banner sonora abril .jpg

Elecciones en la CDMX. Lo que fue y los que viene



En la encuesta de Varela y Asociados realizada durante el mes de noviembre, una mayoría de ciudadanos de la Ciudad de México demandan un cambio de partido en el gobierno de la Ciudad. Desde 1997, el anterior Distrito Federal, ha estado gobernado por algún miembro del PRD. Para la próxima elección de 2018, 55 por ciento de los capitalinos creen que es mejor un cambio de partido, sólo 16 por ciento consideran que debe seguir el PRD, un 19 por ciento se sienten indiferentes ante cualquier opción política y un 10 por ciento no saben o no tienen un interés sobre el tema.


Ahora bien, esa mayoría de cambio ¿cómo es que se agrupa? Para ello podemos ver la pregunta sobre intención de voto para Jefe de Gobierno (gráfica 2).


Los tres partidos en los que se agrupan los ciudadanos con intención de cambio son: Morena, PAN y PRI. Morena va a la delantera con 21 por ciento de intención de voto para Jefe de gobierno. En un segundo y tercer lugar van distantes y empatados, con 13 por ciento cada uno, el PAN y el PRI. Ya muy lejos están el PT, Movimiento Ciudadano, el Partido Verde, Nueva Alianza y candidatos independientes (gráfica 3).


A casi dos años de la elección, el PRD, partido que gobierna en estos momentos la Ciudad, es muy probable que no refrende su permanencia en el gobierno para el sexenio 2018-2024, puesto que obtiene sólo un 10.5 por ciento de las intenciones de voto en la ciudad. Es notorio que los dos principales partidos de oposición en la ciudad, PAN y PRI, no hayan podido o querido a lo largo de estos 20 años perredistas crear una coalición de ciudadanos que los apoyen y que puedan como partidos colocarse en un nivel competitivo para gobernar la concentración humana más importante del país. Habrá que preguntarse por qué los deseos de los comités locales de cada partido para gobernar la Ciudad de México han sido más bien parcos y limitados. En tal situación sólo la escisión del PRD por el movimiento del ex jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador y concentrado en Morena, se ha convertido en la opción mayoritaria para ganar el 2018. Con la oposición in- competente y el PRD en pleno desgaste, Morena se presenta como el partido con una mayoría de ciudadanos dispuestos a darles su voto para que gobiernen la Ciudad de México.

Sin embargo, las etiquetas de los partidos tienen que ser llenadas por nombres de políticos específicos. Como aún es muy temprano para saber quién contendrá por cada uno de los partidos, en la encuesta de Varela y Asociados se pusieron algunos escenarios hipotéticos. Como las combinaciones pueden variar entre posibles aspirantes sólo ponemos aquí un par de careos (gráfica 4 y 5).



La candidata que se propuso para refrendar el gobierno del PRD es Alejandra Barrales, actual presidenta nacional de su partido. Ella obtiene 14 por ciento de la intención de voto. Ese porcentaje es un poco más alto del que obtiene su partido por sí solo y no le alcanzaría para ganar la elección. Los candidatos que se pro- pusieron para el PAN y el PRI fueron la delegada por Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez y la ex jefa de gobierno, y actual secretaria de estado en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, Rosario Robles. El empate que tienen sus partidos en términos de etiqueta no continua en términos de personas. La candidata del PAN le gana por 4 puntos porcentuales a la candidata del PRI. Por otro lado se propuso a Ricardo Monreal como candidato de Morena. Él obtiene una mayoría, pero no es tan aplastante como la que obtiene su partido. Sólo 17 por ciento capta Monreal como candidato mientras que su partido se va con 21 puntos porcentuales.






Para la república Felipe Calderón y por parte del PRI se consideró al actual secretario de Educación, Arturo Nuño. En tal careo de candidatos, la candidata del PRD, Alejandra Barrales se mantiene en 14 puntos porcentuales, el candidato del PAN, Felipe Calderón queda empatado con los mismos 14 puntos porcentuales con Alejandra Barrales, Pero al candidato del PRI le va peor al obtener 7 por ciento de intención de voto. A Ricardo Monreal le va casi igual que en el careo anterior, es decir tiene 18.8 por ciento de preferencias. Los políticos para jefe de gobierno están calculando sus fuerzas para ver si entran a la contienda por la Ciudad. El candidato de Morena lleva la delantera, pero le va peor a él que a su partido en la intención de voto. El legado de López Obrador se encuentra en Morena y puede que todavía no se traspase a otro político de ese partido. Los otros partidos no han formado cuadros que sean capaces de contender por el gobierno de la Ciudad. Todavía es temprano para la elección, pero si los partidos no se preparan y mar- can una ruta crítica para ganar, 2016 puede que sea ya demasiado tarde. C&E

#Artículos

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

Siguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon