1024X60_CUIDATE MAS_1.jpg

CARLOS GUTIÉRREZ. EL FRANCOTIRADOR DIGITAL



Por: Isaac Hernández @IsaacHV

Fotografía: Marco Samaniego

@marcosamaniego


Conocimos a Carlos Gutiérrez hace 6 años en la Ciudad de México, recién desempacado del aeropuerto. Meses antes le contactaron para participar en un proyecto. Su crecimiento estaba en ciernes. Con victorias y derrotas fue desarrollando un modelo basado en el conocimiento individual del ciudadano en torno a la red.


En poco tiempo, Carlos formaba parte de cuartos de guerra, en donde intervenía con inteligencia humana y artificial en elecciones con una precisión tecnológica que transformaba en triunfos electorales. Su destacada labor le brindó el reconocimiento en el 2017 al obtener el Rising Star premio que distingue a los jóvenes profesionales de la comunicación política mundial con menos de 37 años, sumando su nombre a una lista selecta de consultores como James Carville o David Axelrod.



Su visión no se nubló al obtener reconocimientos como Reed Award y Reed Latino en los años subsecuentes. En el 2018, Le Black Room, opera en cinco países y en dos continentes. Su victoria en la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández en Honduras fue el resultado de generar una conversación del entonces candidato con un electorado dispuesto a escuchar y aportar para la construcción de un mejor gobierno a través de las redes sociales.


En efecto la psicografía, la antropología y etnografía digital han sido sus aliados, pero es su metodología desarrollada a lo largo de este tiempo lo que lo distingue de otros consultores. Además de una gran discreción. Vive, siente, absorbe el ambiente que más tarde convertirá en bits que se multiplicarán de forma infinita hasta penetrar en la mente del ciudadano.

De forma única analiza e interpreta con una certidumbre qué es lo que piensa y cómo actúa la sociedad con base en la conversación digital. Él y su equipo se toman el tiempo para preparar tiros de precisión que sólo puede proporcionar un francotirador digital.





C&E. ¿En qué momento decides comenzar tu propia consultoría política en materia digital?

Carlos Gutiérrez (CG). Creé la agencia en el 2008. Al principio todo el mundo pensaba que estaba loco, que las redes sociales sólo eran para entretenimiento y que no iban a pagar por estar todo el día “en Twitter y Facebook”. Hubo planteamientos que hice en los que fui el primero, como cuando propuse que un candidato presidencial realizara un hangout en Google+ antes que ningún político del mundo lo hiciera. Con las experiencias, nacionales e internacionales, los proyectos electorales, gubernamentales y corporativos fui definiendo lo que hoy es Le Black Room y su metodología.


Carlos Gutiérrez En Los Spin Doctors. El Congreso de Comunicación Política y de Gobierno más Influyente del Mundo


La comunicación digital se basa en investigación, análisis, metodología, tecnología. El entorno es cambiante y hay que interpretar bien. Modelar el comportamiento digital de las personas para poder llegar a ellas de forma efectiva y con temas que realmente impacten. Es un ser vivo al que hay que ir conociendo cada día. Hoy la tecnología te permite impactar mejor. Por ello trabajo con las mejores herramientas de Inteligencia Artificial. Manejando mis armas, están mis agentes, especialistas en cada una de las áreas necesarias.


Todo el mundo habla del Big Data, el Thick Data. Hablamos de Small Data, del ADN emocional. Hemos pasado del Business Intelligence al Data Storytelling. A realizar modelos predictivos en tiempo real que nos permiten impactar de forma más eficiente con un lenguaje adaptado y generación de contenidos a medida en cada país en el que trabajamos.

C&E. Cuales fueron tus primeras campañas ¿Qué aprendiste?

CG. Mis primeras campañas fueron en España en los diferentes niveles de administración (municipal, estatal, presidencial) y campañas gubernamentales. Después llegué a Latinoamérica comenzando con México.


En cada campaña en la que he participado he aprendido cosas nuevas. Por el o la candidata, por los equipos multidisciplinares, las metodologías de cada estratega general. He tenido la oportunidad de trabajar en ambos continentes con muchos estrategas generales reconocidos que tienen su propia metodología y forma de armar la estrategia, base de cualquier campaña digital. Porque una buena estrategia digital tiene que estar alineada con la estrategia general. De ahí la importancia que los estrategas digitales formemos parte de los War Room de la campaña.



Cada campaña, cada profesional con el que trabajas te deja un aprendizaje. En digital lo importante no sólo es el conocimiento y la tecnología, sino también la experiencia que vas adquiriendo al trabajar en diferentes países, sociedades, culturas, especialistas, idiomas. Su psicografía, antropología y etnografía digital. Cada triunfo o derrota te va forjando y fortaleciendo en la experiencia. Los candidatos, gobernantes o estrategas para los que trabajamos valoran la lealtad, la calidad y la discreción. Uno vale más por lo que calla en política que por lo que cuenta.


Nosotros somos un equipo multidisciplinario que está operando en más de cinco países y en dos continentes.


C&E. Le Black Room además de ser una agencia de comunicación política, se distingue por ser una de las mejores en el ramo de la estrategia digital. ¿Cómo ha sido ese crecimiento?

CG. Armamento tecnológico y humano de alta precisión para alcanzar los objetivos definidos. Somos Francotiradores Digitales. En Le Black Room somos especialistas en comunicación digital. Nuestros agentes son multidisciplinares, especialistas que siempre llevan bajo perfil. Discretos, silenciosos y efectivos. Donde apuntamos, damos al objetivo. Tenemos varias oficinas en México y nos movemos constantemente.


La metodología, la capacidad resolutiva que tenemos, la flexibilidad para hacer equipo y la fortaleza para dirigirlos ha sido la base de nuestro crecimiento.


C&E. ¿A qué te refieres con un enfoque multidisciplinario?

CG. Es fundamental que una campaña tome lo mejor de diferentes disciplinas para construir una estrategia de acuerdo a las necesidades de los clientes, por eso para generar cada una de las estrategias, en Le Black Room contamos con personas expertas no sólo en el ramo de la comunicación, sino también en sociología, psicología, antropología, en ciencia política, es decir, en cada una de las disciplinas que nos permita conocer de una mejor manera el comportamiento de la sociedad a la cual nos queremos dirigir.


Para generar una publicidad programática, una microsegmentación; saber apuntar a cada objetivo específico es necesario tener en cuenta diferentes enfoques, para lo cual, el equipo está preparado en diversos temas que siempre ayudarán a tener, tanto una visión global, como una visión específica de cada fenómeno al cual nos enfrentemos.


Por ello, el crecimiento ha sido constante. Nosotros después de cada campaña en la que participamos, en equipo la analizamos, mapeamos los escenarios vividos en la campaña y continuamos aprendiendo. El proceso que nuestro cerebro hace en la toma de decisiones en la campaña digital es fundamental. Analizamos nuestro comportamiento como profesionales y agencia de forma que nadie pueda anticipar nuestra forma de trabajar.