El lado femenino de la comunicación política, la otra mitad de la democracia



Los desafíos y avances de las mujeres en la esfera política, de voz de las comunicadoras que la protagonizan


Por Yassin Radilla @YassinRadilla. Aunque creamos que la política siempre ha sido así, no hay que olvidar que la historia del voto femenino no es tan vieja. Los logros sobre inclusión femenina en las decisiones democráticas son relativamente recientes, pese al largo recorrido que han caminado las mujeres para que sus derechos políticos sean reconocidos. Algunas desde el activismo feminista, otras con su trabajo, juntas han logrado dar pasos importantes, pero la meta aún es lejana.


El reconocimiento del voto femenino en México sucedió recién en 1947 y a casi 68 años de ese hecho está por acontecer una de las elecciones más numerosas y con mayor participación femenina. En Campaings & Elections (C&E) compartimos los perfiles de algunas de las mujeres más influyentes en la comunicación política en español.


Entrevistamos a tres de ellas: Ana Lucía Herrera, Aureola del Sol Castillo y Yessica de Lamadrid. Consultoras propositivas y talentosas que comparten su trayectoria, su opinión sobre los avances y pendientes en equidad de género, y hasta su visión sobre la tensión precampaña que ya emociona a la opinión pública en México.


Las tres apuntaron que la toma de decisiones es un factor clave que las diferencian de sus colegas varones ¿Se imaginan cómo sería vivir en un país donde las decisiones sean tomadas por mujeres y hombres por igual? De mano de sus experiencias y comentan podemos dilucidar ese próximo escenario.


Gisela Rubach

Debíamos iniciar con ella. La maestra de la comunicación política en México es la primera mujer en ingresar al salón de la fama del Reed Latino, por sus más de 300 campañas, según nuestro último conteo, y el acompañamiento a 20 gobiernos de América Latina.


Además de ser conocida por su influencia y capacidades, destaca por ser pionera en incursionar en un entorno tradicionalmente dominado por hombres, el marketing político, desde antes de que este concepto se popularizara en nuestro país como una moda, y que pronto se convirtió en una herramienta insustituible para la clase política y gobernante.


Ha estado en campaña desde 1983, pero descubrió que sería estratega tres años después, en la Sierra de Zongolica, de su natal Veracruz, cuando en un acto de campaña fue interceptada por uno de sus profesores del ITAM, quien le preguntó cuánto cobraba por pasarle fichas a Fernando Gutiérrez Barrios, en ese entonces candidato a gobernador. Vaya sorpresa se llevó la joven al saber que se podía ganar dinero por pasar tarjetas.


La directora de Consultores y Marketing Político, en entrevista para C&E (2017), señaló que la educación, el carácter y la determinación le han permitido incursionar “en un mundo de hombres” como estratega general, que tiene que ver con todo: tierra, aire, redes sociales... absolutamente todo. Hoy en día es muy difícil encontrar a un estratega que reúna las capacidades de todas las áreas.


Gisela Rubach. Foto C&E México

Sin embargo, ha destacado como coordinadora de tierra. Con ese papel, fue parte del tridente que hizo ganar al actual gobernador del Estado de México, en una de las elecciones más cerradas de la democracia mexicana contemporánea, la cual diversificó su oferta política y con ello las preferencias del electorado, al punto que el PRI casi pierde su gran bastión.


Además, el diplomado que ha dirigido desde hace más de 20 años es el primero en el mundo en marketing político. Por éste han pasado generaciones de consultoras y consultores que han dado forma a la política contemporánea en español. Ha visto la evolución de ésta, la profesión de las tarjetas.


“Estamos en una dinámica en la que cada día ocurre algo determinante para el éxito o el fracaso. A pesar de que las redes sociales han llegado para modificar lo que sabemos de la disciplina, en México las elecciones se ganan en tierra y con votos, no en los entornos digitales”, comentó en aquella ocasión Gisela Rubach, quien amenazó con estar siempre y cuando dé resultados.



Ana Lucía Herrera

Joven pero decidida a impactar en la sociedad a través de su gusto y pasión por la comunicación política, Ana Lucía Herrera ha superado el escepticismo que se tiene de la capacidad de la mujer y las personas jóvenes, probándose incluso así misma que lo que ella cree que la hace mujer es justo lo que le ha permitido avanzar en el competitivo gremio, como una consultora con alto potencial.


“Necesitamos un perfil, exactamente como el tuyo, pero en hombre”: Ana Lucía Herrera

Inició en la comunicación política universitaria; continuó en la comunicación política empresarial, ámbitos que recuerdan la diversidad de la profesión y la resiliencia que se necesita para gestionarla. En entrevista para esta edición de C&E, recordó su paso por la COPARMEX, cuando coordinó la estrategia de redes sociales, y su posterior llegada a una campaña en Zacatecas, cuyo equipo estaba integrado en su mayoría por hombres mucho más adultos que ella.


“La primera campaña sí fue complicada. Porque yo era una niña fresita que iba a decir qué hacer a un grupo de hombres de 40 a 45 años, que llevan toda su vida en la grilla. La verdad es que, al principio, no me dejaban. Me decían ‘necesitamos tu perfil, exactamente tú, pero en hombre’ ¿Cuál es la diferencia? Me decían que era porque no querían involucrarme en escándalos”.


Ana Lucía Herrera

“Lo que decían de mí era misa. No iba a abandonar un proyecto, en una campaña, a los 26 años, nada más por lo que iba a decir de mí. Desde la integración de los equipos, ya hay filtro. Yo entiendo que me quieran cuidar, pero la cosa no va por ahí. Yo quería que me vieran con la autoridad y el carácter de decir: ‘a ver, yo puedo, yo lo voy a hacer”.


Su desempeño le permitió pasar de la coordinación de comunicación, a liderar también la estrategia de tierra, y después toda la campaña. “Fue un proceso donde me tocó ir escalando y el grupo interno del partido claramente eso no le gustaba. Y no nada más el hecho de que yo fuera externa, sino porque era mujer”. El candidato veía en ella las fortalezas para tenerle confianza, en cambio, muchas personas sólo a una chavita junto al candidato soltero.


“Siendo tan joven, sí me pegó. Me comencé a dar cuenta de que comencé a adoptar muchas conductas de hombre, porque si no, no iba a ser competencia y no me iban a tomar en serio. Comienzas a hablar, pensar y decidir de otra manera”, recordó Herrera, quien combinaba estas reflexiones con los conflictos internos muy comunes en los equipos, y tan innecesarios.


Tras poner las cartas sobre la mesa, decidió regresar a sus bases, “porque todo aquello que me hace mujer, fue la razón principal por la que me eligieron para todos esos puestos. Muchas cosas que me hacen diferente. Al fin de cuentas estoy metiéndome en un mundo caótico con hombres que traen muchas intenciones e intereses personales y van a buscar de alguna manera tumbarte”.


Pese a todo, ve su presente con un aire diferente. Aunque perdió su última campaña para la rectoría de una universidad, la comunicación generó interés y la candidata ahora fue convocada por un partido para la elección de 2021. Espera que sea ella la futura contendiente. La estratega general es también una mujer. Participa en otros dos proyectos en los que el sector femenino tiene un papel relevante para la toma de decisiones.


Desde la agencia digital que dirige, Thot Boutique, comentó que su papel será impulsar liderazgos que trabajen en pro de la mujer, desde el ámbito público. Son los perfiles con los que suele trabajar, más allá de ganar por ganar.


“Vemos todos los días feminicidios, pero no vemos el momento en el que atrapan a los responsables, ni que se haga justicia por ellas. Debemos trabajar la política para nosotras mismas y las mujeres de allá afuera que nos necesitan Las mujeres, con nuestra creatividad y formas de pensar, tan fuera de lo común, lograremos una revolución importante. Sin duda, es el tiempo de las mujeres,”, concluyó.


Alejandra Sota

Gracias a su estricto apego a la técnica aplicada en la comunicación política, según dijo en una entrevista de 2017 para C&E, Alejandra Sota ha contribuido al éxito electoral de varios candidatos. Su trabajo le permitió convertirse ese año en la primera mujer en recibir el Reed Latino en su categoría Consultor del Año, categoría que en ese entonces incluyó cuatro perfiles más, todos masculinos, y que ahora debería nombrarse distinto.


“Es un honor, pero al mismo tiempo implica un compromiso, porque debemos impulsar a más mujeres en el ámbito de la consultoría política, en la toma de decisiones. Casi siempre soy la única mujer en los cuartos de guerra de las campañas y me gustaría que esa realidad cambiara”, comentó tras haber recibido dicho galardón.


Alejandra Sota. Foto Archivo C&E

La directora general de Integra, Metas Estratégicas, comenzó a destacar en la profesión en 1997, cuando tenía 21 años de edad, como parte del equipo de comunicación del Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Acompañó a Felipe Calderón en su camino a la Presidencia de México, que ocupó en 2012, y fue su vocera durante dos años de gobierno. Desde Los Pinos coordinó la comunicación de los festejos del bicentenario de la independencia mexicana y para impulsar el turismo tras una de las crisis económicas más severas que ha enfrentado el país.


Como consultora ha dirigido candidatos y gobiernos del PRI. Trabajó para el exgobernador Eruviel Ávila, el excandidato y ahora gobernado de Coahuila Miguel Riquelme, así como para el excandidato Alfredo del Mazo, hoy gobernador del Estado de México, tras llevarlo del tercer lugar en preferencias, al triunfo. Hablar de comunicación política en México sin reconocer el trabajo de Alejandra Sota es imposible.


Oliva Barros

“Campaña que excluya a las mujeres, campaña con fracaso asegurado”, afirmó en entrevista para C&E, Oliva Barros, consultora de El Instituto, quien impregna su trabajo de la agenda feminista, al considerar que el sector femenino no son sólo votos, sino un “gran universo” que tiene mucho que aportar a las democracias y la construcción de la opinión pública.


Magister en Comunicación por la Universidad de Navarra y & George Washington University, Barros ha participado en campañas importantes en Latinoamérica, como las presidenciales en natal Ecuador (2017) y en México (2018). Es coautora del libro El candidato perfecto y activista de los derechos de la mujer. En 2014 creó junto a otras mujeres la asociación "Sonrisas de Mujer", para promover la salud y educación de mujeres y niñas.


Oliva Barros

Pionera en el diseño e implementación de estrategias en redes sociales en dicho país, considera al machismo como un rasgo importante para resaltar, ya que impregna las reglas escritas y no escritas de la política que delegan a la mujer. Ante este escenario impulsa la participación y capacitación femeninas. “Al ver a candidatas disfrutar de sus campañas, empoderadas, seguras, sensibles, entendí el valor de un asesor de comunicación, del poder de la palabra y la importancia de las mujeres en la construcción de la política pública”, comentó en ese entonces.


La elección mexicana de 2018 fue especial. Fue una campaña paralela dirigida a mujeres que le permitió profundizar una agenda que he recorrido por años: violencia de género, salud preventiva, economía de género y educación paritaria, del que desarrolló el concepto #NoEsNormal.


“La enseñanza que más valoro es que pasamos de ver a las mujeres como target a un gran universo. Demostramos que podemos trabajar juntas, dar valor agregado a una campaña política y que, no obstante la carga machista de la historia política mexicana, la resistencia a inercias impacta en los resultados electorales”, celebró Barros, hoy por hoy una de las consultoras más activas de El Instituto.


Aureola del Sol Castillo

Aunque celebra que cada vez más mujeres participan como candidatas, en la toma de decisiones de las campañas y en su profesionalización, la periodista y consultora Aureola del Sol Castillo recuerda en una reciente entrevista para C&E que hay que insistir en la formación pues en ciertos nichos sociales se sigue considerando a la mujer como “inferior o de roles no destinados a la toma de decisiones ni de cargos directivos”, como la política.


Las elecciones mexicanas de 2021 son una oportunidad histórica en materia de equidad de género: Aureola del Sol Castillo

Master en Comunicación Política y Marketing Electoral por la Universidad Pompeu Fabra, Castillo es creadora del método SER Digital, que permite la elaboración de contenidos Sencillos, Emotivos y Relevantes para la web. En su experiencia como estratega digital dentro de campañas importantes en América Latina, como la de México en 2018 en la que se postularon 50 por ciento candidatos y 50 por ciento candidatas, ha observado diversas manifestaciones de la violencia política de género.


Aureola del Sol Castillo

“Llegaban algunas candidatas con sus esposos diciendo que ellos iban a tomar las decisiones. Postulaban mujeres para cargos en los que de entrada sabían que iban a perder. En redes había muchos comentarios y difamaciones estereotipándolas, juzgándolas por su vestimenta. ¿Dónde vas a dejar a los niños? ¿Quién los va a cuidar? Todo ese tipo de situaciones o las características que vinculan los roles femeninos”, recordó.


Debido a que desde que inició su trabajo, primero como reportera de la fuente política, después en varias áreas de comunicación social de distintos gobiernos y ha sido consultora en campañas electorales de América Latina, Castillo ha notado cómo los partidos políticos no trabajan en la creación de liderazgos femeninos, es decir, en posicionarlos, y es uno de los problemas más graves, ya que eso es vital para que puedan ser cartas fuertes a contender.


Si las mujeres no son de gran reconocimiento en las encuestas, es porque los propios partidos no trabajan a su favor y ahora tienen problemas para definir sus candidaturas femeninas. Recordó cómo en algunos casos lastimosamente decían no hay mujeres. “Si nos vamos a las estadísticas sobre población, al padrón de votación, para ver cuántas mujeres votamos, es imposible e inaudito decir que no hay mujeres”, cuestionó.


Algunos otros hicieron hasta lo imposible para que, en México, el INE desechara la determinación sobre paridad de género. Para contrarrestar este tipo de machismo presente en la política, Castillo y otras consultoras crearon en 2016 la organización mundial "Mujeres de la Política", cuyo objetivo principal es la profesionalización de las mujeres que deseen ingresar a esta arena, en once países de Latinoamérica.


Pese a los múltiples desafíos que aún prevalecen, ve la elección mexicana de 2021 como una oportunidad histórica de cambiar las cosas, gracias a los avances que han logrado el movimiento feminista y muchas otras mujeres que abren brecha en sus entornos laborales. Su logro más importante es abrir puertas, generar posibilidades de trabajar en campañas importantes que le permitan desarrollar y hacer su trabajo.


“Para nosotras las mujeres sí ha sido complicado. Coincido con muchas compañeras que nosotras estamos en la fila de las soldados, las guerreras, las que hacen la talacha del día a día. Sin embargo, quienes toman las decisiones por lo general son los hombres”. Lamentó que sólo una o dos mujeres integren los cuartos de guerra, cuando son de decisiones “más reflexivas”


“Está por salir un artículo sobre la opinión de varios consultores que denominé Ellas en el cuarto de guerra, visto desde la óptica de los consultores, en los que coinciden en sentirse afortunados por el hecho de que haya cada vez más mujeres tomando decisiones”, nos contó.


Para finalizar, sugirió a sus colegas recordar las dos preocupaciones más grandes de este momento: la salud y la economía, “dos temas torales en los que debemos concentrarnos durante esta campaña política. No de manera burda, lanzando propuestas por lanzar. La comunicación tiene que ser más personalizada, segmentada, porque no es la misma preocupación la que tú puedas estar teniendo tú o tu servidora”, concluyó.


Vania de Dios

Algo curioso leí sobre las primeras damas. No se les vota, pero su imagen y actuación durante campaña son fundamentales en varios países. Las parejas de quienes buscan ganar alguna elección reciben mucha atención, pero muy pocas veces son consideradas en la estrategia. La consultora Vania de Dios reconoció la trascendencia de esta figura desde su inicio en la comunicación política, pues justo ese fue el papel que asumió en su primera campaña y ahora lo reivindica a través de su trabajo.

Vania de Dios

Periodista de formación, gracias a los muchos años que dedicó a la investigación, cubrir procesos electorales y seguir de cerca las campañas, Vania de Dios desarrolló ventajas y herramientas para asesorar a las parejas de candidatos y candidatas a involucrarse en las contiendas electorales, y romper con el mito “del adorno”, tal y como se ha reforzado por la tradición y el machismo. Ella desarrolló su primera estrategia electoral para sí misma para acompañar a la de su esposo.


¿Por qué pensar en las parejas de las y los candidatos? Se le preguntó en una entrevista previa para C&E. Con la afinidad que se logra establecer entre los votantes y las parejas de los candidatos y candidatas, es posible generar votos que marquen la diferencia, sobre todo cuando de resultados cerrados se habla. “Estas estrategias son una oportunidad para mostrar quién es el candidato, qué lo hace único en comparación con otros, qué valores lo mueven y qué representa o qué diferencia puede hacer en la vida de los ciudadanos”.


Para la comunicadora, hoy por hoy estas estrategias son necesarias ya que las parejas son mujeres con roles más activos y protagónicos. “La presencia de estas figuras femeninas no es coincidencia y mucho menos ornamental, detrás suele haber una estrategia; están ahí porque se busca comunicar algo”, apuntó.


El escenario internacional nos da una muestra de la atención creciente que las figuras femeninas reciben. Ahí están Michell Obama, Ivanka Trump, Brigitte Macron, Lilian Tintori, Beatriz Gutiérrez, entre otras mujeres que comparten rasgos de su perfil ideal: dominan discursos públicos, reconocen su contexto social y político, son prudentes y congruentes, saben cómo relacionarse con los medios y cuáles son los ejes del trabajo de su candidato y no pierden su esencia. Entienden que los cargos públicos son para construir y para servir.


Heidi Osuna

El complejo mundo de los estudios de opinión históricamente ha estado plagado por hombres. Heidi Osuna irrumpe en él y llevó a Enkoll, la firma que dirige, a posicionarse a nivel Latinoamérica como un referente en el ámbito, al recibir el Reed Latino 2018 en la categoría Mejor Casa Encuestadora. Para llegar ahí tuvieron que pasar 18 años, un corto periodo si se considera los muchos e importantes trabajos de esta maestra en Elecciones y Dirección de Campanas, por Fordham University, Nueva York.


Heidi Osuna. Foto C&E Archivo

“Los estudios de opinión son la materia prima de la estrategia de campaña. La interacción de la estrategia y la opinión pública surge de un necesario diagnóstico que debe realizarse para conocer de manera precisa el contexto en el que se desarrollará la campaña y, posteriormente, en una evaluación que mida el impacto de la campaña”, destacó en una entrevista previa para C&E.


Ha trabajado en la comunicación política de campañas del Partido Demócrata en Nueva York, lo cual le dio la posibilidad de incorporarse al Senado de ese estado. Para ella este trabajo fue parteaguas en su carrera. En 2012 vuelve a México para ser parte del equipo de la campaña presidencial del ex presidente Enrique Peña Nieto. Los siguientes años tuvo a su cargo distintas responsabilidades en instituciones de gobierno como Petróleos Mexicanos y Presidencia de la República.


“El mercado necesita empresas serias y comprometidas. Empresas que asuman la responsabilidad ética de la investigación para fines estratégicos, pues sólo te ganas un lugar como empresa seria imprimiendo calidad en cada uno de tus proyectos. Y que la clave del éxito es la innovación y la formación de un equipo multidisciplinario”, refirió Osuna, quien ha mantenido a Enkoll como punta de lanza en innovación, al crear novedosas técnicas de investigación.


Yessica de Lamadrid

Para Yessica de Lamadrid, quien se ha desempañado exitosamente como consultora de comunicación política para personajes destacados en México, como el expresidente Enrique Peña Nieto, una manera de reconocer la lucha de las mujeres para avanzar en su inclusión en la política es refrendar ese gran esfuerzo.

Abrir espacios para la mujer en política es un acto de generosidad, pero sobre todo de valentía: Yessica de Lamadrid

Mujeres de enorme talento en el país, como María de los Ángeles Moreno, Beatriz Paredes, de izquierda o derecha, mujeres muy importantes en la actuación nacional, han contribuido a que otras que desean participar e involucrarse en el quehacer político puedan hacerlo.


Yessica de Lamadrid

“Las mujeres siempre han estado presentes, pero no en un papel protagónico”, afirmó en entrevista para esta edición de C&E, al recordar lo mucho que se ha avanzado e insistir en lo mucho que hay pendiente. La ex candidata a diputada federal celebró el fallo del año pasado que el Tribunal Federal Electoral (TRIFE) hizo con respecto a la participación paritaria de las mujeres, que surgió de una observación del Instituto Nacional Electoral. La consideró atinada, pues “abrió una oportunidad invaluable para todas las mujeres que participan en política”.


En consecuencia, prosiguió la estratega, las mujeres que tienen posibilidades de aprovechar estos espacios deben demostrar una vez en gobierno que sí tienen, no nada más las tablas y el conocimiento, sino el talento para gobernar para todos.


Lamentó que todavía son muy pocas las mujeres que participan en política, muchas menos las que toman decisiones y hacen estratega. Sin embargo, reconoce que derivado de estas dificultades, en los 70 años de participación femenina hay casos excepcionales como Gisela Rubach pionera en la estrategia general, para quien no ha sido sencillo sentarse y ser la única mujer en la mesa de muchas luchas electorales.


“Esto es una contienda y como contienda es una guerra en la que todos nos acordamos quién es el que gana, y poca gente recuerda quiénes son los que pierden”, comentó.


“Teníamos un pacto de hombres y mujeres como ella vinieron a romperlo. Entendieron estas reglas de hombres y empezaron a generar espacios para mujeres, lo cual ha sido verdaderamente un acto de generosidad hacia el género, pero además un acto de profunda valentía. Y ante esto, y las decisiones del Instituto Nacional Electoral y el TRIFE, ahora sí que el género no puede fallar”, subrayó De Lamadrid.


Como estratega, se enorgullece de lo que plasma en su trabajo: “nuestros clientes lo toman como suyo, como algo personal, se lo adueñan y verdaderamente deja de ser mi discurso, mi soundbite, para convertirse en eso que ellos dicen y hablan todos los días. Verdaderamente es un privilegio poder idear hacia dónde va una campaña política y de gobierno, y que nuestros clientes, mis clientes en particular, se elogien; sea su voz”.


Entonces, ve la elección mexicana de 2021 con buenos ojos, ya que destacan figuras femeninas de gran capital político, con las que ahora hay que trabajar para generar candidaturas competitivas a nivel nacional, a puestos de importancia como las gubernaturas.

Destacó mujeres de la escena actual como Clara Luz, una fuerte carta para Morena, lo que habla de la creciente aceptación de los partidos políticos competitivos de considerar mujeres probadas en gobiernos y elecciones, como una oportunidad de presentar una boleta ganadora.


“Las mujeres, ojo, son la punta de lanza, pero las minorías también deben participar activamente. Los partidos deben postular activamente candidaturas indígenas, con quienes tenemos una enorme deuda social en nuestro país y sería muy afortunado que tengan un espacio. También las personas LGBTQI y las migrantes, que tengan voz, voto y representación en sus comunidades, congresos locales y la Cámara de Diputados. Esto nos va a llevar a una democracia mucho más incluyente, y ahora sí, como pocos países en el mundo, a una democracia progresista”, concluyó.


Andrea de Anda

No cumplía ni 30 años de edad, pero Andrea de Anda ya había participado en 40 campañas electorales ganadoras en México y había trabajado para varios gobernantes, empresas y gobiernos en estrategias digitales, una breve pero consistente carrera en la comunicación política que convirtió a la socia directora de Ojiva Consultores en la acreedora del Reed Latino como la Estratega Digital de 2018.


Además de su convicción y aptitudes personales, su éxito se debe en gran parte a Capisci, un método-herramienta para el análisis de la opinión pública que desarrolló. Se trata de una tecnología única en su tipo en Latinoamérica y EEUU, ampliamente usada por gobernantes, partidos y candidatos, gracias a que, entre otros valiosos datos, cada 24 horas brinda información actualizada, lo que permite una toma de decisiones rápida y certera.


Andrea de Anda. Foto C&E Archivo

“Los datos por sí solos pueden ofrecer velocidad y estadística, pero sólo pueden lograr una parte; es la ciencia, el estudio y el expertise lo que nos permite aportar más valor”, fincó en una entrevista previa para C&E, al hablar de los éxitos de Ojiva, desde donde proporciona una plataforma al cliente con la que puede darse a entender y al mismo tiempo encontrar su valor y significancia.


La multi galardonada por su trabajo profesional con estatuillas como el Reed Award y Victory Award, es integrante de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales (ALICE), es la primera mujer mexicana en usar las bondades del big data con fines electorales. En 2018, para la campaña de Ricardo Anaya, en México, elaboró la investigación más grande de la que se tenga registros: colectó más de 17 millones de comentarios de 28 mil 444 publicaciones, cuyo análisis permitió la creación de más de 15 mil contenidos originales para redes sociales.


Andrea de Anda incursionó en el big data, social listening y el thick data cuando estos conceptos eras menospreciados por mero desconocimiento. A pocos años de su aparición no podemos negar su utilidad, menos de la capacidad de esta joven consultora para gestionarla a favor de sus clientes. “Hoy más que nunca necesitamos comprender mejor el mundo y los cambios que se da, para ofrecer mejores estrategias de comunicación. Capisci contribuye a comprender mejor a las personas, sus motivos, creencias y lo que las impulsa a tomar una decisión”, concluyó.


Corolario

A través de estas breves semblanzas, es como C&E expone de forma sencilla el gran trabajo de mujeres y aliados que, desde el activismo o su trabajo, han abierto brechas y han generado más oportunidades para la incorporación del sector femenino en la arena política. Aunque todas han manifestado problemáticas graves aún pendientes, ven con optimismo un futuro próximo más inclusivo y equitativo.


La visión de las mujeres aquí presentada nos invita a reflexionar cómo incluso en ámbitos en los que se pretende generar condiciones equitativas de participación y se enarbola la igualdad de las personas, como la esfera política, el piso no es parejo y hay resistencia a cambiar.


Pese a todo, para lograr su desarrollo personal, hay muchas mujeres dispuestas a enfrentar estos terrenos hostiles; sin el afán de romantizar sobre este grave problema, algunas incluso con dobles jornadas laborales. Mi reconocimiento y respeto a todas, particularmente a las seis con las que trabajo. C&E


#8M2021 #8M2021Mexico

Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)