LUIS DUQUE. El nuevo gigante colombiano

Actualizado: 16 de abr de 2019




Por Josué Mota

Foto: Raúl Rodríguez


A sus 27 años, se le encomendó su primer trabajo: la tarea de asesorar la conformación del partido de la u, el mismo que en sus primeras elecciones obtuvo la mayoría en el congreso acabando con mas de 150 años de hegemonía bipartidista en su natal Colombia, un tiempo después ese hombre que le encargó su primer trabajo, Juan Manuel Santos lo tuvo dentro de su equipo de asesores para conseguir la presidencia y lo lograron.



Han pasado sólo 10 años y Luis David Duque García se ha ganado el prestigio a pulso tras estar detrás de 11 campañas presidenciales en 9 países de Latinoamérica. Se define a sí mismo como un guerrero y por eso busca entrar con nombre propio a las “grandes ligas”, como se refiere este joven colombiano a México, muy probablemente pronto sabremos mucho más de él en las próximas elecciones.


Aunque reconoce a las derrotas como una posibilidad y aprende todo lo posible de ellas, cuando entra a hacer su trabajo no concibe la idea de perder unas elecciones. “Siempre busco ganar, es mi única opción porque eso esperan mis clientes de mí”, comenta un relajado Luis Duque.


C&E. ¿Cómo iniciaste el camino en el terreno de la comunicación política?

- Mi padre era político en Colombia. en mi casa se desayunaba, almorzaba y comía política. no se hablaba de otra cosa. Yo no jugaba fútbol con mi papá ni elevaba cometas. lo único que hacía era acompañarlo en sus campañas electorales y me gustó ese ejercicio. estudié comunicación social y me llamó la atención la especialización en comunicación política. arranqué por ahí́, asesorando candidatos a alcaldes en mi país.

C&E. ¿Cómo te fue con tu primer cliente, quién era?

- Mi primer trabajo fue la creación del partido de la u. hice una sociedad con un amigo en Colombia. el hoy presidente de la República, Juan Manuel Santos, nos conocía y sabía que estábamos inician- do nuestro proyecto de consultoría. nos pidió́ que le ayudáramos a armar un bosquejo sobre cómo construir un partido que respaldara al gobierno y la reelección del presidente Uribe, y cómo reunir una serie de pequeños partidos que existían en Colombia. Y así́ empezamos. ¿cómo nos fue? esa campaña electoral cambió la historia de los comicios en el país. el partido de la u acabó con 155 años de hegemonía bipartidista en el congreso de la república y obtuvimos la mayoría de congresistas. Fue un gran comienzo.



C&E. Has trabajado con un consultor con prestigios como JJ Rendón ¿Cómo lo conociste?

- Precisamente durante ese proceso, el presidente Santos nos había dado su apoyo y confianza, pero nos pidió́ tener un consultor externo internacional, que nos diera un know how, que no teníamos en ese momento. Buscamos a varios consultores, como Dick Morris, James Carville, Paul Begala y a otros grandes, pero nos veían como unos niños. Yo tenía en ese momento 26 o 27 años. alguien nos dijo: “busquen a un venezolano que se llama JJ Rendón. Le está yendo muy bien en México y puede cumplir con sus expectativas”. Lo conocimos y al presidente Santos le pareció que era la persona indicada. Gracias a él, logramos ese triunfo en el 2006 con el partido de la U de ahí́ en adelante, trabajé con él durante los últimos años.

Duque tiene amplia experiencia como consultor político en Latinoamérica, ha trabajado en 12 países, entre los que se incluyen su natal Colombia, obviamente, Panamá́, Venezuela, honduras, Republica Dominicana, el Salvador, Guatemala, Perú́, Ecuador, Costa Rica, Argentina y México, donde fue un colaborador en la campaña presidencial del entonces candidato Enrique Peña Nieto, pero también ha participado en al menos otras 11 campañas presidenciales en este continente.


C&E. ¿Cómo ha sido tu experiencia haciendo comunicación Política en Latinoamérica?

-Yo creo que hay tres Latinoamérica, como si fueran tres mundos distintos. Y los ordeno, según la dimensión que tienen las campañas electorales: la mexicana, la brasilera y el resto de los países. Yo creo que México representa ‘las grandes ligas’ de Latinoamérica. colaboré en la campaña presidencial de México en el 2012 y en algunas gubernaturas. no he trabajado en Brasil. ese es un territorio aparte. Muy cerrado, muy de ellos. en el resto de Latinoamérica, trabajé en campañas presidenciales de la mano de JJ Rendón. Guatemala, el Salvador, Honduras, Panamá́, Colombia y Venezuela son países con la particularidad de ver la política como una profesionalización. esta perspectiva los lleva a buscar expertos en comunicación, en organización, expertos en calle. es una maravilla. Son culturas totalmente distintas.


C&E. ¿Cómo ha sido tu participación en México en este ámbito?

-Tuve la oportunidad de colaborar como estratega adjunto de JJ Rendón en la campaña presidencial de enrique peña nieto y en un par de estados.


C&E. ¿Te gustaría volver a trabajar en México?

-Espero hacerlo. Quisiera participar en las elecciones del 2016. estamos en algunas conversaciones para entrar a ‘las grandes ligas’ con nombre propio.


C&E. Noto que te atrae trabajar en México ¿por qué particularmente este país?

-Porque México es un país demasiado político. aquí se usan todas las herramientas que hay en el ejercicio del marketing político y es de los países que más ha desarrollado esa industria. los españoles, los brasileros, todos se quieren venir para acá. Todos quieren estar en México, porque además hay elecciones todos los años. en nuestros países latinos, por lo general, hay elecciones cada tres o cuatro años. También llama la atención, porque cada estado es un mundo distinto. entonces es importante estar aquí. Si se quiere estar en ‘las grandes ligas’, hay que estar en México.


C&E. ¿Hacer una campaña política en México ayuda a generar modelos de campaña que se puedan replicar en otros países?

-En Latinoamérica los problemas son los mismos, pero las personas son distintas y las soluciones son distintas. nosotros lo que hacemos es darle solución a los problemas que tienen las campañas o los candidatos. no se puede hacer copy-paste. es irrisorio pensar que si funcionó en Cartagena, va a funcionar en Veracruz, o lo que funcionó en Buenos Aires funcionará en Puebla o viceversa. pero sí hay una serie de modelos que uno empieza a desarrollar. por ejemplo, de México nos hemos llevado hacia toda latinoamérica algo en que los mexicanos son especialistas: el trabajo en tierra. nadie más lo hace tan bien en Latinoamérica y creo que eso lo hemos llevado casi calcado a los otros países.



C&E. En el 2013 ganaste el premio Rising Star ¿qué significó eso para ti?

-Fue un reconocimiento importante al trabajo que se venía haciendo. en ese momento, ya había participado en la campaña de Juan Manuel Santos en Colombia, en la campaña de Juan Orlando Hernández en Honduras, estaba participando en la campaña de Henrique Capriles en Venezuela, ya había participado en la de Enrique Peña Nieto. Quienes postularon mi nombre vieron un futuro para esta industria. este fue un premio otorgado a 25 jóvenes: 10 demócratas, 10 republicanos y cinco internacionales. decir que eres parte de ese grupo de cinco consultores menores de 35 años con mayor futuro o promesa o estrella naciente, como el nombre lo dice, es un honor que cualquiera en esta industria quisiera tener.


C&E. Precisamente hablando de eso y para la gente que no te conoce ¿cuántos años tienes?

- Tengo 37 años y llevo en esta labor 10 años. Realmente son más de 10, porque se trabaja de día y de noche. Son como 20 años. Al trabajar al lado de personas como JJ, tienes que tener una dedicación de 24 horas al día siete días a la semana. No puedes apagarle el teléfono a un cliente que se está jugando su futuro, simplemente porque te vas de vacaciones o porque te vas a dormir o porque estás jugando golf. Estos 10 años han sido de mucho aprendizaje.



C&E. ¿Dirías que la comunicación política es tan apasionante como el ejercicio de la política misma y te lo pregunto porque lo hablabas de tu familia en la política?

-A mí, me gusta más la comunicación política. Me gusta estar detrás y prepararlo todo. Evaluar, si se dice A o se dice B. Elegir con cuál grupo poblacional actuamos primero, con cuál después, cuándo contrarrestar, cuándo proponer, cuándo contrastar. Para mí, eso lo es todo. Si no, no estaría aquí. Amo lo que hago y no lo veo como un trabajo, sino como una diversión diaria.


C&E. ¿En el mundo de la comunicación política, que es tan amplio y diverso, cuál dirías que es tu especialidad?

-Me he formado al lado de una persona que ha sabido diferenciar muy bien las especialidades dentro del marketing político. Yo me quedo en la estrategia general, no soy publicista, ni especialista en tierra, ni encuestador. Eso significa saber un poco de todo. Por ejemplo, yo no desarrollo una pieza publicitaria, pero sé de publicidad y tomo decisiones al respecto. Yo no soy encuestador, pero sé de encuestas y tengo una especialización en opinión pública. En realidad, es más un tema de estrategia general y no tanto de temas específicos del marketing.



C&E. Sin embargo para llegar a saber cuál es tu lugar dentro de esta empresa debe pasar un tiempo y adquirir cierta experiencia para saber pasar del inicio en el que crees que eres todólogo ¿no es así?

-Cuando comencé en esto, yo me iba a la calle a supervisar a los encuestadores. Luego fui el responsable de la parte publicitaria en la campaña del Partido de la U. Pasé por todos los procesos, como saboreando qué traía cada uno. Me dieron la oportunidad de salirme de cada uno de esos procesos y ver desde afuera cómo se desarrolla una estrategia general. Eso me llamó mucho la atención. Ahora tengo la claridad de que se deben respetar las profesiones y que las especialidades existen. Un estratega general no lo puede hacer todo y se necesita todo un equipo que pueda llevar a buen término la estrategia.



C&E.- Recientemente hubo un triunfo de la oposición en Venezuela, que algunos califican de histórico, es un país donde ya trabajaste ¿qué opinas al respecto?


-Yo creo que como lo denominaron algunos, “es el principio del fin”. El domingo 6 de diciembre no cambió mucho Venezuela, pero fue la alerta que indica que las cosas comienzan a cambiar. Eso sólo va a suceder, si los líderes de la oposición se mantienen unidos. Ese es el gran secreto de lo que ellos tienen que hacer durante los próximos meses. Si Venezuela quiere salir adelante, Henrique Capriles, Leopoldo López, María Corina Machado, Antonio Ledezma y todo ese grupo de líderes de la oposición tiene que unirse bajo un solo fin, dejar a un lado las aspiraciones personales, pensar más en Venezuela que en ellos mismos.



C&E. ¿Ves eso posible en el panorama?

-Más que verlo, es como un llamado, porque si eso no pasa, no lo van a lograr. Venezuela es un país muy golpeado por los gobiernos de Maduro y Chávez y por personas como Diosdado. La oposición no puede caer en una pelea de enanos contra un gigante, representado por el gobierno de Maduro. Los líderes de la oposición se tienen que unir para lograr el cambio.


C&E. ¿De alguna forma estás involucrado cómo consultor en los recientes resultados electorales de Venezuela?

- Hemos ayudado a la oposición, en lo que se puede, desde afuera. Y lo vamos a seguir haciendo. No voy a Venezuela desde el día en que a Capriles le robaron la elección contra Maduro. En aquella ocasión estuve durante toda la campaña. Llegué a Venezuela al día siguiente de morir Chávez y me fui el día de la elección en la madrugada.


C&E. ¿Fue un golpe duro para ti el robo en esas elecciones?

-Sí, claro, no se me olvida que aquel día a las tres de la madrugada iba saliendo del comando de campaña hacia el aeropuerto y Capriles me dijo: “Luis, una sonrisa, porque hicimos lo que teníamos que hacer; se puede ir tranquilo”. Teníamos la tranquilidad del deber cumplido, pero nos quedó el sinsabor de un robo a mano armada. Eso fue un robo. El gobierno, que controla el poder ejecutivo, el legislativo, el electoral y el judicial, salió a decir que nos ganó por el 0.5 por ciento. Cómo habrá sido la pela que les dimos? Estoy seguro de que esas elecciones se las robaron; se las robaron a Venezuela.


C&E. ¿Qué cambiaron de esas elecciones en las que estuviste a las del pasado 6 de diciembre?

-Son muchas cosas: en la primera ocasión, acababa de morir Chávez. Esa figura icónica todavía estaba muy presente. En segundo lugar, nosotros estábamos trabajando por una persona, que era Capriles. A diferencia de hoy, cuando tenemos a un desdibujado Maduro con una pelea interna con Diosdado. Hoy no se representa a alguien en específico, sino que se representa al cambio. Entonces todos se unieron allí. Por eso digo, que siempre y cuando la oposición se mantenga unida, pueden lograr el cambio.



C&E. ¿Desde tu punto de vista hubo apertura del gobierno para reconocer en este caso el triunfo de la oposición o más bien la realidad era ya apabullante?

-La realidad es totalmente apabullante: hubo un triunfo por más de 20 puntos con una participación del 75 por ciento del país. Era imposible no aceptar eso. Alguien me preguntó una semana antes, que si Maduro lo iba a aceptar. Tenía mis dudas, pero sí lo aceptó. He estado leyendo en noticias, que Diosdado está convocando a una parlamento comunero para desconocer esta victoria, aun cuando la oposición tiene mayoría calificada en la Asamblea Nacional.


C&E. ¿-Es todavía un largo camino para la democracia?

-Así es, es un largo camino. Estamos muy lejos de encontrar la salida que los demócratas en el mundo estamos esperando para Venezuela. Es injusto que Leopoldo esté en la cárcel. Es injusta la forma como sacaron a Ledezma de su oficina. Es injusto todo lo que están viviendo los venezolanos, pero se avanza por el camino correcto. Hay una luz al final del túnel, es el principio del fin.



C&E. Yo noto que cuando utilizas la palabra injusticia y la forma en la que la utilizas hay cierta convicción en ti, ¿Existen valores éticos para la gente que está en la comunicación política y que de pronto pueda trabajar tanto para un partido como para otro? ¿Cómo es para ti?

-Yo vengo de una escuela muy firme en sus posiciones. Digamos que en esa escuela te enseñan a marcar el lugar donde quieres trabajar. Yo no trabajo con extremistas y totalitarios y no trabajaría nunca. Yo creo que los consultores políticos tienen que escoger a sus clientes, porque tenemos el futuro de un país, de un estado o de una ciudad, en nuestras manos.


C&E. ¿Tienen que fijarse con quién trabajan?

-Totalmente, sino nosotros seríamos los corresponsables de lo que le pase a ese país, a ese estado o a esa ciudad.

C&E. ¿Crees que ese valor prime entre la gente que se dedica a la comunicación política?

-No todos, pero sí es una de las reglas para escoger a nuestros clientes, porque queremos que este mundo cambie. Yo creo que no podemos ser tan irresponsables con los ciudadanos y trabajar con cualquier persona.



C&E. Vienes de un país que ha pasado por una historia muy similar a la que actualmente está pasando México, donde la política, el ejercicio de la política está muchas veces involucrado con asuntos delincuenciales ¿Cómo ves tú a México en ese sentido, con toda la experiencia que tienes de venir de un país como Colombia?

-Yo creo que cada país es distinto. México tiene clarísimo qué es lo que necesita. Peña Nieto va a ser evaluado en un futuro, como un presidente que hizo grandes cambios por México. No sé si la historia a corto plazo se lo reconozca. Este país tiene unos gobernantes muy distintos a los que muchos critican del pasado. También hay que reconocer que en el pasado se construyó un país enorme y eso a veces no lo vemos los ciudadanos. México fue, es y será un referente, no sólo para Latinoamérica sino para el mundo entero. En los otros países miramos hacia México para ver cómo camina en materia cultural, política, económica y en todos los ámbitos. Por eso me llama la atención este país, porque es un referente para nosotros.


C&E. ¿Cuál consideras que como estratega político es una de tus principales virtudes?

-Creo que mi principal virtud es el trabajo en equipo. Yo creo que un estratega que no trabaja en equipo, que no tenga especialistas en sus equipos, que no tenga un background, no puede funcionar bien.



C&E. Ya me decías que te apasiona la comunicación política, hacerla, ¿Cómo vislumbras tu futuro profesional?

-Yo creo que seguir creciendo. Tenemos oficina en Colombia y estamos esperando montar una en México. Queremos crecer y también hacer entender que no sólo es comunicación política. Yo soy de los estrategas políticos que cree que una buena publicidad no gana una elección. Creo que las elecciones se ganan con votos de la gente y la gente está en la calle. Por lo tanto, las elecciones se ganan en la calle con un buen mensaje de comunicación. O sea, si no interrelacionas esos dos elementos, el proyecto no funciona. Vamos a ampliar el ejercicio de la consultoría política, aportándole más de lo terrenal al tema comunicacional. C&E


#consultores

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

Siguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon