Michel González Márquez. Secretaria de la Mesa Directiva de la H. Cámara de Diputados


C&E. Dios, Patria y Hogar, son los tres pilares que soportan el andamiaje ideológico con el que la joven legisladora de Acción Nacional, Michel González Márquez, impulsa su agenda en la Cámara de Diputados. En entrevista con Campaigns & Elections, confiesa que su principal motivación, en su corta pero prolija trayectoria, es que la gente viva mejor, que tenga acceso a oportunidades y que vivan en libertad, igualdad y con justicia: “me inspira pensar que las políticas y acciones que impulsemos ahora, se reflejarán en un mejor futuro para todos, con mejores condiciones de vida y mayor desarrollo”.


• ¿En qué momento descubriste que tu camino era la incidencia pública?

Formar parte de los scouts e ir a las misiones fueron dos momentos determinantes

para decidir que quería seguir una carrera política. De ambas experiencias aprendí que los tres pilares más importantes son Dios, la Patria y el Hogar. Conocer otras formas de vida de personas con grandes carencias, incluso alimentarias, me hicieron saber que había otras realidades, así que decidí trabajar en hacer algo que marcara la diferencia, preparando las condiciones para lograr que suceda.


• ¿Cómo fueron tus inicios en la política?

Mi desarrollo político lo he realizado dentro del Partido Acción Nacional, al que ingresé en 2007 a través de Acción Juvenil, donde encontré valores coincidentes con los míos y, sobre todo, la prioridad de trabajar siempre con vocación de servicio y apegada a mis principios. Esto me ha permitido un crecimiento personal y profesional en el ámbito político.


• ¿Quién es tu inspiración?

Lo que me motiva es hacer que sucedan las cosas. Generar acciones para que la gente viva mejor, que tenga acceso a oportunidades y que vivan en libertad, igualdad y con justicia, eso es lo que me incentiva a hacer mi trabajo. Me inspira pensar que las políticas y acciones que impulsemos ahora, se reflejarán en un mejor futuro para todos, con mejores condiciones de vida y mayor desarrollo. La política está para servir y debemos pensar en el mañana, que la gente tenga esperanza de que las cosas irán mejor.



• ¿Qué tan difícil es para una mujer estar en la política? Cuéntanos una anécdota al respecto positiva o negativa.

No vamos a negar la realidad, las mujeres en la política sí se desenvuelven en un contexto complicado, sin embargo, falta mucho por hacer y también depende del enfoque desde el que lo queramos ver. En el año 2015, a mis 26 años, fui precandidata a una diputación federal y la perdí por no contar con el respaldo de liderazgos fuertes, no obstante, nunca se me cerraron las puertas, ni se me discriminó por ser mujer dentro de Acción Nacional, por el contrario, siendo un Partido Democrático, se me dio la oportunidad de participar y de seguir creciendo al interior.


• ¿Sufriste alguna vez discriminación profesional por tu género?

Sí, en varias ocasiones recibí comentarios negativos de algunos hombres hacia mi trabajo, sin embargo, esto no mermó mi determinación de continuar aprendiendo y desarrollarme en lo que más me gusta.


• ¿Es más difícil hacer equipo con los hombres o con las mujeres?

Con ninguno. Se necesita la visión tanto de hombres como de mujeres para construir las mejores políticas públicas.


• ¿En qué momento te has sentido apoyada por el género opuesto?

Siempre me he sentido apoyada y respaldada por el género opuesto.



• ¿Por qué es importante tener más mujeres en el poder?

Sí es importante que haya más mujeres en espacios públicos donde su opinión o voto tenga incidencia en las decisiones que se toman. Se requiere su visión en todos los ámbitos y que ésta contribuya, a su vez, en la construcción de las condiciones que debemos garantizar a las mujeres para que sigan creciendo.


• ¿Hoy con la cuota de género hay la misma cantidad de mujeres y hombres en puestos públicos, crees que esto se ha visto reflejado en un mayor bienestar para la mujer de a pie?

Como ya se sabe, la LXV Legislatura es declarada como “Legislatura de la paridad, la inclusión y la diversidad”. La Cámara de Diputados está compuesta por la misma cantidad de hombres que mujeres, quienes colaboran en generar políticas públicas que atienden a las necesidades de la población en general, entre ellas, apoyar a la mujer.


• ¿Cómo observas la desigualdad de género en México, en relación con América Latina y el mundo?

Me parece que en México hemos tenido grandes avances en el tema de género. Se han promulgado leyes y se han impulsado esquemas de apoyo que fortalecen a las mujeres, que las consideran, las priorizan e incluyen en temas de fondo. Ciertamente aún queda trabajo por hacer para que su liderazgo cada día sea mayor y sea reconocido, pero también creo que hemos trazado el camino y lo estamos recorriendo. Los jóvenes mexicanos tienen ahora acceso a más información y a otras culturas que han permitido que ellos mismos impulsen la equidad de género, lo que a futuro resultará en una sociedad más equitativa, con mayor participación de las mujeres en todos los ámbitos.


• ¿Dónde o en qué tema ves más rezago en el país para las mujeres?

Lo veo principalmente en las zonas rurales. Es importante que acerquemos información y apoyos a esas zonas para que las mujeres de las comunidades conozcan las oportunidades que tienen y las aprovechen para mejorar su calidad de vida. Por otro lado, el principal tema en el que detecto este rezago es la brecha salarial. Debemos reforzar la cultura de valorar al colaborador por los conocimientos, las habilidades y capacidades que presenta, independientemente de su género.


• ¿Qué necesitan lograr las mujeres?

Primero creer en ellas mismas. Las mujeres contamos con todas las capacidades necesarias para lograr lo que nos propongamos, pero debemos confiar en nosotras y en las demás, para fomentar un entorno de sororidad y de apoyo entre mujeres para hacer equipo.



• ¿Pueden las mujeres hacer equipo con el hombre en la política? Cuéntame cómo lo has logrado tú.

El funcionamiento de un equipo no lo determina el género de sus participantes, si no el compromiso y la capacidad que tienen para colaborar en él. Hoy en día está demostrado que uniéndonos podemos hacer que las cosas sucedan, siempre y cuando se tengan los mismos objetivos.


• ¿Estamos listos para tener nuestra primera presidenta en México?

Claro que sí. México está preparado para que una mujer pueda dirigir a nuestro país, siempre y cuando tenga un verdadero amor por México. Las oportunidades y los cargos públicos deben darse por las capacidades de la persona, sin importar su género.


• ¿Qué características debe tener esa mujer?

Primero debe ser una persona sumamente preparada y, sobre todo, amar profundamente a México.


• ¿Cómo imaginas el México por el que luchas cada día?

Imagino un México donde hombres y mujeres puedan hacer equipo y tener posibilidades de desarrollo pleno. Un México próspero, con oportunidades, donde haya una verdadera y mejor calidad de vida. En el que se priorice el bien común más allá de las diferencias políticas, de género, ideológicas, entre otras.


• Concretamente, ¿Cómo y cuánto incide tu trabajo en un cambio para la mujer mexicana?

Dejaría que esta pregunta la respondieran las y los ciudadanos.


#100MujeresdePoder