A.M.L.O y sus retos comunicativos.


Ganar con un 53% del voto y con una diferencia de mas de 20% al segundo lugar fue un logro épico en la historia moderna de México, ha sido la victoria más contundente desde que en 1990 se estableció el entonces Instituto Federal Electoral (IFE), hito en la democracia mexicano. Junto con esa victoria electoral personal la campaña de el ahora Presidente Electoral López Obrador también logró un voto masivo o “voto parejo” para otros postulantes de su partido. Efecto fue tan potente que aun hoy en día seguimos enterándonos de victorias electorales del “tsunami MORENA” en plazas donde hasta hace pocos meses la izquierda mexicana era casi inexistente.


El éxito de la campaña fue abrumante, la expectativa que Andrés Manuel López Obrador ha generado en la ciudadanía también lo es. Si bien, el éxito de su administración dependerá principalmente en la implementación exitosa de sus políticas públicas, la comunicación también jugará en rol central en su aceptación. Abajo analizamos algunos retos que nuestro próximo presidente enfrentará en materia de comunicación.


Diferenciación de marca


Cuando AMLO pidió “voto parejo” para sus compañeros de partido le pidió a los ciudadanos que confiaran en ellos como ya confiaban en el entonces candidato a la presidencia. A través de este llamado; en la práctica sólo hubo una campaña, la de Andrés Manuel López Obrador. Dado este hecho, solo hubo una marca “ AMLO”. La ventaja fue la victoria aplastante, el reto ahora es que no se genere un efecto boomerang en el cual los errores de terceros – apoyados por el en la elección – se le contabilicen directamente al futuro presidente.


Para evitar o al menos contener el desgaste de la marca “AMLO” acciones ajenas a el es importante comenzar a desarrollar las otras marcas que convivirán con el durante su sexenio. De manera específica es urgente consolidad y dar significado a la marca MORENA, que hasta el momento sólo es percibida como “el partido de Andrés Manuel”. Otra marca que habría desarrollar y darle su voz será la del Gobierno de la República marca que cobijará a su gabinete y acciones de gobierno; un aspecto fundamental en la comunicación gubernamental.


Si, como lo ha hecho hasta el momento, la única marca que pesa es su firma personal esta se irá desgastando a lo largo del sexenio.


Fijación de agenda


El mayor fracaso comunicativo de la administración del aún Presidente Peña Nieto fue su incapacidad para retomar y marcar la agenda pública después de que los medios de comunicación publicaran la nota de la “Casa Blanca”. Antes de este episodio el Presidente Peña había logrado fijar la agenda con el Pacto por México y sus reformas estructurales; esta fue la última época en el cual el Presidente tuvo una opinión pública favorables.


Para Andrés Manuel López Obrador marcar agenda nunca ha sido difícil, lo hizo durante su periodo como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, lo hizo en sus campañas políticas y lo esta haciendo ahora, desde las escaleras de su casa de transición en la colonia Roma. Se le viene de forma natural. Ya tiene previsto volver a sus conferencias de prensa matutinas que tanto capital político le generaron durante su gestión. ¿Cuál es el reto?


El reto consiste en entender que , por el momento, su competencia en fijar la agenda política nacional ya no son los otros partidos políticos – por el momento estos son virtualmente inexistentes - su competencia real son organizaciones del la sociedad civil generosamente financiadas por la iniciativa privada con intereses específicos. A diferencia de los partidos de oposición ellos si están organizados, cuentan con liderazgos fuertes y tienen objetivos claros; algunos en sintonía con lo que será la nuevo administración, otras directamente opuestos.


Coordinación


Andrés Manuel es un excelente comunicador, su gente no tanto. Sólo bastó ver las pifias que en una semana cometieron Gerardo Fernández Noroña, Martí Batres y Ricardo Monreal. Las razones de estos errores son varios, desde un deseo de llamar la atención, faltas de saber enmarcar un mensaje o falta de asesoría para manejar “publicity stunts” pero lo que si compartían todos los errores es que distraían o aun peor – actuaban en contra de los mensajes transmitidos por el Presidente Electo. La única manera de resolver este problema es con una clara línea de mensajes, coordinación interna y disciplina. Suena fácil, pero es un trabajo enorme.


Un factor clave en la gestión de este gobierno será saber administrar las expectativas de las más de 30 millones de personas que le dieron su voto, también será importante blindarlo de personas buscando cualquier error para criticarlo, en este sentido la comunicación será un factor clave en crear las condiciones de opinión pública y publicada para avanzar una ambiciosa agenda. No se pueden permitir errores. C&E

Contacto C&E

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital) 

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon