1024X160PONTE-VIVO_LAVADO.jpg

Cómo ‘atrapar’ a los medios durante una campaña



Por Elmer Ancona. @elmerando. Para “atrapar” a los medios de comunicación durante una campaña política, el Gabinete de Prensa del aspirante político deberá tener en cuenta un primer aspecto: “entender” a la perfección el oficio periodístico.


Es necesario colocarse en los zapatos del periodista, tener “empatía” con el personaje clave que llevará la información al medio de comunicación para difundir el “mensaje”.


Si no se tiene claro el rol que juegan los periodistas en el proyecto electoral de los personajes que compiten, difícilmente el aspirante político resultará bien posicionado, y en gran medida su éxito o fracaso dependerá de su Gabinete de Prensa.


Para tener un amplio margen de posibilidades de triunfo, este equipo deberá valorar los siguientes postulados mediáticos y asimilarlos como Reglas de Oro:


1) El ‘color’ es lo importante:

La riqueza informativa que tenga a la mano el Gabinete de Prensa, y la diversificación que haga de ella durante la campaña, será punto toral para que el aspirante político alcance un óptimo posicionamiento al final de la contienda.


Romper con los “grises”, con los “ángulos planos”, con la “monotonía”, dará una personalidad propia al contendiente electoral.


Si la campaña política cae en “lo de siempre”, con toda seguridad cansará a los simpatizantes y probablemente opten por cambiar de preferencia. El “color” es lo que afianza una buena campaña política.


2) Sentimientos diversos:

En un medio de comunicación cada periodista juega un rol diferente y tiene necesidades informativas propias. Estamos hablando del Reportero, Editor, Jefe de Información, Coordinador Editorial, Director y/o Propietario del Corporativo.


Hay una jerarquía editorial y de comunicación bien definida, pero con compromisos y funciones diversos que dependen de cada personaje.


Aunque como medio de comunicación todos tienen un solo objetivo, que es el de difundir información de calidad (veracidad, oportunidad, trascendencia), cada periodista plasma en el producto informativo su sentir, sus emociones, su interpretación de la realidad.

El Gabinete de Prensa debe atender y entender a cada uno de ellos de acuerdo con las dinámicas periodísticas, sobre todo las de coyuntura diaria. Los medios tienen una percepción cambiante de la realidad día con día.


Una excelente forma de conducir al éxito la campaña del aspirante político, consiste en la inclinación ideológica o doctrinal.

3) Primer encuentro:

El Reportero es el primer punto de encuentro con el Gabinete de Prensa del aspirante político; satisfacer las necesidades informativas de este periodista es la principal responsabilidad o encomienda del equipo.


Bien preparado, el Gabinete de Prensa deberá tener listo el material informativo suficiente para proveer de información al Reportero (datos duros, infografías, fotografías, audios, videos).


Mientras más se le facilite la cobertura informativa al Reportero, mejor concepto tendrá el medio de comunicación de quien aspire a un puesto electoral o cargo público. El Gabinete de Prensa, de esta manera, se convierte en un “conductor mediático”.


4) Pensamiento social:

Una excelente forma de conducir al éxito la campaña del aspirante político, consiste en entender la inclinación ideológica o doctrinal de los medios de comunicación, saber si juegan o simpatizan con pensamientos de izquierda, de derecha o de centro. Jamás son “asintomáticos” ni “neutrales”.


El Gabinete de Prensa debe tener todos los detalles de si estos corporativos mediáticos juegan o coparticipan con diversas fuerzas de pensamiento social, con el fin de responder lo más acertado posible a sus propósitos informativos.


Esto le servirá para dar información “especializada”, “focalizada” o “tropicalizada” a algún medio de comunicación local, regional, nacional o internacional.


5) Armar al candidato:

Quienes tengan la responsabilidad de llevar la parte mediática del aspirante político, están obligados a “vender” lo mejor posible a su “producto”.


No se trata, por supuesto, de crear un personaje diferente para cada medio de comunicación, porque a fin de cuentas el candidato debe ser único y gozar de una personalidad bien definida.


No obstante, como cada medio tiene un interés empresarial y editorial propios, es conveniente que el aspirante político se “mimetice” con la audiencia, que la entienda, que la comprenda. Se podría decir que debe haber un candidato para cada público.


Y la parte vital…


Armar un Gabinete de Prensa previo a la campaña es una de las partes más sofisticadas y difíciles en la que tiene que pensar quien aspire a ocupar una posición política.


De esta titánica tarea no sólo dependerá alcanzar el éxito o soportar el fracaso, sino gozar de buena imagen y prestigio durante el tiempo que tenga que ocupar el cargo si es que se triunfa. Información bien conducida es poder. Por sí sola es nada. Y en esto, Gabinete de Prensa y medios de comunicación son piezas fundamentales.

Elmer Ancona Licenciado en Periodismo y Maestro en Ciencia Política. Su trayectoria Informativa y de Opinión la realizó en los periódicos Reforma y Milenio, en revistas del Grupo Editorial Expansión y en la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex), entre otros medios. Ha tenido participación en áreas de Comunicación Social y Política de los gobiernos Federal, Estatal y Municipal. Ha participado como Director e Investigador de las carreras de Comunicación y Periodismo de diversas universidades privadas del país.

Entradas Recientes

Ver todo