CARLOS GUTIÉRREZ. EL AS DIGITAL



El estratega digital detrás del triunfo de Luis Abinader en República Dominicana. El único que sabe hoy lo que es ganar una elección presidencial en tiempo de cuarentena

Hace un poco más de un año que Carlos Gutiérrez, CEO de la empresa Le Black Room, puso una pausa a su vida social, se entregó por completo a un proyecto que hasta ese momento se mantenía en una completa secrecía. Al ser cuestionado sobre esta etapa profesional, se mantenía hermético como sólo grandes consultores lo hacen. Ahora todo ha cambiado, el triunfo en las urnas del ahora presidente Luis Abinader en República Dominicana, es resultado de la primera elección electoral en la época del COVID-19, de un equipo de comunicación digital, un ejército que Carlos Gutiérrez encabezó en medio de una cuarentena en República Dominicana.

En el juego de la democracia, Carlos es el as digital bajo la manga, la cual tiene el poder de transformar el espacio público virtual en un triunfo electoral. Es, en la sociedad red, el que entiende que la estrategia para ganar es saber movilizar con base en el ánimo social.

Estamos frente al estratega que sabe ganar elecciones en época del COVID-19, lo que para muchos podría resultar complicado, para Le Black Room fue una experiencia con base en la disciplina y una comunicación perfecta entre candidato, consultores y electorado.

Entrevistamos a Carlos en República Dominicana un día después de la toma de protesta de Luis Abinader como presidente de República Dominicana. Le pedimos que vistiera nuevamente su impecable traje blanco, corbata y pañuelo en la solapa de color negro que había portado durante la ceremonia protocolaria, que con base en los lineamientos del Ministerio de Salud pocos habían sido los convocados.

Pese a la presencia de virus, hombres y mujeres celebraban el comienzo de un nuevo gobierno, franco, abierto al diálogo con el ciudadano, donde las necesidades de la población es el eje de la nueva política pública. Se respira en las calles de Distrito Nacional un ambiente de esperanza, así igual desde el Valle del Cibao hasta el Valle de Tireo.


Este sentimiento social, no sólo es por los resultados electorales, representa el fin de un régimen de 16 años en el poder del Partido de la Liberación Dominicana, el cual utilizó todo el recurso a su disposición con el fin de mantener su status quo en una elección en medio de una pandemia mundial.

Con una computadora personal bajo el brazo –Guti– como le llaman sus amigos, nos narra cómo fue esta contienda electoral, las vicisitudes surgidas durante esta campaña, cómo enfrentó él y su equipo de trabajo la emergencia sanitaria del COVID-19 con una comunicación con base en estudios de microsegmentación, inteligencia artificial y etnografías digitales que dieron como resultado una estrategia con buenas prácticas reconocida por las principales plataformas y redes sociales.

Lo que para los contrincantes fue una guerra electoral, para el equipo de Le Black Room, fue la puesta en marcha de una generación de nuevas técnicas para conectar con el electorado, principalmente con público joven que vivía la pandemia desde su Smartphone. Con inteligencia electoral fueron dando tiros de precisión a cada uno de los públicos con base en sus necesidades, y en sus demandas, en otras palabras, se basaron en estudios de sociología, psicología, small data, inteligencia artificial, programática, semiótica, lo anterior hace de Carlos Gutiérrez el consultor digital que gana campañas en cualquier escenario. Bienvenidos a la nueva comunicación digital en la era del Covid-19

Carlos Gutiérrez, socio director de Le Black Room, agencia especializada en comunicación digital política. Es el primer consultor digital en realizar campañas online durante la pandemia. Recientemente logró el triunfo en la campaña presidencial de República Dominicana y del Distrito Nacional en Santo Domingo. Es el referente internacional para quienes trabajan en consultoría política y que lleva en su haber grandes éxitos y campañas internacionales como la presidencial de Honduras en 2017.

C&E. Te hemos visto trabajando en la República Dominicana manejando con absoluto éxito dos campañas, la de Carolina Mejía en el Distrito Nacional y la presidencial de Luis Abinader, las primeras de la historia con COVID-19 ¿Cómo fue que te sumaste a esta campaña electoral?

Carlos Gutiérrez (CG).- Comencé a trabajar en la campaña del hoy presidente de la República Dominicana hace dos años. Conocí a Luis Abinader gracias a Mauricio de Vengoechea, estratega general de la campaña y quien me invitó a sumarme a este equipo ganador.

En la primera reunión le analicé la situación digital del país y le definí lo que se podía hacer para trabajar la comunicación digital de la campaña a nivel táctico. Le compartí la metodología exclusiva de Le Black Room, nuestra forma de trabajo y procesos. El equipo de agentes especializados en cada área digital de la compañía y nuestra experiencia en trabajar con los equipos locales, fortaleciendo todo desde dentro de la campaña como un solo equipo. Ese fue el comienzo.

C&E. ¿Se comenzó con mucho tiempo entonces?

CG. Nosotros comenzamos hace dos años. Mauricio y Yago habían estado tangencialmente antes. Trabajar en un proyecto presidencial digital con tanto tiempo y con un candidato que confía en tu trabajo, te permite construir paso a paso, de forma sólida y planificada una comunidad orgánica fuerte, comprometida con el candidato y la campaña. El tiempo refuerza a los diferentes actores en el panorama digital que van a estar apoyando la contienda, de forma que construyes una red conectada, dinámica, preparada para cualquier situación que se presente. Consolidamos su comunidad de forma orgánica. Cuando llegó el COVID-19, tenía una comunidad real digital que lo apoyaba incondicionalmente. El Cambio en República Dominicana se construyó y forjó durante años, igual que su comunidad digital.



C&E. Parte del éxito de esa contienda en República Dominicana era precisamente el control de la información. ¿Cómo es trabajar de esa forma?

CG. En Le Black Room nuestra máxima es la discreción y la confidencialidad. Estamos trabajando en proyectos en varios países siempre con la misma regla. Nosotros trabajamos para gobiernos y candidatos desde el back stage, sin protagonismos. Son los resultados los que miden nuestro trabajo. En digital todo es medible y cuantificable.

Nuestro objetivo es ganar la guerra digital, movilizar a la ciudadanía. Investigar, analizar y modelar el comportamiento digital de la sociedad red, realizando modelos predictivos e impactando a las diferentes audiencias en formas personalizadas. Ver con perspectiva, construir y fortalecer la reputación digital real de los candidatos y las candidatas, de los gobiernos e instituciones para quienes trabajamos.

La capacidad de análisis y comprensión del sentir ciudadano es fundamental. No sólo es tener la información, es interpretarla correctamente para tomar las decisiones necesarias.

Quien descifra el trabalenguas actual de la sociedad y la forma de impactar en ella, gana.

C&E. Y ¿se puede saber hoy en qué piensa la sociedad?

CG. Sí, por supuesto. Por eso nuestros proyectos son exitosos. Conectamos con la ciudadanía de tal forma que se involucra, se suma a la visión de país que les proponemos en la campaña. Los contagiamos con esa visión para que así se incorporen y se construya el proyecto unidos. Hablamos de una forma diferente de trabajar, de volver a lo básico. De conectar los puntos y romper la barrera de rechazo que per se ha instalado la sociedad cuando les hablas de política. Cómo creas contenidos que les impacten, que les muevan, que les emocionen y quieran compartirlo. Por supuesto siempre, con un objetivo comunicacional concreto. La creatividad tiene que adaptarse al mensaje, a la audiencia e ir enfocada siempre a un objetivo.

Por ejemplo, en la campaña digital que dirigimos de Carolina Mejía, actual alcaldesa del Distrito Nacional en Santo Domingo y primera mujer en la historia del país en serlo, creamos contenidos que conectaron con la ciudadanía: con ritmo, color, ¡mensajes que reforzaban el posicionamiento de “Ella eh!” la que va a ganar la elección en el Distrito Nacional.

C&E. Ahora que mencionas la campaña de Carolina Mejía ¿Esa campaña se pospuso por un problema en las votaciones el mismo día de la elección?

CG. En esa campaña ocurrió algo insólito para la democracia. El día de la elección a mitad de mañana, se canceló la elección porque no se podía asegurar el buen funcionamiento y desarrollo del proceso democrático. Conllevó que se pospusieran las elecciones. Veníamos de una campaña digital alegre, contundente, que había conectado con el electorado, viral. Hubo entonces que calibrar a una campaña digital ante un sentir histórico de la ciudadanía que había perdido la fe completamente en el sistema. Motivar la movilización al voto, reconectar con las personas. La pandemia había comenzado.

El 18 de marzo, recién ganada la elección municipal, la República Dominicana cerraba sus fronteras comenzando el Estado de Emergencia con un toque de queda que prohibía salir a la ciudadanía de sus casas después de las 7 de la tarde. Esta victoria en el Distrito Nacional facilitó e hizo tangible la victoria que conseguimos en julio.


C&E. En 2017 coordinaste y ganaste la campaña digital presidencial de Honduras, ¿qué retos tuvieron ahí?

CG. Allí lo que nos distinguió fue la neutralización de campañas de fake news a las que nos enfrentamos. Nuestro equipo está preparado para eso.

Trabajamos con tiempo en la táctica de contenido del candidato, generamos estructuras locales digitales coordinadas a nivel nacional. Se tejió una red online que trabajó en equipo.

C&E. ¿En tu análisis sobre la comunicación digital en RD qué encontraste, luego de estudiar el entorno en empresas, líderes de opinión, perfiles del consumidor, etc.?

CG. Nuestros especialistas analizan el entorno y las comunidades digitales semanalmente. Tienes que enfocarte en tu objetivo. La sociedad red es algo vivo, cambiante. También hay una parte fundamental de las coyunturas y momentos. Es un juego de inteligencia política digital. En la campaña de Luis Abinader éramos oposición. Teníamos un gobierno en frente de décadas del mismo partido que tenía todos los recursos.

C&E. ¿Cómo fue contender contra un gobierno de 16 años del mismo partido?

CG. Cuando llevan en gobierno 16 años, tienen todos los recursos del mundo. Por todos era conocido que habían traído agencias de referencia, muchas de las mejores con grandísimos presupuestos. Sin embargo, eso no es todo. La coordinación y el talento siempre vencerá al dinero.

Hubo momentos complejos y de ataque constante, pero supimos analizar y conectar mejor con la comunidad online y no nos dejamos desenfocar por las miles de cuentas falsas que habían creado en contra del candidato. Tampoco por los ataques constantes.

Hoy comprender bien a la audiencia, realizar las segmentaciones correctas y utilizar la tecnología e inteligencia artificial para ello es fundamental. No es la tecnología, es cómo la utilizas para obtener la información que necesitas que te permita tomar las decisiones correctas. Saber quitar el ruido, discernir qué indicadores son los realmente importantes, segmentar y generar tácticas para impactar a los diferentes públicos.

Ha sido una campaña digital con especialistas de diferentes áreas con los que hemos hecho un gran equipo, tanto internacionales como locales.


C&E. ¿Cómo se adaptó la estrategia de campaña digital a la presencia del COVID-19, luego de que las medidas sanitarias no permitían el contacto social?

CG. La pandemia obliga a que las campañas sean digitales. Eso hace que las empresas que de verdad somos especialistas, estemos como pez en el agua.

La pandemia obliga a la gente A quedarse en casa. Eso aumenta las horas de consumo en internet y nosotros estamos listos allí, en su pantalla, para hacerles llegar los mensajes que queremos que vean y escuchen.

Muchos hablan ahora de cómo se hacen campañas digitales en pandemia, sin embargo, nosotros somos los únicos que hemos pasado la tormenta.

Recordemos que cada país reaccionó de forma diferente. Unos cerraron fronteras inmediatamente, otros más tarde, otros no las cerraron. Unos prohibieron la libre circulación de las personas, otros recomendaron no hacerlo. La forma en la que se ha gestionado en cada país ha afectado también en cómo se sentía la ciudadanía y en la comunicación digital a implementar.


C&E. ¿Y en la República Dominicana cómo fue?

CG. En el caso de República Dominicana, cerraron fronteras y hubo toque de queda por la declaración de Estado de Emergencia en el país. A nivel digital, planteamos diferentes escenarios que se podían dar y la forma en la que se comunicaría en redes sociales cada situación. Tienes que planificar y estar preparado para lo que pueda venir. Es fundamental anticiparse a las situaciones para que cuando se den, ya estén preparados los candidatos para ello. Nosotros trabajamos así siempre, nos anticipamos. Fuimos midiendo diariamente el impacto online de los contenidos, realizando los ajustes y calibrando. Analizando cómo se sentía la ciudadanía digital, entendiendo también que hay una comunidad en el exterior, la Diáspora. Por lo que había que tener en cuenta no sólo las personas que estaban físicamente en República Dominicana sino también en otros países como Estados Unidos o España. Además, de la ciudadanía que estaba en ese momento en el exterior y no podía regresar al país por el cierre de fronteras.

C&E. ¿Qué más tuvo esta campaña de particular?

CG. Siempre se puso primero a la gente. Veníamos de una campaña de Cambio, de El poder es de la gente. De la cancelación de las elecciones municipales y la posposición que hubo de fecha y llegó la pandemia mundial. De ahí la importancia de anticiparse y rodearte de un equipo de especialistas en investigación, análisis, creatividad, generación de contenido, audiencias y sentir ciudadano. Hubo un momento en las primeras semanas del COVID-19 que el ataque digital que recibió el candidato de cuentas falsas recién creadas y bots fue muy grande. Reforzar el equipo digital y estar preparado para ello en mitad de una pandemia es importante. Así lo hicimos. No puedes permitir en una guerra digital que los perfiles falsos y el juego de fake news golpee a tu candidato en la percepción. De ahí la importancia de construir una reputación digital sólida, una comunidad orgánica real, leal y activa preparada para la situación. Tan fue así en la comunidad online del hoy presidente Luis Abinader, que se ganó también la guerra digital.

Incluso, la comunidad orgánica del presidente es tan sólida y activa, que en la transición digital que se ha realizado en la entrada del nuevo gobierno, se han batido los récords de Twitter en el crecimiento de una cuenta nueva institucional en el día de la Toma de Posesión.

C&E. ¿Cómo ha sido la transición digital histórica que has dirigido en plena pandemia y en Estado de Emergencia en la República Dominicana?

CG. Hemos hecho historia. La transición de la presencia digital del gobierno entrante de Luis Abinader ha sido un ejemplo de buenas prácticas reconocido por las principales plataformas. Desde el primer día que se ganó la elección, trabajé en el proceso de transición digital. Hay una cosa que muchos no saben, que jamás hemos comunicado. Tenemos mucha experiencia en gestionar la comunicación digital de gobiernos.

Son muchas las formas de realizar una transición digital. La decisión del gobierno entrante, el Gobierno del Cambio, fue siempre clara: las redes sociales gubernamentales pertenecen a la ciudadanía. Por ello, las cuentas de presidencia y vicepresidencia del gobierno saliente quedaron como archivo histórico digital de la nación. En un ejemplo de transparencia y buenas prácticas.


Una vez decidida la forma en la que se quería ejecutar la transición digital, se preparó a todos los equipos para ello. Son muchos los detalles que tienen que conocer los gobiernos entrantes para iniciar bien su gobierno digital y reflejar un nuevo comienzo respetando la historia del país.

Algunos datos de la Primera Transición Digital en la historia de la República Dominicana
El 16 de agosto, Luis Abinader se convirtió en el primer presidente en asumir su mandato dentro de la nueva normalidad del 2020. La coordinación conjunta con Twitter, Facebook y Google del proceso de transición de las cuentas presidenciales y vicepresidenciales, así como la creación de una cuenta de archivo histórico de la gestión del presidente y vicepresidenta saliente, significa un hito histórico en la comunicación gubernamental en la región.
El proceso de transición de mando tuvo una audiencia de más de 100 millones de usuarios de Twitter alrededor del mundo; tanto representantes de diferentes gobiernos como grandes figuras del entorno tecnológico de Silicon Valley dieron fe de este histórico evento. El presidente Luis Abinader, además de presentarse como un presidente digital, es totalmente consciente del alcance y responsabilidades que conlleva el utilizar Twitter y otras plataformas digitales como principales herramientas para su comunicación directa con la ciudadanía.

C&E. ¿Cual fue el contexto social en el cual se desarrolló la campaña y cómo lo influyó en el diseño y manejo de la estrategia?

CG. Éramos oposición. Esto influyó de manera determinante en el manejo de la campaña, pues planteó las bases sobre cómo abordar los contenidos, y, sobre todo, cómo poder llegar a la gente, pues estaban esperando un cambio, que les garantizara mejores condiciones de bienestar.

Lo primero fue posicionar al candidato como el candidato del Cambio, siempre acorde a la estrategia general y visión que tuvo Mauricio. Los mensajes difundidos como parte de la táctica de contenidos mostraban a nuestro candidato como una persona que representa el cambio, mensaje que se veía fortalecido tanto con los mensajes, como los materiales que acompañaban cada una de las publicaciones.

También fortalecer que era el candidato de la oposición y el líder que puede llevar al país hacia donde se necesita. Trasladar la visión de país que el candidato tenía y que hoy está ya construyendo.

En el transcurso del proyecto hubo varias etapas. En octubre del 2019 fueron las elecciones primarias en la que quedó el ahora presidente Luis Abinader como candidato oficial a la Presidencia. Después en febrero eran las elecciones municipales, que se cancelaron el mismo día de la elección, teniendo lugar finalmente el 15 de marzo. El 18 de marzo se declaró Estado de Emergencia, con el correspondiente toque de queda, en todo País por la pandemia del COVID-19 y acabaron retrasándose a julio las elecciones, que estaba previsto tuvieran lugar en mayo.

Siendo candidato de la oposición, es histórico en todos los sentidos lo que se logró en la República Dominicana. La ciudadanía tuvo claro que quería un cambio en el país. Nosotros ayudamos a comunicarlo y a conectar con ella en lo digital.

Parte del equipo de Le Black Room

C&E. ¿Cómo es comunicar con un candidato en la pandemia?

CG.Las reuniones de Mauricio eran por zoom, los entrenamientos de Yago eran por zoom, incluso la coordinación de eventos de Jorge era por zoom. Y eso fue posible porque los tres conocen a la perfección su trabajo.

El trabajar durante dos años fortaleciendo su reputación digital y su comunidad online aportó a que cuando llegó la pandemia tuviera unas condiciones favorables para continuar su comunicación digitalmente.

Es cierto que hubo formatos que cambiaron. Plataformas como zoom cobraban una relevancia mayor y se convertían en una de las formas en las que acercar al candidato con las personas. En un momento en el que por los tiempos de campaña estaban acostumbradas a ver al candidato en las caravanas, en la calle, haciendo campaña, estando en contacto directo con la gente.

Ahora, por la pandemia, el distanciamiento social,… la forma de hacer campaña cambiaba en muchos aspectos. Había que acercar más al candidato con la ciudadanía a través de la tecnología, competir por captar la atención de las audiencias, seguir presentes en sus pantallas. Se realizaron zoom constantemente, retransmisiones en vivo, … la conversación fue bidireccional

C&E. Y entonces unas semanas antes de la elección, se contagió de COVID-19.

CG. Nosotros en muchas ocasiones hemos hecho campañas sin candidato o con el candidato sin estar presente. Para nosotros es un territorio conocido.

Nos anticipamos siempre a los diferentes escenarios. La pandemia era mundial y podía enfermarse cualquier persona. En marzo, se había contemplado la posibilidad de que pudiera ocurrir y cómo se comunicaría digitalmente. Muy diferente es que pasara y a tan pocos días de la elección. Mis respetos por la fortaleza del presidente y su familia.


C&E. Sabemos que te están llamando muchos consultores digitales para transmitirte sus dudas sobre cómo hacer campañas en COVID-19 porque eres el único que lo ha vivido y ha ganado, ¿que la gente estuviera en sus casas con un ordenador, o un Smartphone en sus manos hace más fácil que el mensaje del político llegue a permear?

CG. Cuando conoces tu trabajo en profundidad, sea pandemia o no, te adaptas casi instantáneamente. Cambia lo coyuntural, pero la relación del elector con su celular no cambia, sólo se intensifica. Y es en esa relación donde somos los más fuertes.

La pandemia hizo que los tiempos de consumo en internet y medios tradicionales aumentara. Mi territorio es la pantalla del celular y siempre que estén mirando la pantalla del celular, sabemos lo que tenemos que hacer.

También el nivel de atención pudo ser menor a la comunicación política porque había otras preocupaciones imperantes como la salud, la seguridad alimentaria, la economía, el empleo. Eso abrió una oportunidad de explicar que lo que estaban viviendo era más política que nunca.

También competías con las plataformas de streaming de video, de música. Así que había que estar ahí. De hecho, lo estábamos desde mucho antes.

Los contenidos tenían que romper las barreras que las personas ponían por el sentimiento de rencor social, el tiempo, las horas de encierro en el hogar y las consecuencias psicológicas de todo lo que estaba pasando. Era también hora de reformular el humor social. De nuevo: investigar, analizar e interpretar. Comprender las diferentes audiencias e incluir nuevas variables en la definición de los perfiles de modelación de comportamiento a las herramientas de inteligencia artificial con las que trabajamos.

C&E. ¿La experiencia de trabajar de la mano de otros consultores, como Mauricio De Vengoechea hace más fácil el trabajo en campaña electoral?

CG. Cada estratega general tiene su metodología y estilo, yo me adapto y sumo al objetivo. He formado grandes equipos con muchos.

Con Mauricio ya había trabajado en varias campañas y siempre hemos formado un gran equipo. Él te involucra, te comparte lo que necesitas saber para poder realizar las mejores tácticas acorde a los objetivos. Comprende la importancia de la campaña digital y de la tecnología. Está actualizado y sabe lo que quiere conseguir.

Decidió además rodearse de especialistas internacionales y locales, creando un equipo de campaña fortalecido y único.

C&E. Nuestros seguidores ya conocen al gran equipo que acompañasteis a De Vengoechea ¿Cómo fue su experiencia de trabajo en medio de la Pandemia?

CG. Mira, yo te lo dividiría en dos bloques, aunque todos trabajábamos coordinados. Por un lado, los extranjeros. Yago de Marta, el mejor entrenador de líderes y media que existe. Jorge Martínez y sus imposibles producciones. Edgard Gutiérrez, que llevó a Carolina a la victoria. Mario Armando Mendoza, que maneja como nadie la tierra. Edna Martínez, iLatina, Juan Carlos Rojas…. Y por supuesto, mi equipo de especialistas de LE BLACK ROOM.

Todos hemos demostrado que somos capaces de hacer el mejor trabajo posible en persona o a través de la pantalla. Todos formamos un gran equipo.

Por otro lado, merecen especial mención los especialistas locales.

Mauricio de Vengoechea; Carlos Gitiérrez, Yago de Marta, Jorge Martínez

C&E. ¿Y quienes son ellos?

CG.Son cientos, pero deja que me centre en los más destacados. Silvia Molina creando una imagen sin competencia del candidato. Juan Basanta, el referente en spots en el país. Janio Lora, EL creativo. Nayib Aude, Rafael Arredondo y Ezequiel Rabassa, el mejor equipo de social media.

Son uno de los mejores recuerdos que voy a tener de esta campaña.

C&E. ¿Cómo es trabajar con un candidato como Luis Abinader, con un pasado como empresario y en una 2da contienda electoral?

CG. El candidato creció mucho en estos últimos cuatro años. Siempre fue un gran líder. Con el trabajo de todos, destacando el suyo propio, se consolidó de una forma increíble.

Desde el primer día, el presidente Luis Abinader confió en mi trabajo y vio los resultados. Le dio seguimiento constante. Es fundamental que todo lo que decidas en comunicación digital lo argumentes y respaldes con datos. Tiene que haber un por qué y un para qué.

C&E. ¿Cuál fue el momento de coyuntura más complicado en la campaña que recuerdes?

CG. Ha sido una campaña inusual por todos los momentos que hemos comentado que se vivieron. Cuando cancelaron las municipales el día de la elección y las pospusieron. Cuando comenzó la pandemia y pusieron el Estado de Emergencia en el país. Cuando se cambió la fecha de las elecciones presidenciales de mayo a julio. Cuando el candidato enfermó de COVID-19 tres semanas antes de la elección.

Cada coyuntura tuvo su complejidad. Pero en la combinación de estrategia y táctica se supo enfrentar cada momento con resultados positivos, tanto en la elección de Carolina Mejía como en la de Luis Abinader.

C&E. ¿Qué redes sociales son las que marcaron la tendencia en esta elección y por qué?

CG. Facebook es la plaza del pueblo. Twitter la de los políticos. Instagram la de los jóvenes. WhatsApp la de todo el mundo. YouTube, en la que buscan.

Facebook es donde se conecta con la ciudadanía. Todos los candidatos que formaron parte de la contienda veían esta red social como la de más fortaleza y donde debían tener mayor presencia, directa o indirectamente.

Twitter fue el lugar donde se tuvo la guerra digital. Ahí todo era política, batallas de tendencias, memes y perfiles falsos que tenían creados por miles contra el candidato. No les sirvió. Nuestra campaña tenía una comunidad real, sólida y activa.

Para conectar con la juventud, Spotify e Instagram. Aunque principalmente se utilizó Instagram. Con su lenguaje y estilo personalizado. Siempre se manejó contenido diferente en cada red social, adaptado a cada canal, a las diferentes audiencias. Recordemos que son muchas las disciplinas y técnicas que se involucran en una campaña digital: sociología, psicología, small data, inteligencia artificial, programática, semiótica, entre otras.

También se realizaron dinámicas en Tik Tok. Ahora está de moda. En ese momento estaba todavía en período de crecimiento y no tenía el alcance de las otras plataformas para llegar a nuestros públicos. Hoy estamos listos y tenemos planificaciones para trabajar con Tik Tok en las campañas futuras conforme se vaya consolidando ese modelo.

C&E. Se dice que tu departamento de análisis tuvo más trabajo que nunca en esta campaña electoral.

CG. Entender el pensamiento del elector es algo fundamental en cada proceso de elección, pues la psicología juega un papel muy puntual en toda campaña en la que hemos participado. Las emociones muchas veces mueven más que las ideas, pero las causas son las que verdaderamente mueven a las personas. Comprender a la sociedad en esta última etapa con la pandemia y las consecuencias psicológicas de la misma fue muy importante. Descodificar al electorado. Hay que llegar al consciente del electorado a partir de herramientas tecnológicas. Es importante conocer ante qué contenidos y temas reacciona la ciudadanía. Descubrir y reproducir dichos mensajes harán que su atención se enfoque en nuestro candidato.


C&E. En México, el próximo año tenemos elecciones ¿Cómo lograr la legitimidad para un gobernante en tiempos de alerta sanitaria?

CG. Ya estamos notando que los candidatos de México tienen mucho interés por contar con un equipo que ya ha hecho campañas ganadoras en pandemia.

Resultados. La valoración que la gente tenga por un candidato será el mayor elemento para medir la legitimidad, no se trata de hacer que el candidato sea “el menos malo” si no que de verdad sea apreciado por el ciudadano como la persona ideal para tomar el cargo. Prepárense para las elecciones de 2021 en México.

Las acciones que realice el candidato y la forma en que este las comunique serán el punto clave para que su ciudadanía continúe mostrando su respaldo. Es en estos momentos en los que todos esperan que sus representantes tomen decisiones importantes. También es un escenario en el que pueden aparecer nuevos liderazgos.

C&E. ¿Cuál es el futuro para Le Black Room luego de otra exitosa campaña?

CG. Continuar a la vanguardia de la comunicación digital electoral y gubernamental. Seguir siendo referencia internacional, brindando aportaciones que mejoren la comunicación entre la política y la ciudadanía a través de la tecnología.

Contamos con una larga trayectoria en la que hemos trabajado en grandes campañas políticas, siempre buscando aprender y crecer en cada uno de los retos que se nos presentan. Nuestra labor seguirá siendo dar el máximo de nuestros esfuerzos, adaptándonos a las exigencias y necesidades que cada uno de los proyectos nos demanden. Estamos listos. C&E


Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)