banner sonora abril .jpg

LOS SUPERCÍVICOS Arturo Hernández. El Comandante de una nueva generación



Con cientos de miles de reproducciones en Facebook y en Youtube, Arturo Hernández, líder de los Supercívicos, ha sabido combinar la comedia con la denuncia social, para él, los medios digitales han mutado, y con ello le han dado voz a miles de personas que quieren ser escuchadas y quienes proponen soluciones para mejorar su entorno. Con las denuncias a través de su canal, partidos políticos, delegaciones gubernamentales y grandes empresas han sido evidenciadas a través del smartphone permanentemente vinculado a diversas redes sociales.

Sin embargo, no es la primera ocasión que vemos a Arturo Hernández a cuadro, en la década de las noventas él, junto con VJ´s de diversas parte de Iberoamérica, producían MTV en su versión latina, el cual era uno de los canales con mayor penetración entre jóvenes de 15 a 30 años. En ese entonces el consumo de medios mutaba a una televisión de paga que buscaba oxígeno después de años del entretenimiento que brindaban los canales de televisión en México, Argentina, Chile por mencionar algunos.

Años después, MTV dejó su programación musical apostando por los reality shows. De esa forma, aquellos VJ´s regresaron a sus países de origen con una nueva visión de brindar entretenimiento. El caso de Arturo Hernández fue la excepción al producir programas de denuncia social con un sentido humorístico con poco éxito en televisoras comerciales en México, los compromisos e intereses de las empresas no compaginaban con la realidad que presentaba Hernández en sus programas, finalmente internet fue una respuesta sin censura de lo que presentaba.


Ya sea vestido como espartano, uno de los Beatles o Jesucristo, Arturo Hernández en compañía del actor Alex Marín y Kall (Ese wey) se han dado a la tarea de denunciar las irregularidades con base en la ley a diversos actores de la vida pública en diversas ciudades de México, su último video “Mallas contra los Mayas” se ha convertido en un fenómeno viral, irónicamente, la Riviera Maya es un lugar en donde los Mayas NO tienen acceso, la privatización de las playas y las concesiones que el gobierno ha dado son cada vez mayores. Kilómetros de "mallas" de hoteles y guardias privados hacen casi imposible poder adentrarte a nuestras hermosas playas del Caribe mexicano.

Desde su estudio, Campaigns & Elections platicó con el Comandante Hernández, quien sin pretenderlo se ha convertido en un activista, un líder de una resistencia civil que sabido sobrevivir a las frecuencias hertzianas hasta llegar al streaming, es sin duda la voz de más de dos generaciones.

Campaigns and Elections (C&E): Arturo, platícanos primero ¿cómo inicias en el tema de la comunicación?, recordamos tu presencia en MTV…y después, ¿qué pasa contigo?

Arturo Hernández (AH): Pues bueno, después de MTV, la verdad es que viene una etapa muy dura de mi vida, ¿por qué? Porque, pues yo siento que empecé en las “grandes ligas” o sea, MTV Latino en ese momento, en los noventas, era un canal que proponía mucho, era un canal que se hacía con una manufactura perfecta, sus animaciones, su fotografía, era una televisión, pues dentro de todo, con los estándares de la televisión “gringa”, que al final de cuentas, podemos decir que la hacen mejor que nosotros, eso es una realidad, ¿no?

Yo creo que el duopolio televisivo ha hecho que no se experimenten nuevas fórmulas, que no se ambicione por generar nuevos formatos por crecer, entonces, pues cuando yo regreso de hacer esta televisión propositiva, vanguardista, hasta en cierta manera cultural, porque en ese momento, el MTV de los noventas no tiene nada que ver con el MTV de ahorita, era Music Television, entonces, era un canal casi, casi cultural porque dábamos a conocer la música que existía alrededor de toda Latinoamérica, o sea, bandas como Café Tacuba o como Molotov, como Los Fabulosos Cadillacs, como los Babasónicos, Aterciopelados… eran bandas que les iba bien en sus países pero que no tenían una proyección a nivel internacional y creo que MTV latino pues lo es.


Cuando regreso a México creyendo poder encontrar una buena televisión e integrarme, me encuentro con formatos que no me llenaban, era entrarle al “jueguito” de Televisa o de Televisión Azteca, haciendo cosas que simplemente, no me apasionaban. Entonces, me doy a la tarea de dejar de estar detrás de las cámaras y tratar de ver cómo se hace todo: escribir, dirigir, editar que me ayudó muchísimo, más allá de estar frente a la cámara, porque tenía como esta inquietud de generar contenidos, nuevos formatos y es así como nacen “Los Supercívicos” en ese año, en ese momento de mi vida que fue muy duro porque pues la verdad, pues… en esos momentos, en los noventas pues era muy reconocido, y pues de repente, perder ese dulce que una vez que lo pruebas, pues te gusta, esa es la realidad; entonces no es que me voy para abajo, sí son momentos difíciles, económicos también, pero también yo creo que gracias a eso me metí a esto, a descubrir cómo se puede hacer una nueva televisión y en el 2005 inventé el formato de “Los Supercívicos”, que después de mucho tiempo fue un formato que salió en Televisión Azteca en el 2006 pero que lo quiso manipular mucho, me decían básicamente: “sí, lo que estás haciendo está muy bien, pero ve y pégale a los que nosotros te digamos”, básicamente me decían: “métete con las delegaciones del PRD y no con las otras”, y yo les decía: “¿por qué? está mal, esta cuestión es anticívica y está mal el comportamiento del gobierno pues está en todos lados, entonces, yo no voy a entrar a su juego”; entonces, como no quise, lo que hicieron es que me pasaron a las dos de la mañana el primer programa, entonces, “Los Supercívicos” que salieron en televisión en Televisión Azteca en el 2006 nadie los vio, pero yo me di cuenta que había algo, que había un formato que tenía potencial y por eso nuevamente intenté sacarlo en el 2013 con MVS, que me contrató para hacer un formato de comedia política y pasó exactamente lo mismo, aquí no era “ve y pégale a la gente del PRD”, pero era una censura en donde, como era un formato de comedia política, pues nosotros nos metíamos con todos y contra ninguno, son formatos… la comedia política existe en todo el mundo y le va muy bien, en México es imposible hacerla, ¿por qué? Porque los principales clientes de las televisoras vienen del gobierno. Si tú te fijas ahorita, ves un comercial y es: “porque en el Estado de Morelos hemos construido y no sé qué” y después, el que sigue es: “en el Senado de la República”, después “los diputados…” y esa es la realidad que como ellos son los principales clientes, no se puede hacer una comedia política en México, nunca se ha hecho, se tuvieron esos destellos como el Privilegio de Mandar, pero al final de cuentas no tenía sustancia; entonces, hago en MVS este formato que se llamaba “Houston, tenemos un programa”, y ahí me empezaron a decir: “no te puedes meter con el Presidente (de la República), no te puedes meter con Gobernación, no te puedes con el PRI” y yo les decía: “es que va contra todos o contra ninguno, no es en contra del PRI, es en contra del PAN, contra el PRD, contra la iglesia… agarrábamos el periódico y sobre donde veíamos la nota absurda, sobre eso hacíamos chistes. Y ahí nuevamente tengo la oportunidad de lanzar “Los Supercívicos”, pero una “seccioncita” de programa, era el tres por ciento de “Houston, tenemos un programa”, pero cada vez que metía yo los videos a YouTube me daba cuenta que eran un éxito, entonces eso fue lo que nos salvó, fue que nos dimos cuenta que el formato de “Los Supercívicos” es de las redes sociales, ¿por qué? Por la libertad que hay.

C&E: Claro, no te censuras.

AH: Nadie me puede decir nada, no hay… digo, hay limitantes también como que no puedo meter pornografía o groserías o cosas así, pero bueno, de eso no tenemos nada que ver, básicamente.

C&E: ¿Te han buscado después de publicado algún video algún político o delegación, partido?ç

AH: Todos, bueno, no todos pero sí…

C&E: ¿Para resolver las cosas o para ayudarles?


AH: No, para entrarle dentro de su lado, como decir: “ oigan Supercívicos, hicimos un video, básicamente, que le fue muy bien, que bueno, podría ser un spin doctor”… quito un anuncio, de esta publicidad que es ilegal porque no puedes colgar nada sobre mobiliario público, te decían que eran de materiales biodegradables o reciclables, no era cierto, vinil puro, nosotros hicimos esta campaña que se llamaba “Quita un Anuncio”, que ya existía, que la había hecho Roberto Maluf, activista que invitaba a la gente: “baja un anuncio electoral, no está bien lo que están haciendo estos hombres”; entonces, nosotros lo hicimos y ese video le fue muy fuerte, le fue muy bien, entonces ahí como que todo mundo, pues del lado de la política, pues me llegaron a hablar de todos los partidos, que del PAN, que del Partido Humanista, de repente Movimiento Ciudadano, o sea, a todos un poquito como que queriendo: “oye Supercívico, a ver si vienes aquí a…”, yo a todos les dije “no”, somos completamente, somos apolíticos, esa es la realidad.

Yo creo que aparte es… el problema de todo lo que nos sucede en México ya que tenemos malos gobernantes, esa es la realidad, nuestra política nos ha echado a perder, somos un país lleno de corrupción y bueno, y eso no ha cambiado, entonces, pues soy completamente apolítico, creo más en estos nuevos movimientos ciudadanos, no el partido, o sea, los reales, en estas acciones en donde el ciudadano tiene que ya tomar acción, básicamente.

C&E: ¿Realmente lo está haciendo el ciudadano? ¿Sí hay un cambio de actitud?

AH: Yo creo que empieza, creo que sí empezamos a tomar cartas en el asunto, empezamos nosotros por lo pronto, como “Supercívicos” estamos muy abocados en que la gente utilice un smartphone, este “aparatito” por primera vez se ve y se escucha muy bien, entonces, este “aparatito” o fotografías al “tumbado” o al “wey” de la Conagua (Comisión Nacional del Agua), o sea, una sola fotografía o un Twitter a “Lady Profeco”, entonces creo que, si bien la novela de George Orwell te hablaba de un “1984” en donde el sistema observaba a la sociedad, no, creo que estamos del otro lado, ahora es el (año) 4891, ¿esto qué quiere decir? Que ahora nosotros como sociedad, vamos a observar al sistema por medio de los celulares.

Siempre que haya injusticias, tampoco se trata, creo que ese es parte de lo que nos ha estado sucediendo, que ya de repente sacas el celular por cualquier cosa, como: “se está pasando un alto y no sé qué”… ¡ya tranquilos! Utilicemos antes el diálogo, pero creo que a nivel ciudadanía este aparato puede ser como un arma de defensa pues muy buena, ve lo que sucedió gracias a un video que alguien tomó, ya está preso o están a punto de meterlo a la cárcel a “Lady Ferrari”, gracias a un video que también otro hombre agarró, está el hombre… o el “Lord me la Pelas”, como que empezamos a hacer estas, yo les llamo como cámaras de seguridad; si bien el gobierno dice que las cámaras del C4 (Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo) son esas, pues este el C1, ¿por qué? porque aparte yo fui atropellado enfrente de una cámara de seguridad del C4 y la calidad del video es una vergüenza, no todas son así pero nadie sabe que el 40 por ciento de esas cámaras no funcionan, entonces creo que viene también, viene mucho por ahí. A veces me pregunto y digo ¿qué hubiera pasado si uno de los 43 (normalistas de Ayotzinapa) que tenían… estaban grabando en teléfono, hubiera hecho un Periscope? se hubiera acabado todo, creo, ¿por qué? Porque te puede salvar la vida, esa misma acción en una carretera que como es la de Iguala donde hay señal alguien hubiera grabado Periscope y “miren, estamos aquí, nos están balaceando y…”, yo creo que a los cinco minutos hay una llamada de allá “arriba” y dice: “a estos que habías subido, bájamelos, péinamelos porque si no, vienen las cosas más fuertes”. Entonces, creo que hay que empezar a aprovechar estos elementos tecnológicos, pero sobre todo, hay que cambiar la mentalidad de… “bueno, pues qué le vamos a hacer”, “qué vas a poder hacer, hombre, si siempre va a hacer lo mismo” o “para qué voy a ir a votar si siempre sabemos quién va a ganar”, pues no, hay que cambiar esa mentalidad como ciudadanos de empezar a no esperarnos a que nos resuelvan las cosas y empezar a resolverlas nosotros, desde todo, desde levantar la “basurita” que está enfrente a tu casa, bajar el anuncio que te pusieron, decirle a tu vecino: “sabes qué, no te estaciones arriba en la banqueta”, porque si cada quien empezamos a cooperar con eso, pues se soluciona gran parte de los problemas del país.

C&E: ¿En qué parte, los partidos y el gobierno se desconectaron de la gente, hablando en temas de internet, de redes sociales?

AH: Pues yo creo que todavía siguen pensando en el modelo tradicional que fue al que siempre le apostaron, que es dominar a la prensa escrita en donde todo el mundo va a hablar bien de mí, a la televisión en donde salen noticias terribles en el noticiero más importante de México, como es el de (Joaquín) López- Dóriga, el cual se calla las noticias más importantes, entonces, creen que funcionaba bien de esa manera y que al final de cuentas, las redes sociales todavía, pues no había que… sabía que empezabas a salir como este nuevo jugador, pero yo creo que no pensaron que fuera a crecer tan rápido o no sé qué, para mí que fue una soberbia completa, porque eso debieron haberlo empezado a hacer desde el año 2000, 2004, 2005; entonces, es en verdad como… pues eso está jugando ahorita a nuestro a favor porque la gente ya no tiene, ya no le cree a la televisión, ya no le cree a la prensa, yo veo hoy, ni Milenio ni Reforma, tal vez todavía para lo personal yo tengo destellos como pues La Jornada o Proceso, pero fuera de eso, como estos diarios tradicionales: Excelsior, El Universal, pues me doy cuenta que están “alineados” a un esquema, entonces, no sé en qué momento se dio qué… yo creo que en el momento que hay más conectividad y ahorita, prácticamente, ya ves el taxista o hasta el albañil o gente que podríamos decir que era de un poder adquisitivo menor, ya tienen la conectividad y les alcanza para tener un smartphone y estar viendo contenido, entonces, ahora sí, es el momento donde ya todos estamos conectados, básicamente, ¿no? Tal vez hace cinco años no, todavía era como una élite ahí… como tener un celular o tener como un sistema de pago por televisión, pues era como de pocos.

C&E: ¿Cómo le podría hacer, entonces, hablando de este tema del gobierno o los partidos para conectar con la gente?

AH: Yo creo no viene en un esquema de que hagan bien las cosas, es una vergüenza ahorita todavía cómo… pues todo lo que sucede, yo sí veo justo este gobierno, en lo personal, completamente desconectado de la realidad, no sé qué le está pasando al presidente que está viendo otro esquema completamente alejado, vemos cómo se está disparando el dólar y sigue todo como normal y “nuestras reformas han hecho el cambio en México” y ves sus discursos completamente aislados y manipulados pero no… o sea, me gustaría poderlo ver y decir: “a ver, camina tú solito del asta bandera del zócalo, cuatro cuadras pero sin nada de gente”, no podrían, sí están completamente desconectados de la gente y sobre todo, que por sus acciones, no tiene nada que ver con que no le están “dando al clavo” en cómo hablarle a la gente, porque al final de cuentas pues ahí están ya los canales, ya no hay, ya no existe el que no se escuchara mi discurso o que las redes sociales todo lo que… cualquier tipo de mensaje está ahí para que se vea. Entonces, yo creo que nadie los está escuchando porque sus mensajes son completamente estériles.

C&E: Platicabas hace unos segundos de que ya no le cree a los medios tradicionales la gente, ¿a qué sí le está creyendo? ¿Al ciudadano común, al (inaudible) famoso que ya busca sus contenidos en propia hora, si son las 12 de la noche y puedo prender la tele y ver lo que yo quiera?


AH: Pues yo creo que sí, viene un poquito con eso. La verdad es que el formato de “Los Supercívicos” empecé a hacerlo con un fin de comedia, una comedia con una consciencia, pero al final de cuentas siempre lo vi como algo de entretenimiento y sin querer, pues ahorita veo que en la prensa me ponen como activista, cosa que yo nunca pensé, pero de repente veo y digo: “¡ah bueno! Tal vez sí soy un ciudadano activo porque empecé a decir las cosas como me parecen, tal cual”, si mi (inaudible) con base a la ley y todo el tiempo tengo estos enfrentamientos con los policías de “no puedes grabar”, “sí puedo grabar” y le enseño a la gente y digo: “sí, sí, de hecho lo que me está diciendo el oficial es una gran mentira, no conoce sus derechos, el artículo 6, el (articulo) 7”, empiezas a hablar con la verdad y hasta con errores también, yo hago mis video denuncias, cuando prendo el celular de repente suelto cualquier sandez, pero creo que esa sandez, al final, es normal porque así somos todos, no estamos exentos a decir tonterías. Entonces, creo que después de esta opresión y de ver esta comunicación mentirosa, pues la gente agradece mucho ver a estos… a cualquier gente que haga contenidos de manera… no tenga los valores de producción necesarios para llamar la atención, como tú ves un Chumel Torres, el programa de Chumel Torres es muy básico, es él hablando a cámara con un croma, o sea, nada más, sabiendo un poquito de producción sabes que eso se hace con 3 mil pesos, esa es la realidad; entonces, creo que viene como todo. Esta nueva credibilidad hacia gente que por primera vez está teniendo la oportunidad de hablarle a una cámara, digo, yo ya lo había hecho cuando estaba con MTV pero ahorita, me siento como muy libre, de hecho me siento con el mismo espíritu que cuando salí de la universidad, con esas ganas de estar creando porque digo: “ahora vamos a inventar un formato de esto y ahora de esto y de esto porque sé que va a salir, que ya tengo la posibilidad de que salga”, en cambio, viví durante mucho tiempo en casi, casi como la película “¿Y dónde está el piloto?”, hice cinco pilotos en mi vida y todos se quedaron ahí “guardaditos”, que hoy gracias a Dios creo que ya le doy razón porque cada uno de esos pilotos pues me dieron un poco de experiencia.

C&E: Y vas creciendo, pero ¿cuál es el futuro, entonces, del internet y de la interactividad con la gente en México, particularmente?

AH: Justo platicando con Chumel (Torres), porque de repente este formato, ahorita estamos en el 2016, en el 2015 yo estaba haciendo otra cosa, me dedicaba a tener mi compañía que se llamaba Jugo que generaba contenidos, pero esto creció tanto de una manera tan descomunal que me agarró completamente “en curva” y dije: “bueno, ¿qué hacemos? Pues me voy a dedicar al formato de “Los Supercívicos”, y empiezo a conocer gente como pues este caso, a estos bloggers… Chumel Torres, El Escorpión Dorado, los Werevers, gente que tiene pues ya una larga carrera en internet y que tienen millones de views y que son, ellos sí son grandes al final de cuentas, y platicando un poco con Chumel, me acuerdo que le decía, le trataba de sacar como preguntas, “¿qué viene? ¿Qué harías? Y no sé qué” y después me dijo algo que me quedó grabado y creo que responde un poco la pregunta que fue: “Nadie sabe nada”.

Todo esto va cambiando de una manera tan rápida, que cuando crees tener como una fórmula o saber hacia dónde va, cambió, ¿por qué? Porque te aparece una plataforma. Cuando salió Periscope, yo decía: “es mi plataforma perfecta”, ¿por qué? Porque me gusta el “en vivo”, soy una persona que… “tú préndemela y a ver qué sale”, que venía como un poco de MTV que yo era el que siempre salía a la cámara… digo, a la calle, mientras todo se hacía en el foro, yo era el que “aviéntala, ¿y qué? Pues no sé, ahí vemos qué va saliendo”, entonces cuando sale Periscope digo: “este es mi medio, estoy feliz” y de repente me habla la gente de Facebook y me dice: “vente, vente para acá porque te queremos presentar alguna nueva cosa, ¿qué es? El Facebook Mentions que sólo se lo vamos a dar a los “influenciadores”, ¿qué es el Facebook Mentions? Es lo mismo que el Periscope, pero nada más se lo vamos a dar a la gente seis meses para que te estés… Y entonces ya agarro y digo: “muere Periscope, ahora voy con Facebook Mentions” y ahorita es el que un poquito trato de promover, pero el día de mañana va a salir una plataforma que se llamará… no sé y va a cambiar el esquema, entonces es difícil saber hacia dónde vamos, pero lo que sí me queda muy claro es que cada vez va a haber más contenido, ¿por qué? Porque cada vez hay más cámaras, esa es la realidad y al rato vamos a tener cámaras por todos lados, hay gente grabando por todos lados, entonces, cada vez va a haber más contenidos o sea, va a haber imagen con audio, esa es la realidad y va a haber mejor conectividad porque por ejemplo…

C&E: Estamos hablando de los “influenciadores”, bueno que va cambiando, de que la tecnología va evolucionando… y que no hay nada escrito todavía.

AH: Exacto, que no hay nada escrito pero bueno, cada vez hay más conectividad y de hecho ese es ahorita, tal vez el único enemigo del streaming y yo siempre lo digo, es la conectividad, porque estoy haciendo mis transmisiones y se me cae la transmisión y siempre digo: “¡Qué onda (Carlos) Slim! Oye, pues yo pago y todo y ni siquiera puedes hacer un streaming aquí”, entonces es la conectividad, pero ese es el futuro… en Facebook eso es lo que nos dijeron, como que “Facebook ya no es una red social”… somos la plataforma de videos más importante del mundo”, esa es su tirada; entonces, ¿qué van a empezar a hacer?.

Creo que ya lo están haciendo en Filipinas que suben drones y regalan internet, pero me dijeron que en un par de años lo van a hacer con satélites, entonces, tú vas a poder estar en la Sierra Lacandona y vas a poder estar transmitiendo; y los “aparatitos” cada vez van a ser mejores y ve la cantidad de gadgets, al rato vas a tener un teléfono que dices: “ok, lo vas a aventar… es un dron que se convierte y que te va siguiendo” y entonces vas a tener como estas imágenes de todo, entonces, lo que va a subsistir ahí en este exceso de contenidos, pues es el buen contenido, esa es la realidad, eso es lo que siempre va a quedar, eso es lo que va a subsistir.

Entonces, por ese lado, pues yo digo: “¡Me encanta! Todo viene de mi lado”, un poco, inclusive, lo que está pasando con la publicidad porque ahorita me están llamando para hacer campañas publicitarias para ciertas cosas porque ven que nos va muy bien en internet y el grave problema que me encuentro siempre y que me pone de malas son los presupuestos, porque dicen: “¡Ah! Es que es para internet”, sí y qué, mi camarógrafo cobra por día y mi sonidista cobra por día, o sea, yo no le puedo decir a mi camarógrafo: “Es para internet, o sea, que tu zoom Ricky, cóbramelo para internet”… entonces ese error de menospreciar y decir: “Bueno, como es para internet, entonces es más barato”, no, cuesta igual, cada oficio se hace con el mismo cariño, con la misma pasión y cuesta lo mismo. Entonces, lo que sí me gusta es que yo les digo a esta gente, a ver: “Los publicistas saben hacer comerciales de 30 segundos, ideas de 30 segundos, pero es muy diferente hacer eso a hacer contenido largo o contar historias… y ahí es en donde está cambiando el esquema y ahora va a venir a la gente que aprendimos a hacer televisión y que aprendimos a hacer esta manufactura de contar historias, viene para nosotros como todo esa nueva intención de hacer publicidad, ¿por qué? Porque viene el producto integrado; ya ahorita es “haz el contenido y dentro del contenido me muestra el producto, nada más que juegue de una manera orgánica” y que no se vea como: “¡Hola! Soy Toño de Valdés y me tomé mi Centrum”, que dices: “¿Toño de Valdés, tomando Centrum? No le creo nada”, pero bueno.

C&E: Esas personas que mencionas, Chumel, Werever, Escorpión ¿serían los nuevos líderes de opinión, por no decirles influencers, para una generación de entre 12 a 25 años

AH: Sí, son líderes de opinión porque los escucha muchísima gente, pero yo creo que también los verdaderos líderes de opinión, los que sí tienen muchas cosas que decir, el caso de (Carmen) Aristegui, o sea, Aristegui ya dice: “bueno, tiró la toalla en televisión y ahora viene todo este rollo en donde ella va a hacer como streaming, va a hacer su canal de YouTube, bueno, ya está YouTube Now que es este canal en donde ya estos líderes de opinión van a empezar a mutar hacia los medios tradicionales, hacia acá, esos van a seguir siendo, porque al final de cuentas, la gente que tiene cosas que opinar. Yo la verdad es que soy un ciudadano y seré como un ciudadano que lo hago con humor y que tengo consciencia de ciertas cosas, pero también en muchas cometo errores; esos líderes de opinión, yo creo que seguirán siendo los que saben de lo que hablan.

C&E: Entonces, estamos ante la debacle de los medios tradicionales, el fin de la televisión como la conocemos?

AH: La televisión como tal, no va a morir… el aparato no, porque es en donde ahorita yo, acabando esta entrevista quiero ir a ver mi partido de futbol y no lo quiero estar viendo aquí en un celular, ni lo quiero ver desde mi computadora, quiero verlo en grande. Entonces creo que van a subsistir los programas en vivo, los deportivos, siento que también los noticieros porque al final de cuentas tienen mucho que ver con lo que está pasando en el último momento. Entonces sí está muriendo la televisión y qué bueno, la verdad es que creo que nuestro país, el duopolio televisivo le hizo mucho daño, o sea, me doy cuenta que sí estuvimos permeados de mucho contenido terrible, denigrante, ahorita que está pasando todo lo del acoso sexual, dices: “pues cómo no quieres, wey, si sale Jorge Ortiz de Pinedo de vueltecita y vueltecita y ves un partido de futbol y está hablando el deportista y hay cuatro viejas ahí”… ¿qué tiene que ver eso? Eso no lo ves en la Europa que están entrevistando a Cristiano Ronaldo y nada, es un futbolista hablando de futbol y tú les estás preguntando de futbol, qué tiene que haber cuatro “chichudas” allá atrás, entonces, si empiezas a analizar todo esto como lo de las novelas, todo este rollo clasista en donde la sirvienta se enamora del hombre y tal, pero la sirvienta al final de cuentas es Thalía ni siquiera es como una sirvienta real; entonces, creo que viene como esta muerte sobre todo del contenido televisivo, porque lo veo aparte. Oye, Televisa, su nueva apuesta se llama Blim y empiezas y dices: “Ok, ¡ah, ya sé! Vamos a hacer un contenido como tipo Two and a Half Men, ok, ¡ya, está buenísimo!” o ¿cómo se llama? 40 y 20, “¿quién va a ser el actor? El “burro” van Rankin”, dices: “wey, ¿te cae que le estás apostando a eso, mientras ya la gente tiene la posibilidad de estar viendo Game of Thrones o Dr. House o (The) Walking Dead? Tú, tu contenido es hacer lo mismo pero mal hecho y con la gente que siempre ha estado ahí, entonces, la verdad me da gusto porque he sufrido mucho de esa censura y sí siento que… ese duopolio televisivo, ese contenido que nos ha dado, ha hecho como… ve ahorita tenemos un presidente que no es muy inteligente pero hicieron esta fórmula con esta primera dama que es una actriz, y hubo un momento, en donde yo estoy seguro se agarró, como tipo un casting, no sé quién maneje esto, pero los de hasta allá “arriba” que decían: “No, hay que ponerle Lucerito, no, Lucerito no porque no sé… ¡ah! Galilea Montijo, no” y hasta que sí encontraron, dijeron: “vamos a ponerle a esta y de esta manera, vamos a manipular las cosas”; y tenemos un gobierno que es terrible, pero que mucha culpa tuvo la televisión de imponérnoslo.

C&E: En “Los Supercívicos” no vas solo, siempre te acompaña Ese Wey, ¿sigue funcionando la fórmula?

AH: “Los Supercívicos” la primera vez que hice el formato cuando estaba en Azteca contraté actores y me di cuenta que no era la manera porque los actores sí actúan bien, pero el formato de “Los Supercívicos”, el 95 por ciento es improvisación. Descubrí en Ese Wey que es un actor de stand up, que los actores de stand up manejan mucho la improvisación, un aliado perfecto, la verdad es que es muy espontáneo, muy ocurrente, tal vez le falta un poquito más de “huevitos” porque yo siempre voy al frente… y se me queda atrás, pero vamos muy bien, también quiero empezar a hacer cosas con personalidades, ese es el nuevo formato de “Los Supercívicos”, empezar a tener como a ver, tú futbolista o actor o no sé, los que sean, como empezar a hacer estas acciones supercívicas en conjunto con ellos.

Y no es que quiera a ver a Jorge Salinas en una acción, al menos que lo amerite, tal vez si digo: “voy a hacer como un formato de una telenovela y te prestas a que pues vamos… aquí se habla realmente como son las cosas”, entonces, yo creo que va por ahí, como en futuro un poquito del formato. Y otra que le estamos apostando mucho y que nosotros ya tenemos un canal “robusto” que se ve muy bien, que se ve en mucha gente, sobre todo, que la ve, que llega a muchísima gente, queremos que cada quien se vuelva reportero de cualquier cosa que esté pasando en su comunidad y que nos la mande y eso lo vamos a pasar en nuestro canal. Entonces, creo que ahí va funcionando, todavía es como un inicio pero creo que está increíble porque pues ya le da a la posibilidad, no sólo de que haga su contenido y que lo pase en su canal que tiene 400 views, si es un contenido interesante, lo pones nuevamente en una plataforma importante su contenido se va a ver en todos lados y vas a tener posibilidades de resolver el problema de tu comunidad. C&E

#Artículos #Entrevista

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

Siguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon