La hora de la verdad. Los retos del nuevo Presidente


México es un país histórico, enorme, universal; siempre ha estado por encima de sus gobernantes, tanto de los buenos y generosos como de los perversos y ambiciosos; ha cobijado a todos por igual, pero los ha premiado o castigado por el peso de su responsabilidad política.


La historia ha registrado el paso de mujeres y hombres brillantes que por su apasionante trayectoria, llena de congruencia, fueron reconocidos como hijos ilustres de esta gran nación. A los traidores, por supuesto, lo ha castigado con la muerte, con el exilio, con el olvido (de muchas generaciones) y hasta con el desprestigio de la honra.


Cómo no recordar la herencia de Lázaro Cárdenas del Río, el “Tata”, defensor de nuestros recursos energéticos y de nuestros indígenas; el legado de Venustiano Carranza, impulsor del constitucionalismo; de Francisco I. Madero, Padre de nuestra incipiente democracia o de Porfirio Díaz, gestor de la industrialización y del movimiento cultural de la nación.


Como dejar en el baúl de los recuerdos a Benito Juárez, Padre de la Reforma, de la legalidad, del pleno respeto al derecho ajeno; a José María Morelos y Pavón, el “Siervo de la Nación”. Todos ellos dejaron una herencia inolvidable para nosotros y para nuestros hijos.


En la memoria histórica de los mexicanos se mantendrá la entrega amorosa y sin medida de los auténticos luchadores de las causas sociales como Emiliano Zapata o Francisco Villa, que desairaron el poder y se convirtieron en íconos de los movimientos libertarios del país.



La Responsabilidad Histórica


El triunfador de esta contienda presidencial (1 de julio de 2018) tendrá una responsabilidad histórica sobre sus espaldas, ya que cargará con todas las limitaciones, irresponsabilidades, traiciones y la deuda social y económica de los últimos mandatarios.


El nuevo Presidente recibirá un país cubierto de sangre por los miles de mexicanos muertos en esta tierra, víctimas de la inseguridad; tan sólo en los dos últimos sexenios se han registrado 234 mil asesinados (entre ellos 135 candidatos a puestos de elección), sin olvidar a los cientos de desaparecidos, de los feminicidios y de los “no contabilizados”.


Quien se ponga la Banda Presidencial recibirá y administrará un país con 54 millones de pobres, la mitad de ellos viviendo en la pobreza extrema, en la miseria, con poco o casi nada para sobrevivir en familia.


El nuevo Mandatario tendrá en sus manos un país dividido por cuestiones partidarias, ideológicas o doctrinales; gente que se ha sentido traicionada, una y otra vez, por sus líderes, por sus funcionarios, por sus legisladores, que se han enriquecido, a más no poder, dejando en la desdicha a cientos de personas.


Recibirá, además, un país con 30 millones de jóvenes (la cuarta parte de sus habitantes), “Millennials” con ganas de comerse al mundo, de triunfar; ávidos de trabajar y abrirse espacios a como dé lugar; capaces (en todos los sentidos) de hacerse ver y hacerse sentir como la fuerza laboral de México.



¿Qué debe hacer el nuevo Presidente?


1.- Llegar con mentalidad de Estadista, con una visión transformadora y de largo alcance, que visualice a México como una Poderosa Nación, capaz de posicionarse como Líder y Ejemplo en toda Latinoamérica (principalmente) y en el mundo. Respetar y hacer respetar al país desde dentro y desde afuera.


2.- Alejarse de las ideologías (sobre todo de las extremas y radicales), ponerse por encima de ellas para gobernar para todos sin excepción alguna; administrar para pobres y ricos, jóvenes y adultos; hombres y mujeres; para la gente del campo y de las urbes, para los creyentes y no creyentes.


3.- Reconstruir el Tejido Social hermanando a todos (porque todos somos una Gran Familia); educando para la Paz; impulsando el respeto a la Diversidad; protegiendo a los más débiles, desprotegidos y vulnerables.


4.- Fortalecer el Estado de Derecho y la Legalidad; aplicar la Justicia sin distinciones y castigar a los culpables de cualquier delito, sin dejar espacio a la impunidad.


5.- Quizá lo más importante: generar un Nuevo Pensamiento, una Nueva Cultura, una Nueva Cosmogonía, exaltando nuestra Mexicanidad, nuestras Raíces, construyendo al Nuevo Ciudadano que tanta falta le hace al país.


elmerancona@hotmail.com @elmerando

Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)