Los números de la Revocación de Mandato. Reporte de investigación




Redacción C&E. La Revocación de Mandato fue uno de los compromisos que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su campaña en 2018, como parte del proyecto de la Cuarta Transformación, cuyo objetivo, en primera instancia, era dotar a los ciudadanos de la posibilidad de elegir si el presidente, a mitad de su periodo de 6 años, continuaba al frente del país o debería dejar su cargo ante la pérdida de confianza de la ciudadanía.

Tras mas de dos años de gobierno, el Instituto Nacional Electoral anunció la fecha en la que se realizaría la consulta: 10 de abril de 2022. A partir de ese momento, la opinión pública en México comenzó a dividirse en torno a la Revocación de Mandato. Por un lado, quienes la defendieron, la consideraban un avance democrático para que los ciudadanos pudiesen evaluar de mejor manera a un gobierno. Mientras que los que se oponían a ella la consideraron como un gasto innecesario, un capricho del presidente e incluso como un ensayo por parte de Morena para la movilización de simpatizantes con miras a la elección de 2024.


Dicha polarización se replicó en redes sociales, en donde tanto partidarios como detractores expresaron sus opiniones al respecto de la consulta. Por ello, en CAPISCI® nos dimos a la tarea de realizar una investigación a profundidad que nos permitiera ver el impacto y la percepción en torno a la consulta de Revocación de Mandato, a partir de los diferentes detonantes de la conversación en redes.

Para ello, se realizó un análisis de 1.4 millones de casos en Facebook y Twitter desde diferentes puntos de vista sobre la Revocación de Mandato para obtener la percepción general de los usuarios. Se analizó también la percepción de los usuarios sobre las posturas de los partidos y de medios que retomaran sus posicionamientos: Morena, PAN, PRI y MC, con la finalidad de conocer la opinión de los usuarios sobre la consulta.


Los resultados hablan por sí mismos sobre la opinión de los usuarios de redes sociales en el país en torno a la consulta de Revocación de Mandato, pues al menos 8 de cada 10 usuarios en la conversación general se expresaron de manera negativa sobre la consulta y su proceso. Las principales menciones demeritan el ejercicio al considerarlo innecesario y con muy baja participación. Destaca una percepción negativa relacionada a los presuntos actos de promoción ilegal realizados por Morena y personajes emanados de este partido.


Resalta, también, que la audiencia afín del presidente López Obrador le permitió mantenerse por arriba del 60% de positivos en su segmento propio y de casi 63% en la audiencia de su partido. Mientras que los demás partidos políticos muestran una mayor proporción de conversación negativa, relacionada a la falta de credibilidad, acusaciones de corrupción y expresiones de apoyo a al presidente.


Por otro lado, destacan narrativas con tendencia a la alza en la conversación como la adoptada por los simpatizantes de AMLO y de Morena, la cual afirma que el INE boicoteó la consulta para mantener los niveles de participación bajos, evitando la promoción y reduciendo el número de casillas. Quienes expresan afinidad con esta narrativa, afirman que en otro escenario AMLO habría obtenido los mismos votos que en 2018.


Por otro lado, quienes la desaprueban, retoman la narrativa de que la consulta le sirvió a AMLO y a la 4T como una prueba para evaluar su desempeño de movilización con miras a 2024.









Consideraciones finales


Al menos 7 de cada 10 usuarios en la conversación general se expresaron negativamente de la consulta, al considerarla innecesaria, no exitosa por el bajo nivel de participación y marcada por irregularidades en su promoción y el día de la votación.


Al menos 1 de cada 4 de cada usuarios que se expresaron positivamente de la consulta, consideran que es un ejercicio democrático que permitirá evaluar a gobiernos posteriores, siendo un avance en materia democrática para el país y un triunfo para la ciudadanía en México.


Existe una narrativa creciente de quienes se muestra a favor del Presidente y de la 4T relacionada a que la consulta no tuvo el éxito esperado debido un posible boicot del INE, los usuarios expresan que no tiene credibilidad y que es necesario una renovación para que se siga confiando en esta institución.


Quienes consideran que seque en 2018 y 2021, consideran esto como una muestra de la pérdida de confianza hacia su gobierno.


Mientras que los que la defienden consideran que fue un éxito. Expresan constantemente que si se hubiesen instalado las mismas casillas que en 2018, habrían obtenido mejores resultados. C&E