Los spin doctors que marcaron una época en Estados Unidos


Imagen: Pixabay

Textos de Otros*. Christian Salmon repasa en las primeras páginas de su último libro ‘La era del enfrentamiento. Del storytelling a la ausencia de relato’ (Atalaya) la trayectoria de la figura del spin doctor en Estados Unidos. Este concepto, de reciente actualidad en nuestro país, aparece por primera vez en 1984 durante el debate televisado entre el presidente Ronald Reagan y el aspirante demócrata Walter Mondale, quien salió ganador de la batalla de esa noche. Ante esto, Lee Atwater, asesor de Reagan, afirmó que «ahora es cuando salimos nosotros y le damos la vuelta a las cosas» (spin this afterward). Al día siguiente, el editorial del New York Times denominó spin doctors a esos asesores que consiguieron construir el relato que dibujaba a Reagan como ganador del debate.


Considerados como «agentes de influencia», la era de los spin doctors arrancó con la propia presidencia Reagan, en la que el ex actor estuvo rodeado por David Gergen y Peggy Noonan, sus speechwriters, y Michael Deaver, su jefe de gabinete. Es el inicio de lo que Salmon considera «una despolitización sin precedentes, un golpe de Estado sin estrépito llevado a cabo por un grupo de spin doctors que han realizado un verdadero hackeo ideológico que impuso al universo de la política unas normas, unos códigos y una racionalidad propia, sustituyendo el arte de gobernar por el arte de la puesta en escena».