No te limites a buscar en Google a tu nuevo “cliente candidato”



Lecciones en la verificación de antecedentes para consultores: no te limites a buscar en Google a tu nuevo “cliente candidato”


Por Luke Marchant*. @bullpenStrat. Todo el mundo tiene una historia sobre una lección aprendida de la manera más difícil. ¿Dime si esto te suena familiar? Tenía un candidato inteligente, joven y ambicioso. Podría articular sus posiciones políticas y las razones para ellas de una manera que construía fácil una relación con los votantes, un rasgo que no todos los políticos nuevos tienen.


Esta habilidad natural para conectarse con los votantes me hizo optimista, a pesar de que las primarias iban a ser difíciles, teníamos poco dinero y todos estábamos luchando por los mismos apoyos locales. Mi confianza solo creció después de reunirme con el comité editorial del periódico local más grande, quien nos dio su respaldo. Luego, aproximadamente un día después, recibí la llamada telefónica: "Se anuló el respaldo".


Aunque había realizado mi debida diligencia básica a través de una búsqueda en Google, es cierto que no había profundizado en mi nuevo cliente candidato. Me había hecho cargo de la campaña cuando la marca ya estaba hecha, la literatura impresa, distribuida y todas las piezas fundamentales puestas en su lugar. Todo se veía genial y sonaba maravilloso.


Desafortunadamente, todo se basó en mentiras. Al confiar en la verificación de otros y hacer solo comprobaciones mínimas, me había perdido varias lagunas e inconsistencias evidentes en su historia. Pasé meses limpiando el desorden, mi relación con algunos donantes clave se había deteriorado y mi reputación con los medios de comunicación en esa área había sido tensa.


Aprenda de mi error. SI te dedicas a esto recomiendo que hagas "informes de vulnerabilidad". Son básicos en el mundo de las campañas. Ha que examinar al futuro cliente candidato con la misma rigurosidad con que examina a su oposición. Eso permite saber qué peleas se avecinan antes de que surjan. Permite además responder a lo que más les importa a los electores, tanto los problemas que impulsarán su decisión de votar como para quién y qué aspectos de sus clientes encontrarán más interesantes. En la práctica, estos informes brindan la capacidad de controlar el flujo de información, el ciclo de noticias y la dirección de la elección en sí.


No solo podrá preparar narrativas para cualquier período de la vida de su candidato, sino que también podrá responder en tiempo real a cualquier información falsa que otros puedan intentar vender.

Entonces, ¿por dónde empezar? Los comités federales y algunos partidos estatales mantienen a departamentos de investigación enteros capacitados en algo más que "buscar en Google". Estos analistas de la autoridad local no son practicantes de las artes oscuras. Utilizan información de fuentes primarias y disponible públicamente para descubrir qué es real, no solo lo que se rumorea o (quizás falsamente) se informa. Si su presupuesto lo permite, contrate una firma profesional con investigadores con la capacitación adecuada puede ahorrarle tiempo, esfuerzo y su cabello a largo plazo. Lo recomiendo mucho.


Pero, ¿hacia dónde miran esos investigadores? Si todo lo que encuentran está disponible públicamente, ¿por qué no puedes simplemente buscarlo en Google? Si bien depende de la pregunta, cada campaña necesita un sentido de lo siguiente:



El currículum real del candidato

Simplemente confiar en el perfil de LinkedIn de una persona es confiar en la información que ellos quieren que usted sepa; necesitará profundizar un poco más. Las campañas inteligentes construyen cronogramas independientes de lo que estaba haciendo un candidato, cuándo y dónde. No solo podrá preparar narrativas para cualquier período de la vida de su candidato, sino que también podrá responder en tiempo real a cualquier información falsa que otros puedan intentar vender.


Su huella en las redes sociales

Desde Neera Tanden hasta Sarah Palin y Anthony Weiner, lo que una figura política comparte en línea es importante. Pero simplemente desplazarse por su cuenta de Twitter podría no darle una idea de las declaraciones problemáticas de su candidato. La herramienta de búsqueda avanzada nativa de Twitter le permite buscar tweets de una cuenta específica que incluyen palabras y frases específicas o incluso interacciones con otras cuentas. Incluso le permite restringir ciertos períodos de tiempo para que pueda ver cómo respondió su candidato (o no) a un evento determinado cuando sucedió. No olvide mirar también lo que les ha "gustado".


Dónde han dado dinero

La gente da dinero a muchas entidades diferentes. El Comité de Elecciones Federales y las diferentes comisiones de ética estatales solo pueden darle pistas sobre las donaciones federales y estatales de un candidato. También puede encontrar otras donaciones locales en FollowTheMoney.org, una base de datos gratuita que recopila donaciones a entidades locales, estatales y federales. Pero su candidato puede haber hecho contribuciones no políticas, a fundaciones, organizaciones benéficas, etc., que deberá conocer antes de que lo hagan los medios locales, y la única forma de saberlo es teniendo una conversación directa con su candidato.


¿Viven dónde compiten?

Los investigadores de la oposición me dicen que lo primero que verifican es si un candidato vive realmente en el distrito o estado en el que se postula para el cargo. Y tener una propiedad en la zona no es suficiente. El "éxito" más fácil de investigar es demostrar que la "vivienda" de un candidato (como en la residencia principal informada al IRS) no está en el lugar donde se postula para representar.

Estos son los sencillos pasos. Los estudios de vulnerabilidad reales requieren inversión e incluyen conversaciones duras, directas y honestas con su candidato. Esas conversaciones incómodas pueden descubrir algo para lo que puede prepararse, en lugar de provocar varios ciclos de noticias o, en el peor de los casos, toda su campaña. Evitar estas catástrofes es para lo que te contratan. C&E


*Luke Marchant es vicepresidente de Bullpen Strategy Group.