El “Posicionador”, pilar de una campaña política



En términos políticos-electorales, el “Posicionador” (Positioning Leader) es el “Elemento Fuerza” que con visión, estrategia, carácter y fuerza, lleva a todo un equipo de trabajo a la obtención del resultado esperado: el Triunfo.

Su éxito es Multifactorial, depende de una enorme cantidad de Variables e Indicadores reunidos con el tiempo, con base en una larga experiencia en campos tan minados como el del Poder y la Política.

Tiene la capacidad de Colocar a su cliente en el Espacio indicado, en el Tiempo perfecto, en las Condiciones más óptimas, para que en una batalla electoral o en una estrategia de gobierno pueda sortear el mayor número de obstáculos impuestos por los adversarios.

Es una especie de “Kubernao” (Gobernante) o “Capitán de Barco” que lleva a buen destino a su tripulación; es el motor que impulsa, que jala, que levanta, que asienta y tranquiliza cuando se genera la ocasión.

El “Posicionador” (Positioning Leader) debe ser escuchado por todo el Equipo de Campaña, siempre integrado por grupos multidisciplinarios en los que converge el conocimiento de mercadólogos, comunicadores, periodistas, politólogos, abogados, publicistas, consultores y otros más.


La diferencia que guarda con los llamados “Influencers” es que no sólo inciden, intervienen e inclinan la balanza, sino que Determinan el Rumbo y la Dirección de la campaña. Es la Columna Vertebral que sostiene todo el Cuerpo Élite.

Tiene la Última Palabra y debe ser escuchada y ejecutada por todos, incluyendo al Candidato. Su Status está íntimamente relacionado con su Trayectoria, con su Tabla de Resultados.

Su voz es de Mando y de Autoridad y es prácticamente irrefutable; cabe destacar que no todos los integrantes del equipo terminan por escucharlo; incluso, el “Posicionador” (Positioning Leader) provoca serias discusiones y rupturas entre los más prominentes consultores en una candidatura.

Aun así, este gran “Kubernao” es el que determina el triunfo del candidato; afecta las decisiones torales y vitales; sus más acérrimos enemigos del otro lado de la barandilla le temen porque conocen su Potencial y capacidad de Éxito.

Su Alta Asertividad reside en tres componentes básicos:

1) Capacidad Geopolítica

Domina el terreno de batalla; conoce por dónde anda el enemigo o adversario; reconoce el “clima” que se avecina para atemperarlo; sabe dónde están los barrancos y despeñaderos.

2) Visión Perimetral y Periférica

Es un gran conocedor de lo vertical y lo horizontal; de lo anterior y posterior; de lo grave y agudo; de lo blando y rígido; de lo corto- y extenso; de lo endógeno y exógeno.

3) Capacidad de Resistencia / Resilencia

No se achica ante las más crudas dificultades; se sostiene pese a la andanada de ataques y críticas que propina el contrincante (centradas en vulnerabilidad del candidato); tiene una alta dosis de superación ante cualquier circunstancia traumática que se avecine.

Ahora que se avecinan en México las elecciones del 2018, una de las más importantes en la historia del país, bien harían los cuadros políticos, los partidos, los precandidatos, en localizar a los más connotados “Posicionadores” (Positioning Leader) para tratar de garantizar el triunfo.

Deben comenzar a evitar a los llamados “magos electorales” que venden espejos, ilusiones, sueños, basados en falsas estadísticas que lo único que provocan son derrotas estrepitosas.

El candidato que no cuente desde ahora con un excelente “Posicionador” (Positioning Leader) con toda seguridad estará destinado al fracaso.

Mail: elmerancona@hotmail.com

#Artículos

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

Siguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon