad de la cocina de su departamento.




Muchos sostienen que AOC llegó donde está al empatar con las características demográficas de su distrito ubicado en Queen-Bronx, en la cosmopolita ciudad de Nueva York. Por lo que igual número de personas dudan si su mensaje, tan inclinado hacia la izquierda, sea favorable para el partido demócrata. Estados Unidos no es únicamente el distrito progresista que ella representa.


Mientras que el tiempo no nos diga si la asociación socialismo-comunismo acabará con su incipiente pero ya arrobadora carrera política, hay que reconocer la capacidad comunicativa de Ocasio-Cortez.


Ella podría ser la opción para elevar el rating del mismísimo canal del congreso ¿Cómo lo hace? “Lo consigue por una combinación de factores. Es muy dinámica, tiene sentido del humor, y es sobre todo muy auténtica. Llega a la política sin haberse estado preparando años y tiene esa mirada fresca sobre lo que pasa en Washington”, explica Stephanie Kelton, en entrevista para El País.


Es la hora de uno de nosotros

Su campaña política comenzó como el sueño americano. Con diez veces menos recursos que su exitoso opositor demócrata, el poderoso congresista Joseph Crowley, AOC dio la sorpresa. Siendo “mujer, latina y voz de desfavorecidos”, que para la periodista Amanda Mars son motivos poderosos para perder, conquistó a los habitantes de su distrito, o en palabras de El País, concretó un golpetazo al establishment, gracias a un mensaje que incluye a la diversidad como eje de su política.


En una de sus cartas editoriales, el mismo diario español argumentó la capacidad de articular mayorías. Para su campaña, la excandidata contrató a Tandem, firma creativa fincada en Nueva York que creó una campaña cínica inspirada en símbolos sindicalistas del pasado y que se oponía de forma audaz a los colores tradicionales del partido del burro: rojos, blancos y azules”.



Ella declinó por el púrpura, por ser la conjunción del azul y el rojo, así como el amarillo, para salpicar de positividad la campaña, sin dejar afuera al tradicional azul; y por diseños altamente reconocibles y consistentes, pese a la desconfianza que podrían despertar estas herramientas de imagen corporativa, al asociarse a la trivialización mercadológica e impersonalización de la política.


"Es un error pensar que tener una marca pulida es algo malo. Tener un buen diseño no significa que estés tratando de engañar a la gente; un buen diseño significa que están comunicando su mensaje correctamente y amplificando quiénes son", comentó en entrevista para el portal Vox, María Arenas, diseñadora gráfica de la campaña y autora de sus virales posters de campaña.


Dicho portal detalló que la estrategia de quien fuera camarera se centró en personas jóvenes y de color, dos sectores de la población marginados por muchas campañas electorales, sobre todo por su baja participación en este tipo de comicios. Cabe señalar que su distrito tiene una población de más de 600 mil habitantes, de la que la mitad es de origen latino.


Ella refunfuña que atribuyan su triunfo al factor demográfico. Sin embargo, el citado portal le da la razón, al mencionar datos de City University of New York Graduate Center, que sostienen que Ocasio-Cortez ganó, en parte, gracias a un gran apoyo latino, pero que “sus mayores márgenes de apoyo estaban en Astoria y Sunnyside, vecindarios con más población blanca y donde se mueven los millenials”.


Además de ser una política que confía en su equipo de comunicadores, ella, por sí sola, sabe comunicar. A inicios de este año, en un intento fallido por ridiculizarla, un usuario de Twitter publicó un video en el que la nacida en el Bronx baila junto a unos amigos en una azotea. Miles la criticaron.



Ocasio-Cortez contestó magistralmente. "He escuchado que los republicanos piensan que es escandaloso que las mujeres bailen. Ya verás cuándo descubran que una congresista también baila. Que tengáis un buen fin de semana", escribió desde @AOC. Pum.



The Washington Post celebró sus acciones de campaña como “el gol de la victoria” de Ocasio por “promocionar a un político como si fuera una nueva serie de Netflix”. Este 22 de abril, la propia legisladora compartió un adelanto de “Knock Down The House”, un documental filmado durante su campaña que fue estrenado en la citada plataforma streaming, en mayo.


De acuerdo al tráiler del filme, 529 mujeres aspiraron a un cargo en el Congreso de los Estados Unidos. De las cuatro que aparecen en el documental, sólo Ocasio-Cortez fue electa.



One of us

La demócrata es quizá la voz del ala más liberal del partido progresista. Entre los temas de su agenda legislativa se encuentran la pugna por la universalización del Madicare, el desmantelamiento de la agencia de Inmigración y Control de Aduanas, mejor conocida como policía fronteriza, el robustecimiento del control de armas y el reclamo de impuestos de hasta 70 por ciento para ingresos superiores a los 10 millones de dólares, una propuesta tributaria que recibió el aval de un Nobel de Economía.


Quizá su proyecto más sonado es The New Green Deal¸ un ambicioso plan medioambiental para abatir el cambio climático, mediante estrategias controvertidas, como hacer que todo el consumo energético de Estados Unidos sea satisfecho en su totalidad por energías limpias, para el año 2050. Nancy Pelosi también la desdeñó al respecto: “Será una de las muchas propuestas que recibamos”. ¿Será envidia?



Lejos de una guerra de egos, el tema quizá tiene un fondo más interesante. Es posible que la experimentada senadora es uno de los frentes del sector demócrata más moderado, ese grupo que para la propia AOC reaccione tibiamente ante las atormentadas decisiones del presidente Trump.


Y es que esta ala moderada del Partido Demócrata teme que la agenda transgresora ahuyente el voto. Como ya se dijo, Estados Unidos es uno de los países con mayor temor al socialismo, porque se cree que basta con un paso para llegar a un régimen comunista. En estos tiempos, para los izquierdistas no hay oportunidad para errores.


Ya el tiempo dirá si su carrera política, la que comenzó tras una barra en un café neoyorquino, trasciende la anécdota para reconfigurar la historia de su nación. Lo cierto es que una alta popularidad, es sinónimo de altas expectativas. C&E

Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)