Annia Gómez Cárdenas. Presidenta de la Comisión de Federalismo de la Cámara de Diputados.


C&E. La primera mujer en ser reelecta en la historia de su natal Nuevo León la enorgullece, pero trabajar por defender a México, la vida y la libertad de las mujeres y de los hombres es lo que más satisfacción le genera a Annia Sarahí Gómez Cárdenas, diputada federal por Monterrey, quien se congratula al asumir una gran responsabilidad en la Cámara Baja y trabajar por más espacios para el sector femenino: “lo que hoy me toca hacer es estar del lado correcto de la historia… Defiendo la dignidad de las personas, quienes deben ser el centro de cualquier decisión pública. Siempre”, comentó para Campaigns & Elections.


¿En qué momento descubriste que tu camino era la incidencia pública?

Desde muy joven participé en muchas actividades sociales, la iglesia, organizaciones de la sociedad civil, actividades culturales, la escuela. Así me di cuenta que el trabajo con la gente, las relaciones humanas, el quehacer público era lo mío. Y es algo que amo y que disfruto mucho hacer. Todo el tiempo.

¿Cómo fueron tus inicios en la política?

Estando ya en la carrera universitaria empecé a involucrarme en diversas actividades partidistas, aunque antes desde primaria y secundaria siempre era líder en algo, en la sociedad de alumnos, en los concursos de oratoria, en los eventos culturales, siempre. Además llegué muy joven a un partido político que me acogió y en donde me identifiqué inmediatamente, porque ahí siempre estaban pensando en cómo resolver problemas de la gente.


Un día me invitaron a ser la titular de la Secretaría de Promoción Política de la Mujer, en el estado de Nuevo León, esa ha sido una de las mejores experiencias de mi desarrollo profesional. Conocer a tantas mujeres y saber que cualquier cosa que yo hiciera impactaría en ellas me motivaba todos los días a hacer bien mi trabajo.

Ahora, ser la primera mujer reelecta como Diputada Federal en toda la historia de Nuevo León, me llena de mucho orgullo pero también de una gran responsabilidad. Me siento muy comprometida con ser representante de un estado tan importante.



¿Quién es tu inspiración?

Mi madre, una mujer que nunca se rinde, en serio. Jamás he visto que algún obstáculo la detenga para lograr sus metas. Es una mujer que sacó adelante a sus tres hijas, sola, con mucho esfuerzo, trabajando todos los días, mucha perseverancia, pero sobre todo con mucho amor. Eso me ha dejado marcada para toda la vida. No hay cosa que yo haga en mi carrera política y en mi quehacer diario en la que no piense en ella. En su ejemplo, sus lecciones. Su entusiasmo por la vida.

¿Qué tan difícil es para una mujer estar en política? Cuéntanos una anécdota al respecto positiva o negativa.

Estar en política es difícil para hombres y mujeres. Es un ámbito de mucha responsabilidad. Todos los días estás enfrentado retos, cambios, dificultades. Porque parte de nuestro trabajo es tomar decisiones por mucha gente y eso siempre implica hacerlo con mucho compromiso. Jamás tomarlo a la ligera.

Una vez siendo candidata, un señor me dijo que por ser mujer y joven no podía representarlo a él. Eso de pronto me asustó un poco, no porque yo no estuviera convencida de que podía representarlo a él y a todo Nuevo León (ya por segunda vez) en el Poder Legislativo, me asustó porque su reacción me hizo pensar que no habíamos avanzado nada en cuestión de discriminación o culturalmente hablando. Pero después entendí que cualquier cambio social que queramos lograr, de la índole que sea, implicará un crecimiento en el pensamiento de cualquier persona. Y eso toma tiempo. Pero no es imposible.


¿Sufriste alguna vez discriminación profesional por tu género?

Sí. En mi caso, desde hace mucho tiempo me dediqué a estudiar todos estos temas, así es que he podido detectar muchas cosas a tiempo y reaccionar de una manera profesional, pero sobre todo que me permita protegerme a mí y a otras mujeres. Creo que esa es una gran ventaja. Por eso siempre es importante estar preparadas y preparándonos.

¿Es más difícil hacer equipo con los hombres o con las mujeres?

Creo que en ambos casos depende de cuáles sean tus objetivos. He tenido la fortuna de coincidir con personas maravillosas de las que he aprendido mucho y con quienes he podido hacer un gran equipo; mujeres y hombres. Pero por supuesto que siempre será más divertido hacer planes con las mujeres, porque además nos volvemos amigas y confidentes. En política he encontrado amigas extraordinarias. Y en cuestión de trabajo queremos resolver el mundo en un ratito.

¿En qué momento te has sentido apoyada por el género opuesto?

En muchas ocasiones. Mi propio equipo de trabajo está integrado por hombres y mujeres y siempre he sentido un gran respaldo. Sin duda hay situaciones o temas que podré hablar o trabajar más fácil con mujeres, pero en mi corta carrera he aprendido mucho de ambos.

¿Por qué es importante tener más mujeres en el poder?

Las mujeres debemos estar en todo porque somos la mitad de la población, así de simple. Sin dejar de lado que la capacidad para tomar buenas decisiones, para construir un mejor país la tenemos mujeres y hombres. Pero por supuesto que las mujeres tenemos que estar en la toma de decisiones. Tomar el poder.



¿Hoy con la cuota de género hay la misma cantidad de mujeres y hombres en puestos públicos, crees que esto se ha visto reflejado en un mayor bienestar para la mujer de a pie?

Tiene que ser así. Pero ojo; transformar a un país o reconstruirlo es responsabilidad de todas y todos. Pero sin duda ha sido a raíz de que hay más mujeres en la toma de decisiones que ha habido mayores avances para las niñas y las mujeres mexicanas. Hablar siquiera del tema, ya es un avance. Eso no debería estar ya en duda. Hay que seguir trabajando con el mismo entusiasmo como si todavía no hubiésemos conseguido nada, pues aún falta mucho por lograr.

¿Cómo observas la desigualdad de género en México, en relación con América Latina y el mundo?

México es uno de los países que mayores avances ha tenido por ejemplo en la participación de las mujeres en los puestos de toma de decisiones. Se han creado más mecanismos para el acceso a la justicia. Existe por ejemplo todo un anexo en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el avance de las mujeres y el acceso a una vida libre de violencia. Y esto no es tan nuevo. El tema es que debemos seguir construyendo el andamiaje para que sea cada vez más robusto y llegue a más mujeres y niñas. Creo que seguimos teniendo un gran reto en lograr que cada vez más mujeres tengan acceso a la educación y a una salud digna.


¿Dónde o en qué tema ves más rezago en el país para las mujeres?

En seguridad y violencia. Hay que decirlo, desafortunadamente nuestro país sigue teniendo una deuda con las mujeres en ese sentido. Por eso desde la Cámara de Diputados propusimos una Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar el Delito del Feminicidio, para poder combatir este problema desde la raíz.

¿Qué necesitan lograr las mujeres?

Las mujeres necesitamos seguir construyendo, conquistando y abriendo camino para todas. Para todas: desde las niñas, hasta las madres de familia y las que deciden no ser mamás, o esposas, las que deciden formar una familia a su manera también, las que construyen desde el ámbito académico, desde el sector salud, desde la política, el arte, el deporte, la ciencia, las que trabajan dentro y fuera de su hogar. Las que tienen sueños, ilusiones, ideales. En ese camino que hemos ido construyendo tenemos que caber todas. Con nuestra dignidad, nuestros anhelos, nuestras formas de ser y de expresarnos. Con nuestra capacidad para aportar lo mejor de nosotras mismas a nuestro entorno.

¿Pueden las mujeres hacer equipo con el hombre en la política?

Por supuesto. Cualquiera que esté en política debe ser capaz de hacer equipo con los demás, de generar acuerdos. De construir. Me gusta mucho esa palabra pero es que es real, si no estamos aquí para construir, entonces para qué estamos. Podemos lograr lo que sea que nos propongamos por el bien de México.


¿Cuéntame cómo lo has vivido tú?

Hay que aceptar algo, cada quien tiene su propia forma de hacer política y eso ya lo hace complicado per se, pero eso no significa que no podamos hacer equipo. Por supuesto que hay hombres que aún tienen cierta resistencia cuando se encuentran con mujeres en este ámbito. Pero quien entiende el quehacer político y tiene claro que para lograr objetivos se necesita de la capacidad de todos, no le importa si el de al lado es hombre o mujer. Además siempre será bueno aprender de quien no piensa igual a ti.

¿Estamos listos para tener nuestra primera presidenta de México?

Por supuesto que sí. Esa duda ya no debe existir. Y México está más que listo para tener un liderazgo humanista, que quiera construir un país verdaderamente sustentable, con desarrollo para toda la gente y con paz.


¿Qué características debe tener esa mujer?

Debe tener un profundo amor por México y un extraordinario respeto por el ser humano y por la vida. No se puede cuidar ni sacar adelante lo que no se ama. Y ya es hora de que nuestro querido país tenga un liderazgo que trabaje con el corazón. Sin rencores, ni venganzas, sin desperdiciar el tiempo ni los recursos. Con temor a la justicia.


¿Cómo imaginas el México por el que luchas cada día?

Justo así, lleno de personas que pongan el corazón en todo lo que hacen y que quienes lleven las riendas de este país lo hagan con verdadera responsabilidad. Creo que estamos en un momento crucial en el que cada uno de nosotros puede decidir si queremos un país que viva en el pasado, o estamos dispuestos a ver hacia adelante.


Concretamente, ¿Cómo y cuánto incide tu trabajo en un cambio para la mujer mexicana?

Mi trabajo está dedicado todos los días a defender a México, la vida, la libertad de las mujeres y de los hombres. Defender la verdad, aunque tenga un costo alto. Aunque ello implique sacrificios. Lo que hoy me toca hacer a mi, estar del lado correcto de la historia, aunque no sea lo más popular, incide e incidirá porque principalmente defiendo la dignidad de las personas. Y la persona debe ser el centro de cualquier decisión pública. Siempre.


#100MujeresDePoder