LA CAMPAÑA DEMÓCRATA FUE TODO UN ÉXITO: JOSÉ ARISTIMUÑO


Si te marcan desde Venezuela para manifestar su consternación originada por la difusión de un video en el que se compara a Trump con Hugo Chávez es porque estás haciendo las cosas bien, considera José Aristimuño, subsecretario de prensa del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés), al referirse a uno de los videos que su partido utilizó como arma de guerra, en las pasadas jornadas electorales de los Estados Unidos.


El joven estratega de 28 años de edad, dueño de un carácter llano y contundente, fue asignado a dicho cargo al inicio de la recta final de las elecciones de noviembre del año pasado. Durante la carrera presidencial de aquel país, Aristimuño fue hombre clave de la comunicación del gobernador de Maryland, Martin O’Malley, quien aspiraba ser candidato presidencial por su partido. “El amplio conocimiento de José en comunicación, su creatividad y su habilidad para crear mensajes de gran alcance para una variedad de audiencias, tanto en inglés como en español, fueron claves durante mi tiempo como candidato”, señaló el mandatario.


Campaings & Elections tuvo la oportunidad de conversar con el responsable de la comunicación de su partido con el electorado estadounidense, en énfasis con los hispanoparlantes, un segmento cada vez más prominente y que, en muchos años, será determinante para definir la forma de hacer gobierno en los Estados Unidos. Durante la entrevista, el estratega político destaca el trabajo de su colega mexicano Sergio José Gutiérrez: “no hubiéramos podido batir récords como lo hicimos el año pasado, sino hubiera sido por la labor de Espora y de Sergio”.


C&E: Cuéntanos José, ¿cuáles fueron tus tareas durante la campaña de la candidata demócrata? ‒Gran parte de mi labor era usar los me- dios para movilizar el voto de los latinos y asegurar que la gente conociera la agenda de Hillary Clinton. Yo estoy muy orgulloso de la labor que hicieron los latinos al ir a votar en esta última jornada. Te explico, en el 2008 votaron aproximadamente 8 millones, en 2012, alrededor de 12 millones, en 2016 rebasamos los 13 millones. Es decir, hemos aumentado la participación del voto hispano en los Estados Unidos a través de una amplia estrategia de medios que no sólo incluye radio, televisión, periódicos, sino también redes sociales, porque en Estados U