MARCO SIFUENTES EL CONSULTOR DETRÁS DE TERE JIMÉNEZ

Actualizado: may 25


Isaac Hernández @IsaacHV

Fotografía: Marco Samaniego @marcosamaniegoplus (Instagram)



EL GANADOR DEL REED LATINO A MEJOR ESTRATEGA ELECTORAL, MEJOR CAMPAÑA, MEJOR ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN, MEJOR MANEJO EN REDES SOCIALES Y MEJOR JINGLE POR AGUASCALIENTES, NOS COMPARTE LA CLAVE PARA GANARLE A MORENA EN TIEMPOS DE AMLO.



Marco Sifuentes se reinventa en cada campaña electoral o de gobierno que encabeza. Diseña cada una de ellas con estrategias acordes al momento y a la región. En su mente y en su actuar lleva consigo la idea de obtener el triunfo electoral, lo cual se consigue con un trabajo arduo día tras día.


El ganador del Reed Latino 2019 a Mejor Estratega y Campaña Electoral por el triunfo en las urnas en Aguascalientes, sabe que cada victoria es el resultado de un trabajo disciplinado y en equipo.


Nacido en una familia de 7 hermanos, hijo de un periodista y una profesora de educación primaria, recuerda que siempre se hablaba en la mesa de su hogar de política, de temas sociales, de letras, del idioma, de la comunicación, música y arte, pero sobre todo de la perseverancia. Lo anterior le dio parte del bagaje cultural para intervenir en política desde muy joven, además de estudiar las carreras de Comunicación y posteriormente Derecho, en la actualidad cuenta con dos maestrías y estudios doctorales.


Ahora con 28 años de experiencia, en la que son más los triunfos electorales que las derrotas, es uno de los consultores mexicanos más exitosos del momento. Su trabajo esta lleno de investigación, metodología, además de una disciplina que contagia en sus candidatos y gobernantes, en otras palabras, es un consultor todo terreno, ya que no importa el clima o el lugar, su trabajo siempre brinda resultados positivos.


Su última campaña electoral en el municipio de Aguascalientes le dio el triunfo al partido Acción Nacional en una contienda y escenario poco amistoso. Lo cual da luz a muchos otros de que Morena no es invencible y que puede existir la alternancia y una real democracia lejos de la hegemonía del partido en el poder.



Su fórmula se basa en una investigación y análisis eficiente, para obtener una estrategia, que se transforma en un producto final con calidad. Y nuevamente volver a medir y seguir innovando, siempre alerta de las coyunturas, es decir, viviendo intensamente una campaña electoral para que arroje el resultado que se busca. Él es Marco Sifuentes director de la empresa MKF.


Marcos Sifuentes en Campaign Tech 2018 organizado por Los Spin Doctors. El Congreso de Comunicación Política y de Gobierno Más Influyente del Mundo



C&E Campaigns & Elections (C&E). Marco, platícanos, vienes de ganar en el municipio de Aguascalientes, en un escenario electoral en donde la mayoría del país ganaba Morena. ¿Cómo fue esa elección para ti y tu equipo?

Marco Sifuentes (MS). Ésta es mi segunda intervención en Aguascalientes, con Tere Jiménez, a quien ya había apoyado tres años antes, primero para obtener la nominación del PAN en su proceso interno y después en la campaña constitucional, la cual ganamos el mismo día en que llevamos a Javier Corral a la gubernatura de Chihuahua.

Hace un año, Tere me volvió a invitar y, junto con mi equipo, nos hicimos cargo de nueva cuenta del proceso interno y de la campaña constitucional, ganando ambos procesos, prácticamente, dos a uno, contra el más cercano competidor, el candidato de Morena.

Aquí es importante mencionar y reconocer el liderazgo de Tere y el acompañamiento que desde el gobierno ha tenido por parte de su equipo en general y, en particular, el de comunicación, que mantuvieron siempre niveles de desempeño, aceptación y evaluación muy buenos, lo que nos permitió construir una narrativa congruente, positiva y muy atractiva durante la campaña.


C&E. ¿Cómo ha sido la evolución personal como consultor político y de gobierno?

MS. Yo empecé en la política partidista, después en el gobierno y terminé en la consultoría, lo que, junto con el estudio, la docencia y el periodismo, me han permitido conocer prácticamente todos los ángulos de la comunicación estratégica y política. A los 22 años ya era director de comunicación social de Tonalá, Jalisco, luego de la Procuraduría de Justicia de ese estado, después lo fui de Torreón, Coahuila, de Guadalajara, de la Cámara de Diputados y de la Secretaria de Agricultura federales.


Fui vicepresidente del grupo radiofónico más grande del país; estudié dos carreras, comunicación y derecho; las maestrías en Gestión Pública Local y Derecho Constitucional y Amparo, así como el doctorado en Administración Pública; al mismo tiempo di clases en la red Ibero-ITESO y en muchas otras universidades públicas y privadas, de México e incluso del extranjero. Soy columnista en Milenio Diario.

He dado conferencias en 20 países, incluidos Estados Unidos y España.


Todo esto alternado con varias incursiones en la consultoría política. De las primeras, y más significativas, fue la campaña de José Luis Durán a gobernador del Estado de México por el PAN, que estuvo a unos puntos de ganarle al tristemente célebre Arturo Montiel, tío de Enrique Peña Nieto.


Después participé y ganamos para el PAN municipios como Colima, Morelia, Zamora, Uruapan; dos veces Salamanca; dos veces consecutivas y con distinto partido Tepic, Benito Juárez, Cancún, el primer gran triunfo del Partido Verde y varios otros municipios en el norte de Coahuila para la UDC, un interesante y vigente partido local.


También, y esto casi no suele presumirse, partícipe y no ganamos en distintas campañas, Baja California Sur para Nueva Alianza, Coahuila y Colima para el PAN, aunque en ellas marcamos un antes y un después, tanto en lo local como en lo nacional, especialmente en Colima, donde se tuvo que repetir la elección después de que nos la arrebataran en la mesa por 150 votos y cuyos eslogan se sigue fusilando todo mundo hasta la fecha: “Desde abajo con trabajo”, pues remontamos 30 puntos en dos meses, “Alégrate, ya se van” y “De que se van se van”, lemas muy recurridos por tirios y troyanos, dentro y fuera del país. Registrados, por cierto.


Finalmente, en 2016, llega Chihuahua, donde no sólo llevamos a Corral a la gubernatura, sino que además ganamos la mayoría en el congreso local y más de cien alcaldías, sindicaturas y diputaciones de todo el estado.


De ahí nos vamos al Estado de México, donde participamos en la campaña de Alfredo del Mazo y contribuimos a remontar las preferencias y, en dos meses, pasar del tercero al primer lugar y con ello asegurar la gubernatura más importante de México, en este caso para el PRI y también derrotando a Morena.


El año pasado, en 2018, aun con la imbatible ventaja de López Obrador, nosotros como despacho, le ganamos a Morena importantes plazas como Querétaro, las reelecciones de Torreón e Irapuato, San Miguel de Allende con mi amigo Luis Alberto Villarreal; San Luis Potosí, donde además derrotamos a la peor expresión del PRD a nivel nacional y contribuimos al triunfo de Miguel Treviño en San Pedro Garza García, el actual alcalde independiente del municipio más rico de México y que venciera al PAN luego de tres décadas de hegemonía.


También fui consultor de Gustavo Madero en su campaña al senado y de la senadora por Morena Cora Cecilia Pinedo en Nayarit, junto con una decena de diputados locales y federales y los municipios del norte de Coahuila, a los que antes me referí y que hemos ganado en numerosas ocasiones.


Metimos las narices en la campaña presidencial de Honduras y en alguna otra a nivel local; le hicimos algunas piezas animadas a El Bronco y lanzamos desde MKF Animations la serie Mexicartoons, a través de Imagen Televisión, con Ciro Gómez Leyva y de distintas redes sociales con una gran audiencia y decenas de millones de reproducciones


Todo esto lo hemos hecho con un equipo multidisciplinario, integrado principalmente por mujeres y jóvenes muy talentosos, como Fernanda García, quien fungió como gerente y consultora junior en la campaña de Tere Jiménez, y fue capaz de integrar un excelente equipo in house, con chicas y chicos hidrocálidos muy buenos y hacer sinergia con el cuarto de guerra de la candidata y también con tu servidor como consultor en jefe, logrando una gran armonía, disciplina y desplegando un enorme talento.



C&E. ¿Cuánto tiempo cumples ya de haber iniciado en la consultoría?

MS. En amplio sentido, empecé desde los 18 años, cuando me encargaron mis primeras campañas en Jalisco, tengo 46, así que sumaría ya 28 años; aunque, en estricto sentido, la primera vez que cobré realmente por ello fue en la campaña de Durán en el 97, cuando creé y produje unos spots en los que aparecía el actor Miguel Galván, “La Tartamuda” que en paz descanse, con quien luego gané mi primer premio en Aquella famosa Noche de los Publívoros, con “Atínale al bote” la campaña más posicionada que ha existido hasta la fecha en Guadalajara, mi ciudad adoptiva, donde por cierto resido los fines de semana.


C&E. ¿Cuál es la filosofía de trabajo que agregas a tu empresa y en tus campañas?

MS. Mi filosofía y siempre se lo comparto a mi equipo es la trascendencia, lo que hacemos impacta y transforma la vida de millones de hombres y mujeres, jóvenes, niños y ancianos. Y Lo que dejamos de hacer, también.

Creo en la democracia, en la libertad, en la dignidad humana, en su capacidad creadora, y que es lo único que verdaderamente la asemeja a Dios, en su capacidad intelectual, para estudiar, aprender y desarrollar modelos científicos en las ciencias sociales, que, aunados a su inspiración y sentido artístico, hacen la mezcla perfecta tanto para lograr una campaña exitosa, original e innovadora, como para sentir que valió la pena venir a este mundo, compartirlo con los demás y darle sentido a nuestras vidas.


C&E. La comunicación en campaña política es totalmente distinta a la gubernamental.

¿Cúal representa para ti un mayor reto y cual la que te brinda mayores oportunidades en tu labor?

MS. Actualmente, asesoro a una decena de alcaldes que buscan la reelección o aspiran a gobernar sus estados.

Todos los días viajo a una y otra ciudad, literalmente vivo en el avión, en el carro y hasta en el autobús para apoyarlos en la comunicación de sus gobiernos.

Hoy más que nunca, con la reelección, principalmente de alcaldes, la comunicación gubernamental y la electoral convergen, se entrelazan y terminan siendo, una, consecuencia de la otra y viceversa.

Yo concibo una campaña política como una carrera de 100 metros y que hay que correr a toda velocidad para ganar con el más amplio margen. Y veo la gestión de gobierno y su comunicación como una maratón, donde no necesariamente hay que correr sino mantenerse con paso firme, buscando la delantera, pero sin descuidar la retaguardia.

En ambos casos, lo mejor es llegar ganados, promediando los mejores tiempos desde antes en este caso, dando resultados, cuidando que el político se mantenga siempre cerca de sus electores, cumpliendo aquello con lo que se comprometió y cuidándose de escándalos y de meterse en líos.


C&E. ¿La comunicación de gobierno está a la vanguardia de las nuevas técnicas de comunicación para que sus mensajes sean recibidos de manera eficaz?

MS. Está aprendiendo a estarlo. Falta mucho por hacer en esa parte. La reelección vendrá a ayudar en ese proceso. Antes, los alcaldes tenían un año para aprender, otro para empezar a hacer y el tercero para empacar; ahora podrán planear tanto su gobierno como la comunicación de su trabajo de manera más estratégica y echando mano de todas las herramientas al alcance, las cuales, además, se van perfeccionando y actualizando a la vez que llegan nuevas y más innovadoras. Pronto el gobierno deberá caber todo en nuestro IPhone o Android, incluso los legisladores ya no deberían de viajar y gastar el dinero de los contribuyentes reuniéndose cada semana en la capital, cuando podrían estar discutiendo, discursando y votando desde una PC o desde su celular, en la comodidad de su casa u oficina privada.


Eso no tarda en pasar, incluso, cabe la posibilidad de que los ciudadanos ya no necesitemos como intermediarios a diputados y senadores y votemos directamente nosotros las iniciativas de ley y puntos de acuerdo desde nuestro celular.


En 2021, yo mismo espero llevar al menos 30 campañas simultáneas y pienso hacerlo de manera virtual, vía teleconferencia, chat personal y grupal, para concentrarme en lo estratégico, en el mensaje y la respuesta inmediata en vez de perder tiempo en traslados y aeropuertos.



C&E.- ¿Qué es lo más difícil de hacerle entender a un candidato, gobernante o equipo de Gobierno cuando se trata de un trabajo en materia de comunicación política?

MS. Honestamente, a mí me hacen mucho caso los candidatos, incluso, Corral que se atribuye cierta superioridad intelectual sobre los demás. A regañadientes, pero siempre se decantó por mi consejo y estrategia, por encima de sus creencias e ideas preconcebidas.

Lo primero que deben de entenden el candidato y su equipo es que aquí el que paga no precisamente manda; más bien, obedece.


Es como si vas a consulta con el médico y tú le dices lo que padeces y lo que quieres que te recete. Además de estúpido y de tirar tu dinero, sería algo en tu propio perjuicio.

Por eso nos llaman consultores, porque nos consultan por lo que sabemos, por la experiencia y el prestigio que hemos acumulado y porque nos seguimos preparando para intervenir cada vez con mayor éxito en donde nos llaman. No conozco a ningún cirujano que se opere a sí mismo, por más chingón que sea.


C&E. ¿Qué papel juega el ciudadano en este nuevo orden gubernamental que estamos viviendo?

MS. El ciudadano lo es todo, desgraciadamente, no siempre se da cuenta de ello. Algún clásico de la ciencia política dijo que el hombre nunca apreciará la libertad si no sabe para qué le sirve y antepondrá el satisfacer cualquier necesidad por encima de ésta y, yo añadiría, que incluso puede llegar a despreciar y vilipendiar su propia libertad cuando carece de la autoconciencia que le permita valorarla y valorarse a sí mismo, como el principio y fin de toda acción política y no como mero espectador o, peor aun, como un simple instrumento al servicio del poder y de los poderosos.


C&E. ¿Cómo se puede conectar emocionalmente con el ciudadano, y en todo caso con los indiferentes ya sea para gobierno o campañas políticas?

MS. Primero, conociéndolos, escuchándolos, entendiéndolos.

Conociendo su historia, su cultura, su manera de hablar, sus ideas, sus anhelos. Estudiando con seriedad su entorno, su sociedad, sus leyes, su antropología, su economía, su religión, sus valores, su grado académico, sus gustos, lo que lee, si es que lo hace, lo que juega, lo que platica, lo que escucha, lo que teme, lo que ama, lo que quiere; lo que ve en la televisión o en las redes sociales.


Segundo, poniéndote en sus zapatos, haciendo tuyas sus demandas, su dolor, su tristeza y también sus anhelos, su esperanza, sus sueños.


Tercero, respetando su inteligencia. Hablándole de manera sencilla, pero sin tratarlo como retrasado mental, como lo hacen muchos con spots actuados y guiones absurdos.

Despertando un sentimiento; despojándote de la arrogancia y del sonsonete político y manteniendo un tono más social, más humano y amigable en cada uno de los mensajes, para cada uno de los segmentos.


Y, lo más importante, actuando honestamente, con veracidad y autenticidad. Que lo que digas sea cierto y lo que quieras que los demás sientan por tu candidata o candidato, ella o él lo sienta también por ellos.


Además, tienes que estar al día, prepararte, estudiar semiótica, sociología, psicología, cinematográfica, neurociencia, literatura, teatro, música, estadística, ciencias políticas, administración pública y muchas otras disciplinas y ciencias como las que ya mencioné anteriormente. Leer más que nadie, escribir todo el tiempo y allegarte de gente que sepa más que tú en cada especialidad pero que a la vez tengan la humildad para seguir aprendiendo cada vez más, dejarse dirigir, aprender a liderar y hacer equipo.



C&E. ¿De qué campaña política-electoral te sientes más orgulloso?

MS. De la de Javier Corral, a pesar del candidato y de su mal desempeño como gobernador.

En esa campaña, además de remontar más de 26 puntos en menos de tres meses y de haber costado menos de 40 millones de pesos, diez veces menos que la del candidato oficial, literalmente, hice todo lo que quise: la estrategia, la narrativa, el eslogan, los guiones de radio y televisión, las piezas para redes sociales, el tema musical, la propuesta, la contención y el contraste; prácticamente todo de mi autoría, acompañado de un gran equipo, tanto de mi despacho como de la campaña y, hay que decirlo, de un ser humano sumamente complejo, pero con una interesante trayectoria, una oratoria extraordinaria y cierta honestidad intelectual que lo hacen uno de los políticos mexicanos más emblemáticos de los últimos años,


La otra campaña, sin duda, de la cual me siento más orgulloso, por su calidad humana, por su juventud, por ser de las primeras reelecciones de alcalde, por ser mujer y por haberla acompañado desde su anterior campaña; por su equipo, por su ciudad, por su tradición, por la gente que me acompañó, e incluso por aquella de la que prescindí, fue la de Aguascalientes, donde me sentí muy contento, muy comprometido e inspirado. Siempre apoyado, reconocido y correspondido. Estos tres últimos factores tan indispensables en nuestro trabajo. Además de que con ella hay mucho camino por delante. Yo veo a Tere como una de las mexicanas más influyentes durante las siguientes dos décadas, con todo lo que eso significa. Pues como dice el eslogan que cree para su campaña: “Con ella estamos mejor”


C&E. ¿De qué campaña de gobierno te sientes más orgulloso?

MS. De la que hice cuando fui director de comunicación social de Guadalajara y que se llamó “Atínale al bote”, con la que le cambiamos el rostro a la ciudad y que pasó a la historia como una de las mejores, incluso por encima de campañas y marcas comerciales como Nike, McDonald’s y cualquier otro tipo de trasnacionales.


Otra, fue la que llevé a cabo como coordinador general de comunicación social de Cámara de Diputados, cuando tomó protesta como presidente de la República Felipe Calderón, en medio de una terrible crisis constitucional, con la toma de la Avenida Reforma por parte de Ya sabes quién y de la tribuna por los entonces perredistas y hoy morenistas, que se agarraron a madrazos tres días con los panistas en el salón de plenos.


En ese contexto, lancé un spot que decía” Pensamos de manera diferente, vemos las cosas desde distintos ángulos y no siempre estamos de acuerdo, pero de eso se trata, de dialogar, de discutir, de coincidir en aquello que sea mejor para México. Cámara de diputados, sesenta legislatura. ¡A favor de México”, en la voz del gran locutor Rubén Moya y con las imágenes de unos niños tratando de armar en un parque un gigantesco rompecabezas de México, cuyas escenas pasan de la colaboración, a la confusión, el encono y, finalmente, el consenso, la concordia y la paz!


Por cierto, mi hijo Ánuar, que hoy estudia la carrera de físico en Alemania, aparece actuando en dicho spot, siendo el más chico de los participantes, de los cuales algunos hoy son actores famosos como el protagonista de la película Guten Tag Ramón, México-Alemana, coincidentemente. Ambas campañas y la de “Por un campo ganador”, en la que Joan Sebastian, que en paz descanse, me hizo el favor de grabar con su voz una adaptación que hice de su viejo éxito “Sembrador de amor”, y la campeona golfista Lorena Ochoa, me hizo el favor de grabar varios spots. Las tres campañas están en YouTube para que puedan apreciarlas nuestros amigos y colegas lectores de C&E.


C&E. ¿Cómo funciona tu metodología en una campaña política, en ejercicio de gobierno y empresa de capital privado?

MS. Cada campaña es diferente, cada público y cada cliente, también.

En las campañas grandes suelo montar una casa oficina donde el equipo llega literalmente a vivir y a trabajar 24/7. Suelo decirles: “desayunen campaña, coman campaña y cenen campaña. Hagan el amor con la campaña”. Así es de intenso el trabajo para ganar. Mando pintar, o yo mismo pinto, las paredes con una película que las convierte en pizarrones gigantes. Las grandes ideas se escriben y conciben en grande; hacemos tantos mapas mentales, diagramas y fórmulas en esas paredes, como Pitágoras y Einstein, hasta encontrar la tesis, la antítesis y la síntesis de la estrategia de campaña, los cronogramas, los guiones, los bocetos de diseño y hasta las letras de las canciones y sus melodías. Ahí comemos, ahí nos desvelamos, ahí reímos y algunas veces lloramos, casi siempre de alegría, cuando ganamos. Ahí nos reunimos con el cuarto de guerra, con el o la candidata, con los encuestadores, con otros equipos con los que alternamos. Ahí nos acompañan nuestra familia, nuestra novia, nuestros hijos. Ahí pasa todo.


En gobierno, hacemos lo mismo, pero desde nuestras oficinas, en las salas de reunión de los ayuntamientos, en salones de hotel, a veces desde casa, en los trayectos, en los aviones.


El método es sencillo: Mucha investigación, mucho análisis, mucha estrategia, muchas ideas, una gran narrativa, mucho talento, mucha creatividad y mucha calidad en los productos finales, volver a medir y seguir innovando, siempre alertas, siempre proactivos, siempre abiertos y dispuestos, a la hora que sea, el día que sea.


C&E. ¿Qué tan complicado es México para laborar en materia de comunicación política?

MS. Al principio muy. Porque aquí prevalece la idea de que los extranjeros son superiores a nosotros en cuanto a madurez democrática, y en algunos casos lo son, aunque algunos carecen del conocimiento histórico, jurídico, sociológico y antropológico del y los muy distintos tipos de mexicano que habitan nuestro territorio y sus muy disímbolas costumbres y condiciones económicas, políticas y culturales, lo cual constituye una ventaja para quienes vivimos aquí.


Aunque el tiempo te va dando, además de experiencia y conocimientos, cierto reconocimiento y prestigio que se esparcen de boca en boca y te hacen cada vez un estratega más solicitado y exitoso, con resultados probados.


Y terminas siendo tú el extranjero en otros países donde te llaman y tienes que aprender mucho antes de ser igual de competitivo que en tu terruño.


C&E ¿Cuál es tu visión sobre la realidad política actual en este país?

MS. Preocupante, decadente y retrógrada, pero con esperanza. Siempre donde haya demócratas habrá espacio para la democracia.


C&E. En México ¿Qué pasará con el PRI y con el PAN, ¿cómo ganarle a MORENA, se puede?

MS. El PAN tiene que agarrar la onda y volver a ser lo que un día fue, una opción real de cambio, de ciudadanía y buen gobierno.


El PRI ya se transmutó a Morena, casi en su totalidad y éste último debe de aprender a respetar las reglas y las libertades por la que tanto propugnó y gracias a las cuales hoy está donde está.


Por otro lado, ganarle a Morena no es imposible y soy de los que más lo han demostrado. Pero vayamos más allá de partidos, estamos obligados a ganarle a cualquier representación del autoritarismo y el retroceso, donde sea y del color que se vista. Tengo amigos en Morena, con los que comparto valores y convicciones y espero verlos en el desdoblamiento democrático y programático de una expresión ideológica con gran respaldo social que hoy pende sólo de la voluntad, las ocurrencias y la inquina de un solo hombre; eso no está bien y ellos mismos lo saben y de alguna manera lo sufren también.


C&E. ¿Cómo vislumbras que será el futuro de la comunicación política en México y en otros países de América Latina?

MS. No sé cómo vaya a ser. Pero sí sé cómo debería de ser: Una ciencia, la ciencia electoral, más allá de las ocurrencias y las nostálgicas anécdotas de campañas y victorias pasadas. Debemos pasar realmente a la profesionalización, la investigación, la academia, el laboratorio, el rigor académico, la experimentación, la publicación, la especialización. Y al mismo tiempo a la liberalización de la política y el resurgimiento de las libertades, especialmente la de pensar, crear y comunicar, sin menoscabo del talento y la intuición necesarios para ejercer nuestro oficio.


Sinceramente, yo sueño con un México, una América Latina y un mundo sin ignorancia y sin hambre. Porque mientras estos dos factores prevalezcan, todo lo demás pasará a segundo término.


En eso pienso cuando hago una campaña, en qué tanto mi cliente habrá de cambiar la realidad de sus gobernados para que no sean presa del crimen, la violencia, la ignorancia, la compra de votos y tantos otros abusos y calamidades que hoy imperan en nuestras sociedades. También veo a la tecnología haciendo mucho, cerrando brechas, acercando personas, instituciones e ideas, aunque tal vez abriendo otras nuevas como la falta de empleos ante la automatización de los medios de producción.


En todo esto debemos encontrar áreas de oportunidad para sobresalir en nuestro trabajo y contribuir al bien de nuestro país y de la humanidad


C&E. ¿Qué depara al MKF en el futuro?

MS. Eso habría que preguntárselo al Oráculo o a Walter Mercado, aunque yo me conformo con seguir teniendo el más alto índice de efectividad, seguir ganando elecciones, acercando ciudadanos y gobiernos y convertirnos en la firma de comunicación estratégica más influyente de habla hispana. Y, por supuesto, llevar la campaña del próximo presidente de México. Para eso ya nos estamos preparando, mi socio Manuel Ovalle y yo.






Cuestionario C&E

1. ¿Principal rasgo de tu carácter?

Emprendedor y con gran capacidad de adaptarse.

2. ¿Qué cualidad aprecias más en un hombre?

Humildad y autenticidad.

3. ¿Y en una mujer?

Inteligencia y belleza de espíritu.

4. ¿Qué esperas de tus amigos?

Franqueza y solidaridad, comprensión.

5. ¿Tu principal defecto es?

Confiar de más.

6. ¿Lo que más te gusta?

Estar con mis hijos y mi novia Gabriela, leer, viajar por placer, escribir, crear, componer música y jugar golf.

7. ¿Tu ideal de felicidad?

Amar y ser amado.

8. ¿Cuál sería tu mayor desgracia?

Dejar de amar y dejar de ser amado.

9. ¿Qué te gustaría ser si no fuera consultor político?

Presidente de México, pero bien.

10. ¿En qué país desearías vivir?

Conozco 50 y he vivido en España, Francia y Alemania. Algún día me gustaría mudarme a Nueva York y dar clases en la Universidad de Columbia mientras mis hijos estudian en Boston. Pero siempre regresaré aquí.

11. ¿Tu color favorito?

Azul cielo en mis camisas, negro en mis carros, blanco en mi casa, verde en mi jardín, rojo en el vino y amarillo en el sol.

12. ¿La flor que más te gusta?

La nochebuena, especialmente en estas fechas, las rosas en San Valentín, los cenpazúchiles en Día de muertos y los crisantemos en un cuadro de Degas.

13. ¿Cuál es tu libro de cabecera?

Tengo muchos. Pero hoy duermo abrazado de “Ideas”, de Peter Watson, un libro de 1,500 páginas. Todo el pensamiento de la humanidad está ahí, desde que el homo fue sapiens, pasando por los persas, los griegos, el Imperio Romano, la Edad Media, la conquista de América, el Renacimiento, la Ilustración, la Revolución Industrial, la Revolución Francesa, la Independencia de Estados Unidos, el Neo Imperialismo, el Modernismo, el Romanticismo, el Capitalismo, el Socialismo, las dos guerras mundiales, la Guerra Fría y la internet, hasta la campaña de Tere Jiménez (risas).

14. ¿Cual es tu idea de la felicidad perfecta?

Hacer lo que te gusta y estar con quien más te gusta.

15. ¿Que libro lees ahora mismo?

Releo “La democracia en América” de Alexis de Tocqueville y los tratados de semiótica y literatura de Umberto Eco.

16. ¿Un héroe de ficción?

Don Quijote de la Mancha, Ulises y Aquiles.

17. ¿Una heroína?

Mi mamá, la mamá de mi mamá, la mamá de mis hijos y cualquier mujer mexicana, desde que nace y hasta que muere. Una de ficción: Atenea, la diosa de la estrategia, las ciencias y la habilidad.

18. ¿Tu compositor favorito?

Beethoven, Lennon, José Alfredo, Sabina y Juan Gabriel.

19. ¿Tu pintor preferido?

Pablo Picasso.

20. ¿Tu héroe de la vida real?

Gandhi, Mandela, Luther King, Tomás Moro, Morelos y Madero.

21. ¿Tu nombre favorito?

El de mis hijos, Ánuar y Hassan.

22. ¿Qué hábito ajeno no soportas?

Hablar sin saber y la pereza, sobre todo, intelectual.

23. ¿Qué es lo que más detestas?

La ignorancia autoinducida, a los autoritarios y a los charlatanes y abusivos, a los que se fusilan mis campañas o se cuelgan mis medallas o las de cualquier otro.

24. ¿Una figura histórica que no sea de tu agrado?

Atila, Hitler, Huerta, Trump.

25. ¿Un hecho de armas que admires?

Waterloo y el desembarco aliado en Normandía, el día D.

26. ¿Qué don de la naturaleza desearías poseer?

Volar, con mis propias alas, pero no como Ícaro sino como Juan Salvador Gaviota.

27. Algo que desee agregar?

Gracias a C&E Campaings & Elections por esta entrevista y por los 30 premios Reed Latino con los que nos han distinguido a lo largo de mi carrera.

¡En MKF lo decimos mejor!



Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

Siguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon