Probar, rastrear, contener: cómo Corea del Sur aplanó su curva de coronavirus

A medida que la vida comienza a regresar a la normalidad en Seúl y más allá, otros países se preguntan qué lecciones se pueden aprender.


Textos de otros. Por Justin McCurry






A fines de la semana pasada, millones de surcoreanos hicieron cola pacientemente en los colegios electorales para emitir sus votos para una nueva asamblea nacional. Si alguna vez pronunciaba palabras de frustración detrás de sus máscaras, estaban fuera del alcance del oído de sus compañeros votantes, mantenidos a distancia con cinta adhesiva que marcaba los intervalos apropiados. Mientras esperaban para lavarse las manos y ponerse guantes de plástico desechables antes de ingresar a las cabinas, algunos pueden haberse permitido contemplar la vida más a