1024X160PONTE-VIVO_LAVADO.jpg

MASSIVE CALLER: EL FUTURO DE LA ENCUESTA EN MÉXICO


Aprovechando las ventajas tecnológicas que ofrecen las encuestas telefónicas llevadas a cabo mediante robot, Massive Caller, una empresa encuestadora que encabeza Carlos Campos con sede en Nuevo León, nació con el sello del éxito.

La empresa saltó a la fama sorprendiendo al mundillo político del país y los medios de comunicación en 2016, cuando acertó en los pronósticos de los resultados de las doce elecciones a Gobernador de ese año, lo que llamó la atención luego de que muchas encuestadoras tradicionales en vivienda fallaron en pronosticar los triunfadores.

La compañía supo aprovechar las modernas tecnologías de levantamiento, asestando un golpe a las casas encuestadoras que trabajan con el método convencional de vivienda y atraviesan por una crisis de credibilidad.

Campos explotó hábilmente el nicho de mercado de las encuestas telefónicas llevadas a cabo con robot. Mediante este método se envían las preguntas con un mensaje pregrabado a quienes tienen teléfonos en sus hogares, y la gente en su teclado telefónico contesta las preguntas, un método que ha mostrado gran confiabilidad y eficiencia para prever resultados.

Carlos Campos, su director, ha posicionado a esta compañía como líder en México, algo que conoce muy bien el influyente círculo rojo, compuesto por líderes de partidos políticos, candidatos y aspirantes a puestos de elección popular.


La empresa que encabeza Campos ha anclado su éxito en el mercado político. Esta receta volvió a sorprender este año, cuando Massive Caller acertó nuevamente los resultados de las elecciones en los tres estados donde se renovaron gubernaturas.

Su mínimo margen de error catapultó al equipo dentro del sector político, donde ofrece además otros servicios como el envío también a través del teléfono, de mensajes de voz o mensajes de texto tipo de SMS, para posicionamiento de actores políticos, participando también con este tipo de productos en la industria del marketing del sector privado.

La compañía, con sede en Nuevo León, se ha convertido en un referente para los medios de comunicación a la hora de informar sobre el clima electoral en el país, e incluso se ha dado a la tarea de incursionar en los mercados del extranjero.

En un mundo dominado por la incertidumbre, los algoritmos de Massive Caller y su tecnología de levantamiento la han convertido en la empresa encuestadora con más aciertos en el mercado mexicano.

El equipo, dirigido por Carlos Campos, habló con Campaigns & Elections sobre sus comienzos, la metodología que permite obtener la información más confiable y en tiempo real, así como sobre su futuro, donde van un paso adelanta en la ruta de las innovaciones tecnológicas.

Se refirieron también a su compromiso con la democratización de la información mediante las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), a la revolución en las tecnologías de levantamiento, donde Massive Caller ha asumido un liderazgo y al futuro de los sondeos de opinión en México.


Campaigns & Elections (C&E): Cuéntanos de los inicios de Massive Caller.

Carlos Campos (CC): Tenemos varios años ofreciendo servicios para las campañas políticas haciendo llamadas telefónicas y enviando mensajes de voz y texto en forma masiva para actores políticos. Desde hace dos años comenzamos con un producto de encuestas telefónicas, básicamente para medir la intención del voto para partidos, candidatos y aspirantes a puestos de elección popular. Utilizamos la tecnología del robot a través de la cual se envía un mensaje pregrabado con una voz a quienes tienen teléfono en sus hogares, el cual es contestado por la gente en su teclado telefónico, lo que ofrece ventajas de confiabilidad en los resultados. Además del área política, también contamos con productos para el mercado del marketing de empresas.

En la empresa tenemos la capacidad de enviar un millón de mensajes de voz o texto en un día. Podemos cubrir una ciudad o un estado con mensajes o llamadas en un par de días. Es una herramienta que tanto políticos como empresas utilizan mucho para entregar rápidamente mensajes a la población, que les permitan reforzar su posicionamiento.

No se tiene que contratar radio o televisión, que son muy caros, pues con nuestra herramienta es más que suficiente para llegar a miles de ciudadanos.



C&E: ¿Cómo una empresa tan joven pudo ser reconocida por sus aciertos en sus pronósticos sobre los resultados de las elecciones?

CC: Somos jóvenes en el tema de encuestas telefónicas, sin embargo, quienes estamos en la empresa tenemos muchos años de experiencia en campañas políticas. En el 2016 realizamos encuestas en los doce estados donde hubo elecciones para gobernador. Llevamos a cabo encuestas de seguimiento diario -tipo tracking- desde que iniciaron las campañas hasta cuando los tiempos oficiales lo permitieron. En las doce entidades pudimos pronosticar el resultado con certeza, es decir, prever que en siete estados iba a ganar el Partido Acción Nacional (PAN) y en cinco el Revolucionario Institucional (PRI), tal y como sucedió el día de las elecciones.


C&E: ¿También participaron llevando a cabo encuestas en las contiendas de 2017, Coahuila, Nayarit y Estado de México? ¿Qué resultados obtuvieron?

CC: En las tres pronosticamos igualmente resultados dentro del margen de error. En el Estado de México adelantamos que iba a ganar el PRI, en Nayarit el PAN. En Coahuila previmos los resultados que coinciden con los conteos rápidos que hizo público la Comisión Electoral del Estado de Coahuila.



C&E: ¿Cuáles son sus planes para el siguiente año, del 2018?

CC: Sí, en este año estamos por presentar varias encuestas nacionales sobre cómo van los partidos políticos y los candidatos probables para presidente de la República, en sus preferencias electorales. Son cerca de 10 encuestas, básicamente una por partido. Estudios de preferencia electoral diversos con candidatos diversos. Incluimos el tema de las alianzas de partidos como la del Frente Ciudadano por México, del PAN/PRD/MC. Veremos quiénes de los precandidatos de los diferentes partidos tienen más posibilidades. Además, estamos haciendo encuestas en cada uno de los 32 estados del país sobre cuáles son los principales problemas que padece la ciudadanía y las preferencias electorales en las elecciones para el senado. En las nueve entidades donde habrá elección para gobernador realizamos preguntas de intención de voto por partido. En total son cerca de cien encuestas cuyos resultados serán publicados cada semana en una APP, para que las personas puedan consultar la información con un pago previo mensual.


C&E: Todos los partidos políticos querrán utilizarlos.

CC: Sí, pues está enfocado en los actores políticos involucrados en estos temas. Partidos, candidatos y aspirantes a puestos de elección popular, funcionarios, alcaldes, periodistas y consultores. La gente podrá tener en su dispositivo actualizaciones semanales sobre todo lo que ocurre en este ámbito en el país.


C&E: Eso nadie lo hizo antes ¿Nos puedes explicar la metodología? ¿Cómo funciona?

Desiderio Morales (DM): Las encuestas que se levantan en la empresa son probabilísticas y representativas. ¿Por qué son probabilísticas? Porque cuando las preguntas se lanzan en forma masiva, las llamadas telefónicas se seleccionan de manera aleatoria. Es exactamente lo mismo que sucede cuando se hacen encuestas en vivienda, donde los marcos de donde se extrae la muestra a fin de que sean representativos este tipo de estudios son las secciones electorales del Instituto Nacional Electoral (INE). De modo que nuestra metodología está probada conforme estos estándares de representatividad. Las encuestas que levanta Massive Caller además una ventaja con respecto a las encuestas tradicionales de vivienda, que en años pasados han estado fallando: han sido certeras porque han demostrado mayor confiabilidad y menor sesgo.

Desiderio Morales, miembro del equipo Massive Caller, explicó que el sesgo de confiabilidad en las encuestas que se realizan a través de llamada telefónicas es mínimo debido a que la gente desea contestar y quiere decir la verdad, situación que no ocurre siempre en los estudios casa por casa: “Si yo voy a las viviendas, aunque aplique los cuestionarios de forma correcta, nada me garantiza que las personas no mienten. Esa es la razón de la eficacia de nuestros trabajos”.

Explicó que esta confiabilidad se da debido a que de los cientos de llamadas que dispara el robot, el entrevistado sólo responde una de cada 20. Pero cuando una persona levanta su teléfono y desea contestar dice la verdad sobre las preferencias electorales por un partido o por un candidato, o cualquier otro tema que pueda abordarse.


C&E: Entonces ¿la información es lanzada por un software que va arrojando automáticamente las respuestas?

CC: Hemos desarrollado un algoritmo que selecciona aleatoriamente los números telefónicos fijos y móviles -según sea el caso- de una localidad en particular. Hace las llamadas y después recogemos los datos que el ciudadano nos entrega al oprimir alguna tecla de su dispositivo. Una vez que se computan, tenemos en tiempo real el resultado. De hecho, el día de la elección, en junio pasado, tuvimos un servicio con el que desde las diez de la mañana empezamos a preguntar a las personas si ya habían votado o no. Si respondían afirmativamente, se le cuestionaba por cuál partido. Entonces a partir de las 11:00 horas los interesados en saber cómo iban las elecciones pudieron checar la información en tiempo real.


DM: Es un algoritmo, así como lo señala Carlos, que dispara las llamadas en forma aleatoria. Además, desarrollamos un software que permite contar con los resultados al momento, en tiempo real. El robot para de realizar llamadas cuando las contestaciones efectivas, son las 600, 800, 1000 encuestas o más que el cliente solicita. Y al final se puede presentar un reporte entregable con los números que contestaron e incluso con la grabación si el cliente lo solicita.