Los DIRECTORES DE COMUNICACIÓN al borde la extinción


Los directores de Comunicación (Dircom en la jerga profesional) tenían como misión promover una imagen veraz y positiva de las instituciones para las que trabajan en los medios tradicionales (3 televisiones, 5 diarios nacionales y 3 radios). Ahora, el escenario de su trabajo ha cambiado de sitio. Y con él, cambiaron los protagonistas, la música y el libreto.

El cambio a lo digital está produciendo un divorcio entre las personas y las instituciones, una distorsión entre el lenguaje con el que hablamos los humanos y el lenguaje con el que hablan las instituciones.

¿Cuál es el problema? Es difícil de diagnosticar. Pero hunde sus raíces en la lentitud con la que han reaccionado las direcciones de Comunicación a los cambios de hábitos de los ciudadanos.

La génesis de este divorcio en ciernes podría estar en cómo piensan los ciudadanos y cómo piensan las direcciones de Comunicación.

Estas diapositivas que ayudan a hacer un test personal y de equipo sobre qué estamos haciendo en Comunicación Institucional y cómo deberíamos revolucionar nuestro trabajo para sobrevivir.



Ellos (los ciudadanos)


Abren su móvil 140 veces

al día. El periódico, nunca.

No ven telediarios. Leen noticias de forma

intermitente y parcial, las que eligen sus

contactos. No se fían de

las instituciones. Tienen

un radar para desconectar

con el lenguaje

corporativo. Cuando

quieren saber algo, lo

buscan. Creen y difunden

leyendas urbanas. Se fían

más de las experiencias

personales que de lo que

dicen los medios. Tienen

corazón. Quieren hablar,

implicarse. No sienten

respeto por las jerarquías.

Su queja está a un clic de

ser enviada al mundo.

Los nuevos consumidores de

información Nosotros (los DIRCOM)

Una agenda de 40 o 50

contactos clave en los

medios. Los problemas

surgen cuando el jefe

sale mal en los medios.

Dos o tres notas de prensa

al mes. Con el resume

de prensa lo controla todo.

No hay problema que no

pueda resolverse con una

comida. Si el teléfono

no suena, no pasa nada.

La imagen es lo que yo

cuento. Que a ningún

mindundi de la compañía

se le ocurra hablar en

nuestro nombre.

Ya estamos en Facebook

con tropecientos

seguidores. ¿Digital? Eso

no es lo importante. Es

otro canal.

Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)