JESÚS RAMÍREZ CUEVAS El factor ciudadano en el triunfo de AMLO




“Marshall McLuhan dijo que el medio es el mensaje. Sin embargo, ahora estamos ante un cambio de paradigma, uno en el que el receptor también es el mensaje. Se ha roto, pues, la unidireccionalidad de la comunicación”, considera Jesús Ramírez Cuevas, uno de los hombres que formó parte del equipo de campaña del candidato por la coalición “Juntos haremos historia”, Andrés Manuel López Obrador.


Y es que para este periodista, muy cercano al ahora presidente electo de México, la recién contienda electoral favoreció a la izquierda gracias a la actuación del capital político de los ciudadanos, de los más de 30 millones de mexicanos que votaron por el tabasqueño, en lo que fue la jornada electoral más participativa del país.


Estamos en un momento de interdependencia comunicacional, prosigue Jesús Ramírez, que tiene que reflejarse en la forma de gobernar y de organizar la sociedad: “La comunicación debe ser más horizontal, participativa e interactiva, menos unilateral y vertical. Por tanto, más democrática”.


En entrevista con Campaigns & Elections, el hombre que formó parte de la coordinación de redes sociales de AMLO, así como de la voz oficial del partido Morena: el diario Regeneración, del cual es su director y editor, confiere a la sociedad mexicana, mucho más madura y cansada del esquema de gobierno predominante, el protagonismo de una elección que optó por el cambio. “Sin ciudadanos reales y sin apoyo social real, no hay pauta que ayude”, sostiene.


Campaigns & Elections (C&E): Con tales resultados, podemos afirmar que el triunfo de Andrés Manuel es histórico: una de las campañas más exitosas, sin duda, para la izquierda no sólo del país, sino de todo el continente ¿A qué le atribuyes el triunfo?

Jesús Ramírez (JR): La campaña fue exitosa porque hay un liderazgo político y social importante y de amplia trayectoria, que es Andrés Manuel. En el contexto actual se convirtió en el referente del cambio y eso ayudó bastante. Yo he estado junto a él desde hace muchos años.


C&E: Háblanos de tu participación al interior de la organización del cuarto de guerra.

JR: En esta campaña estuve frente al periódico Regeneración, que se reparte casa por casa, y al mismo tiempo fui coordinador en tema de redes sociales. Estaba en una paradoja: entre manejar una campaña del siglo XX, con el impreso en tierra, organizando a un ejército de ciudadanos, y, por otro lado, las redes sociales, que es lo más novedoso y uno de los temas más interesantes de la campaña.


C&E: ¿Desde cuándo inició tu relación con Andrés Manuel?

JR: Como periodista lo conocí desde hace mucho tiempo, sin embargo, en 2006, frente al fraude electoral, me incorporé al proceso de resistencia.


C&E: Formaste parte importante de dos brazos valiosos para su última campaña, uno de ellos en el plano digital. Cuéntanos qué hiciste en el equipo de redes sociales.

JR: Tuvimos una coordinación en la que se trabajaban las estrategias. Algunas de la campaña en sí, otras como parte de las respuestas coyunturales. Definíamos los mensajes, así como el acompañamiento al candidato. Andrés Manuel fue quien fijó la agenda mediática, así que nosotros acompañábamos todo el proceso y abarcábamos otros temas que los medios tradicionales no consideraban.


C&E: Por otro lado dirigiste al periódico Regeneración, ¿cuéntanos de su papel y relevancia para el proyecto de Andrés Manuel?

JR: Ha sido un periódico informativo y de propaganda de humildes proporciones; en ocho páginas no cabe mucho. Lo cierto es que, en la realidad nacional, las redes sociales y el Internet no llegan a toda la sociedad. Por más que hiciéramos una campaña de redes muy exitosa y de gran alcance, no íbamos a llegar a todo el pueblo mexicano. Entonces esta estrategia de casa por casa fue muy eficaz, pues se logró construir un ejército de ciudadanos para el trabajo en las casillas, llamar al voto y convocar a la movilización. Tuvo mucho éxito.


C&E: ¿Cómo se dio el trabajo entre los integrantes del equipo de campaña?

JR: Al ser una campaña en un contexto completamente nuevo, atendiendo las nuevas realidades de las redes y las nuevas audiencias, se desarrollaron estrategias diversificadas, buscando llegar a muchos nichos de población. Por ejemplo, el candidato maneja sus redes y mensajes, el partido también, los voceros tuvieron su papel. Además, se puso en marcha la página ciudadana Abre más los ojos, que acompañó la campaña con materiales innovadores e imaginativos, muy alegres, que contrastaron con otros esfuerzos comunicativos.


C&E: ¿Cuáles fueron los momentos más críticos que vivió el equipo?

JR: El primer debate, el cómo revertir la imagen que estaba colocándose sobre el papel de Andrés Manuel, tener que darle la vuelta a la narrativa que había en los medios y de los adversarios fue un momento importante.



Foto C&E. Parte del equipo de Campaña de Andrés Manuel López Obrador



La campaña de AMLO: una campaña atípica


Quienes formaron parte del cuarto de guerra de Andrés Manuel López Obrador coinciden en que fue una campaña atípica, pues el equipo dirigió sus esfuerzos entre dos aspectos aparentemente disimiles: la estrategia digital y la estrategia de tierra. Gracias a la experiencia de este equipo se logró la articulación ambas tareas para sumar al posicionamiento de su candidato, el cual tuvo siempre una cómoda ventaja sobre los otros.


C&E: Tus compañeros consideran esta campaña como artesanal, sobre todo en redes sociales, ya que se capitalizó la estructura natural del partido para la creación de una red que por sí misma, sin necesidad de pauta, viralizara los contenidos en la red ¿cuáles fueron los aprendizajes que adquiriste de todo este proceso?

JR: Que fue una campaña atípica ya que se manejaron los medios tradicionales con los nuevos medios digitales. Hubo una campaña de tierra muy fuerte, al igual que en redes. Esto se debe a que Morena es un movimiento social y político, más que un partido. Ahora ya se está consolidando tras los resultados que hubo, pero es un movimiento más orgánico. Teniendo un apoyo social tan grande en redes, el equipo de comunicación se convirtió en un motor de contenido. Un ejemplo interesante fue el inicio de las campañas, que comenzaron el 31 de marzo. Andrés Manuel arrancó dos días después. Durante ese vacío emprendimos una campaña de difusión en redes sociales que se mantuvo durante tres días en el top nacional, incluso llegó a un cuarto a nivel internacional. Algo que Ricardo Anaya no logró con su estrategia, que estaba enfocada a las redes y la tecnología. El principal aprendizaje es que sin ciudadanos reales y sin apoyo social, las pautas sólo te dan alcance en las redes sociales, pero no se convierten ni en votos ni en acción política. Lo que pudimos lograr es llevar las redes hacia las calles, transformarlas en activismo y en acciones.


Una nueva forma de comunicar ante un gobierno de cambio


Jesús Ramírez Cuevas, quien además de ser periodista, es documentalista y escritor. Ha acompañado a Andrés Manuel en sus tres campañas por la presidencia. Fue testigo de cómo el tabasqueño se hacía cada vez de más simpatizantes. En la reciente elección duplicó sus sufragios: pasó de los 15 millones que logró en 2012 a más de 30 millones, colocándose como el presidente más votado.


El licenciado en Ciencia Política por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, ahora confía que, a partir de diciembre próximo, en el país se instalará un gobierno que representará un cambio verdadero y en consecuencia, adelanta, la comunicación será distinta: “Más horizontal, participativa e interactiva, menos unilateral y vertical. Por tanto, más democrática”.


Foto: C&E Jesús Ramírez Cuevas



C&E: ¿Cómo esperas que sea el nuevo gobierno?

JR: Será atípico porque es un gobierno de cambio. No es la simulación. Será un gobierno austero que ahorrará lo más que pueda para liberar fondos para la inversión social y obras de infraestructura, educación, salud y programas sociales. Será un gobierno que impulsará la democratización del país en todas las estancias. Será el primero que incorpore las redes sociales y medios digitales alternativos como parte de su política de comunicación. Además, Andrés Manuel encabezará un gobierno itinerante. Recorrerá el país para constatar personalmente el desarrollo del país, conocer sus problemas, así como los avances de su gestión.


C&E: ¿Cómo será esta comunicación gubernamental?

JR: Será una comunicación transparente y abierta. La información estará a disposición de todos los ciudadanos y los medios. Se construirá un puente para proveer la información que los medios de comunicación requieran. Se eliminará la discrecionalidad. Se establecerán criterios claros, transparentes y abiertos en cuanto a contrataciones, licitaciones y posibilidades de llevar los recursos que se dirigen a los medios. Además de transparentar los recursos, se difundirán los criterios de por qué se asignan.


C&E: ¿Cuál momento disfrutaste más de todo este proceso?

JR: Lo que más disfruté fue percatarme del despertar ciudadano. A diferencia de otros momentos, ya no era difícil convencer a la gente de que el gobierno actual ya no funciona y que el país había llegado a una situación de corrupción, a un estado insostenible. La gente ya había asimilado la situación, por muchas razones, y lo más claro fue el bolsillo, el tema del gasolinazo y el empobrecimiento de mucha gente. Esto fue lo que alentó a los ciudadanos a optar por no seguir así. Darte cuenta que, un trabajo de años, de concientización, de picar piedra e ir en contra de los medios de comunicación, la opinión pública y hasta el sentido común, terminó imponiéndose cuando la realidad le dio la razón a Andrés Manuel. El trabajo de comunicación encontró un abono importante en la sociedad para florecer y eso da una satisfacción enorme. Lo que pareció una causa perdida terminó siendo una causa que con el tiempo adquiere una significación totalmente distinta y hasta alternativa. En este caso, una resistencia política, un discurso opositor, ahora llamado antisistema, terminó abonando a la conciencia de los ciudadanos y nos devuelve un mandato de cambio.


C&E: ¿Qué sigue en tu carrera?

JR: Seguir en mis tareas de comunicación. No tengo claro mi papel, pero estaré en el gobierno federal ayudando. Soy un ciudadano que nunca ha tenido un cargo público; quizá sea el momento, pero no me hago ilusiones ni planes. Donde sea necesario para el cambio ahí estaré.


C&E: ¿Qué pasará con Regeneración?

JR: El periódico continuará. Es un órgano de comunicación de Morena. Afortunadamente en el partido se promueve la disminución de los recursos para los partidos, cuando es el más beneficiado de la elección. Hay que ser congruentes y eso es lo que sigue. En mi caso ser congruente con las causas que han sido parte de mi vida: la defensa de los derechos humanos, los pueblos indígenas, estar de lado de las víctimas, luchar contra el abuso del poder y la corrupción, contra un modelo de sociedad que excluya a la mayoría. El reto ético es, desde donde esté, mantener esas banderas en alto. C&E


Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)