AMANDA GORMAN. La poetisa que paralizó al mundo en la toma de protesta de Joe Biden


La poeta Amanda Gorman en la toma de protesta de Joe Biden

Tuvo una competencia más que dura: las interpretaciones inmaculadas de Lady Gaga y Jennifer Lopez, el vestuario despampanante de Michelle Obama, los mitones virales de Bernie Sanders. Por no hablar del evento en sí mismo: la asunción del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y su vice, Kamala Harris. Pero con solo 22 años y el oficio menos glamoroso del mundo, la poeta Amanda Gorman se robó el show el 20 de enero en Washington DC.


En Twitter la festejaron desde Barack Obama hasta Oprah Winfrey (quien le regaló, para la ocasión, un anillo con un ave enjaulada, una evocación de Maya Angelou, poeta de la asunción de Bill Clinton), desde Malala Yousafzai a Lin-Manuel Miranda, cuyo musical Hamilton inspiró tanto a Gorman que su poema, “The Hill We Climb” (La colina que subimos), incluye dos referencias. Su cuenta @TheAmandaGorman pasó de 189.000 seguidores a 1,4 millones; en Instagram, de 56.000 a 2,5 millones.


“La poeta Amanda Gorman fue, por mucho, la que más interacciones generó en las redes sociales el día de la toma de posesión”, destacó Axios. Según datos exclusivos de NewsWhip, la publicación sintetizó los números: “Las 4.143 interacciones por artículo de Gorman fueron casi tres veces más que las de los Obama, que quedaron segundos”.



Basta con citar a un medio para representarlos a todos, ya que la felicitaron de manera unánime: “Una interpretación que dejó a todos boquiabiertos”, calificó Los Angeles Times, el periódico de la ciudad de la poeta. También la biblioteca pública del condado la celebró: tres años antes de haberse convertido, en 2017, en la primera joven poeta laureada, Gorman fue joven poeta laureada de Los Angeles. Tenía 16 años.


“Las cuatro noticias más virales del día de la asunción fueron todas sobre Gorman”, continuó Axios. “La primera, de NPR, generó 1,74 millones de interacciones en las redes sociales (likes, comentarios y republicaciones), casi dos veces más que la nota siguiente. La quinta fue sobre el oficial de la policía del Capitolio Eugene Goodman, quien escoltó a Harris en la ceremonia. La jura de Biden se ubicó en el sexto lugar”.


El ex presidente Obama tuiteó: “En un día para los libros de historia, Amanda Gorman recitó un poema que estuvo más que a la altura del momento. Los jóvenes como ella son prueba de que ‘siempre hay luz, si solo somos lo bastante valientes para verla, si solo somos lo bastante valientes para ser la luz’”, la citó. Su esposa y ex primera dama también la celebró: “Con sus palabras fuertes y conmovedoras, Amanda Gorman nos recuerda el poder que cada uno de nosotros tiene para defender nuestra democracia. ¡Sigue brillando, Amanda! No veo la hora de saber qué haces a continuación”.


Kerry Washington, Reese Witherspoon, John Legend, Bette Midler, Elizabeth Banks, Jimmy Kimmel, Nikita Gill, Stacey Adams, Hillary Clinton y Jericho Brown, entre otros, sumaron sus voces a los gritos de “¡Brava!” como los de Winfrey: “¡Nunca me he sentido más orgullosa de ver elevarse a otra joven mujer! ¡Brava, brava, Amanda Gorman! Maya Angelou te está aclamando, y yo también”.


La primera dama, Jill Biden, fue la impulsora de la invitación que Gorman recibió via Zoom en su apartamento de West Los Angeles, mientras pasaba el agravamiento de la pandemia en California mirando The Great British Baking Show. La esposa del presidente la había escuchado recitar en la Biblioteca del Congreso y sugirió su nombre al comité que organizó el acto del 20 de enero. Así fue como la angelina se convirtió en la poeta más joven que escribió y leyó un texto en una asunción: la precedieron —entre otros— Robert Frost, Miller Williams, Elizabeth Alexander, Richard Blanco y Angelou.


Según contó a Los Angeles Times, el comité sólo le dijo que el tema central del evento sería la unidad nacional, sin indicarle alguna línea específica. “Gorman comenzó el proceso, como siempre hace, con investigación”, agregó The New York Times. “Buscó inspiración en los discursos de líderes estadounidenses que trataron de unir a los ciudadanos en épocas de divisiones intensas, entre ellos Abraham Lincoln y Martin Luther King Jr”. Su banda de sonido incluyó las de The Crown, Lincoln, Darkest Hour y Hamilton.


Mientras trabajaba en “The Hill We Climb”—iba aproximadamente por la mitad— sucedió el asalto al Capitolio, el 6 de enero, a cargo de fanáticos de Donald Trump que intentaron impedir la certificación de los votos del Colegio Electoral que oficializó el triunfo de Biden. “No iba a tratar de escribir algo en lo que esos hechos se describieran como una irregularidad o algo diferente de los Estados Unidos que yo conozco”, dijo al LA Times. “El país es complicado. Todavía está en el desarrollo inicial de lo que podemos llegar a ser. Y tengo que reconocer eso en el poema. No puedo ignorarlo o borrarlo. Así que elaboré un poema inaugural que reconoce esas cicatrices y esas heridas”.


Fue una noche larga: se quedó hasta tarde para terminar el texto. Era —pensó— probablemente una de las cosas más importantes que haría en su carrera. Dijo al diario de Nueva York que quiso que su poema, a pesar de todo, tuviera “un aliento de alegría” porque, con todo, creía que “había mucho por celebrar en la asunción”.


Gorman, que tiene una hermana melliza, se enamoró de la poesía a los ocho años cuando una maestra leyó a la clase Dandelion Wine (Vino de diente de león), de Ray Bradbury. Se quedó días enteros con la reverberación de esas palabras. Comenzó a leer de otra manera y a relacionarse con sus libros de otro modo: le gustaba comprarlos en las tiendas de cosas usadas —guarda de entonces una versión infantil de Jane Eyre— porque sentía que, al leerlos, muchos se volvían parte de su vida, y tardaba en devolverlos a la biblioteca.


“Cuando mis amigos me dicen ‘Te va a encantar este libro, te lo presto’, les digo: ‘Mejor no’”, explicó al LA Times.


En la columna de las oportunidades que tuvo, Gorman cuenta haber crecido con una madre maestra de escuela secundaria, Joan Wicks, y haber asistido a clases en una institución privada, New Roads School, que enfatiza la diversidad de los estudiantes. Y en la columna de los desafíos apuntó haber sufrido de trastornos del habla. Curiosamente, igual que Biden y que Angelou.


La idea de hablar en público le daba terror inicialmente. Le llevó años dominar algunos sonidos, en particular la R le resultaba difícil. “Pero no considero que mi discapacidad sea una debilidad”, agregó. “Me ha convertido en la intérprete y la escritora que me esfuerzo por ser”.


La poeta Amanda Gorman se robó el show el 20 de enero en la asunción de Joe Biden y Kamala Harris.

Gorman se graduó en sociología en la Universidad de Harvard y sueña con competir por la presidencia de los Estados Unidos en 2036, el primer ciclo electoral en el que alcanzaría la edad necesaria para hacerlo. Mientras tanto, se dispone a continuar con su carrera literaria: en septiembre de 2021 publicará Change Sings, el primero de dos libros para niños que ha concluido, que ilustró Loren Long, responsable también del arte en el libro de Obama para sus hijas Sasha y Malia, Of Thee I Sing: A Letter to My Daughters.


Ese mismo mes saldrá The Hill We Climb, su primera colección de poesía, reunida con el título de la pieza que leyó en la asunción de Biden y Harris. Pero tras el éxito de Gorman en el acto del 20 de enero, Penguin Young Readers decidió publicar una edición especial del poema solo, en tapa dura, con una tirada inicial de 150.000 ejemplares.

Textos de otros. Publicado originalmente en Infobae


Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)