Mariana Rodríguez. Titular de Amar a Nuevo León




C&E. Aunque así misma no se concibe como una mujer de política, estar cerca de su esposo y haberlo acompañado durante su campaña con una actuación tan notable, al punto de atribuírsele el motivo del triunfo, o al menos ser un elemento clave, es una buena razón para incluir a Mariana Rodríguez en este especial de Campaigns & Elections, sobre el poder femenino en la política. Hablar del gobierno de Nuevo León sin seguir de cerca a la influencer mexicana y primera dama del estado hoy es impensable: “Samuel y yo, junto a muchas personas más, estamos haciendo equipo para construir un nuevo Nuevo León”, comenta.


¿En qué momento descubriste que tu camino era la incidencia pública ?

Lo que quiero es ayudar. Cuando acompañé a Samuel a recorrer todo el estado en campaña, vi los problemas que enfrentan las personas, la desigualdad, la injusticia; ahí me di cuenta que Nuevo León necesitaba ayuda y que todos teníamos que entrarle y hacer algo. Pero el momento que cambió mi vida por completo, fue cuando conocí a las niñas y niños del DIF Capullos, vi sus caritas tristes, conocí sus historias y, vaya, después de estar con ellos no se puede mirar hacia otro lado, hay que ayudar.


¿Cómo fueron tus inicios en la política?

Yo no estoy en política, estoy tratando de ayudar. Estar al lado de Samuel me ha permitido conocer y aprender más de política, pero en política o desde fuera, lo importante es ayudar, hacer lo correcto, y que lo que sea que hagas sirva para mejorar la vida de los demás.



¿Quién es tu inspiración?

Mis chiquitas y chiquitos del DIF Capullos porque son niñas, niños y adolescentes que a pesar de que han tenido que enfrentar cosas muy duras, están luchando con todas sus fuerzas para salir adelante, están aprendiendo a volar. Los amo y son un ejemplo para mí.


¿Qué tan difícil es para una mujer estar en política? Cuéntanos una anécdota al respecto positiva o negativa.

Lo que he visto acompañando a Samuel es que en la política se hacen muchas críticas y cuestionamientos sin fundamentos, sobre todo, contra quiénes se atreven a hacer las cosas diferentes para ayudar a mejorar la vida de las personas; pareciera que mucha gente no quiere que las mujeres rompamos el molde y nos critican cuando no hacemos las cosas como ellos quisieran o esperarían.


¿Sufriste alguna vez discriminación profesional por tu género?

Tuve la fortuna de haber nacido y crecido en un entorno familiar de paz, que me apoyó y me enseñó a confiar en mí para lograr todo lo que me propusiera. Desafortunadamente, hay muchas mujeres que padecen la violencia; por eso debemos dar la batalla para defender sus derechos, unir fuerzas para ayudarlas y dejar claro que, si se meten con una, se meten con todas las mujeres.


¿Es más difícil hacer equipo con los hombres o con las mujeres?

Cuando se busca ayudar a los demás, siempre se puede hacer equipo con todos.


¿En qué momento te has sentido apoyada por el género opuesto?

En todo momento. Por mi esposo, mi papá, mi hermano, mis amigos y compañeros de proyectos y trabajo.


¿Por qué es importante tener más mujeres en el poder?

Porque necesitamos que sus ideas, opiniones y acciones nos ayuden a construir un mejor Nuevo León y país; cuando apoyamos a las mujeres, podemos mejorar una sociedad.


¿Hoy con la cuota de género hay la misma cantidad de mujeres y hombres en puestos públicos, crees que esto se ha visto reflejado en un mayor bienestar para la mujer de a pie?

Sí. Puedo decir con mucho orgullo que Nuevo León tiene, por primera vez en su historia reciente, un gabinete conformado por más mujeres que hombres. Además, son mujeres fregonas, valientes y muy talentosas que están poniendo su granito de arena para mejorar la vida de más mujeres, pero sobre todo, que están buscando igualdad para todas las personas y con ello, convertir a Nuevo León en el mejor lugar para nacer, crecer, educarse y vivir.

¿Cómo observas la desigualdad de género en México en relación a América Latina y en el mundo?

Cada país tiene su propio proceso. En México aún tenemos mucho camino por recorrer para llegar a una equidad de género real, pero desde Nuevo León estamos

poniendo nuestro granito para avanzar hacia esa dirección.



¿Dónde o en qué tema ves más rezago en el país para las mujeres?

Reconozco que hay muchas áreas prioritarias como los derechos de las mujeres, su empoderamiento y seguridad, pero como emprendedora y empresaria, veo que hay muy pocas oportunidades para que las mujeres puedan echar a andar sus propios negocios o empresas; hay mucho talento, sólo necesitamos apoyarlas y ayudarlas.


¿Qué necesitan lograr las mujeres?

Hacer todo lo que ellas quieran, lo que se propongan, pero sin ningún tipo de violencia y con todas las condiciones para que puedan lograrlo.


¿Pueden las mujeres hacer equipo con el hombre en la política? ¿Cuéntame cómo lo has vivido tú?

Sí se puede. Samuel y yo, junto a muchas personas más, estamos haciendo equipo para construir un nuevo Nuevo León. Ayudar no es un tema de mujeres o de hombres; todas y todos tenemos algo que dar, y si queremos cambiar las cosas y mejorar la vida de mucha gente, debemos entender que si todos somos parte del problema, todos somos parte de la solución.


¿Estamos listos para tener nuestra primera presidenta de México?

Para lo que deberíamos estar listos es para trabajar juntos y ayudar al país. Si, como sociedad, no entendemos que una sola persona no puede resolver todos los problemas, y que nos toca a todos y todas entrarle, entonces no importa que el próximo presidente de México sea una mujer o un hombre. Importa que si todos somos parte del problema, todos tenemos que ser parte de la solución.



¿Qué características debe tener esa mujer?

Mujer u hombre, esa persona debe estar preparada, trabajar en equipo y amar profundamente a nuestro país, porque cuando amas algo lo cuidas y pones lo mejor de ti para protegerlo.


¿Cómo imaginas el México por el que luchas cada día?

Con igualdad para todas las personas, y en el que hombres y mujeres tengamos todas las condiciones para alcanzar lo que queramos.


Concretamente, ¿cómo y cuánto incide tu trabajo en un cambio para la mujer mexicana?

Todo lo que hago es para ayudar a Nuevo León, y con ello, quisiera que más gente pueda darse cuenta de todos los problemas que enfrenta niños, niñas, adolescentes, mujeres, y muchas personas más, que le entren y también ayuden. Si logro eso, es una victoria para mí.


#100MujeresDePoder