1024X160PONTE-VIVO_LAVADO.jpg

PACO VALERY. EL NUEVO RISING STAR LATINOAMERICANO ...y estratega revelación Reed Latino 2019


Paco Valery. Photo: Benicio González

Por: Isaac Hernández @IsaacHv

Fotos: Benicio González @_bennypty

Producción: Juan Carlos Chen @juancarloschen

Agradecimientos: HOTEL W Panamá, Bio Diseño Panamá por Frank Ghery, Primitivo Restaurante Panamá.


Paco Valery conoce muy bien el actuar de la sociedad, lo que le apasiona y también lo que le enfada, su experiencia como Psicólogo Social, le ha brindado los conocimientos para poder desarrollar estrategias con base en la escucha activa a la ciudadanía, en el candidato y en la coyuntura de cada lugar de Iberoamérica donde establece su cuarto de guerra con el único objetivo que conoce: ganar.


Es un especialista en determinar por qué la gente vota cómo lo hace y un experto en diseñar procesos que desmovilicen o activen ese voto.


Él mismo se define como un adicto a la política y eso se ve reflejado en cada una las campañas electorales en las que participa, recuerda que desde muy pequeño en las reuniones familiares un tema de conversación obligado era la política y la comunicación en torno a ella.


Hijo de un padre venezolano y una madre mexicana; Tuvo sus primeras experiencias en campaña en el 2007, cuando participó en contra de la Enmienda Constitucional propuesta por el presidente Chávez en ese entonces. En un escenario donde Chávez era invencible electoralmente hablando, logró derrotarlo al obtener su primera victoria como parte del movimiento estudiantil de su país.


En España confirmó el peso que tiene la “identidad” como determinante del voto y uso esta experiencia para colaborar en el triunfo de Claudia Pavlovich, primera Gobernadora electa por voto popular en el estado de Sonora en México, y alcanzar la victoria de Marcela Amaya, primera Gobernadora, electa en el departamento del Meta en Colombia.


Valery es parte de El Equipo de Campaña, una de las más importantes y reconocidas compañías de inteligencia electoral en Iberoamérica. Él junto a Jordi Segarra han establecido estrategias que construyen la ruta a la victoria de los próximos líderes mundiales.


Premiado recientemente como Consultor Revelación por la campaña electoral de Laurentino Cortizo Cohen en Panamá en el Reed Latino Awards. Es el momento en el que comienza a caminar en un sendero marcado por gigantes como David Axelrod, Ben Ginsberg o James Carville al ser reconocido como Rising Star 2020, esto lo coloca ya en la nueva era en la consultoría política en el mundo.


C&E. Platícanos Paco. ¿Cómo inicias en la consultoría de comunicación política y de gobierno?

Paco Valery (PV). En mi familia han existido políticos desde que tengo uso de razón, siempre tuve la curiosidad. En la universidad, el profesor que me hace descubrir la consultoría política y mi primer mentor fue Ángel Oropeza Zambrano, también me puso en contacto con la Dra Mercedes Pulido de Briceño, psicólogos sociales ambos, forjaron en mi la visión de lo que se puede alcanzar con la aplicación de las teorías, los conceptos y la mirada crítica de la psicología a la política.


Desde la universidad impulsamos un país mucho más próspero y justo del que vivíamos, por eso salté al activismo político, fui dirigente estudiantil y mis compañeros me dieron el privilegio de representarlos ante la máxima instancia. En esa etapa participé de varias comisiones, la construcción de una identidad y un discurso nacional para el movimiento estudiantil venezolano, el desarrollo del activismo territorial, el manejo mediático y la acción política en desventaja abismal, menos recursos, sin poder formal y en franca oposición al Estado.


Cuando culminé mi período como representante estudiantil, con toda la experiencia acumulada y la preparación recibida, me contacta el equipo del Gobernador del Zulia, Pablo Pérez, y es cuando me desempeño formalmente como consultor.


Otro momento crítico para perfilarme como estratega fue durante la maestría, en Madrid conozco a un gran amigo, Yago de Marta, que desde ese primer momento me impulsó y con quien estoy muy agradecido por todos los consejos, los de ayer y los de hoy.


Después de mis primeras experiencias tengo la oportunidad de trabajar con Jordi Segarra, poder aprender de su técnica me hizo evolucionar mi forma de comprender las campañas. Jordi es quien incide más sobre mi, quien me refina como estratega y me hace explotar todo mi potencial. Desde entonces no he parado, he tenido el gusto de trabajar en España, Ecuador, Colombia, Argentina, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Guatemala, México y Panamá.


Paco Valery. Photo: Benicio González

C&E ¿En donde te formaste académicamente y en que estás especializado?

PV. Soy licenciado en Psicología de la Universidad Católica Andrés Bello, de Venezuela, tengo una Maestría en Psicología Social, de la Universidad Complutense de Madrid, en España y soy egresado del MAICOP, el Máster en Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política, de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, soy un Psicólogo Social especializado en Psicología Política.


Fundamentalmente, soy un especialista en determinar por qué la gente vota como lo hace y un experto en diseñar procesos que desmovilicen o activen ese voto.

C&E. ¿Cuales fueron tus primeras campañas?

PV. Como venezolano, en una época híperpolitizada, fuimos una generación convocada por la historia a participar de fondo en la política. Mis primeras campañas y las que recuerdo con mayor afecto, fueron en contra de la Enmienda Constitucional propuesta por el presidente Chávez en 2007. Nadie creía que era posible derrotarlo, venía con una popularidad por encima de los 60 puntos, tenía una base social cohesionada, todo el poder de un Estado servil y el aparato de represión mejor aceitado de Latinoamérica. Sus adversarios, jóvenes estudiantes universitarios y técnicos, de diversas clases sociales, con el recurso más valioso, la capacidad de innovar y el deseo de ocupar todos los espacios, convencer y movilizar a los ciudadanos para vencer. Finalmente nos alzamos con la victoria.


Mientras cursaba la maestría en la Complutense, supervisé investigaciones para el Bloque Nacionalista Gallego (BNG), que sería la base de su campaña de posicionamiento, un ejercicio que me permitió explorar a profundidad los nacionalismos en España. Confirmé el peso que tiene la “identidad” como determinante del voto.


Votas lo que eres y a los que te hacen sentir parte de, rechazas lo que temes y a los que percibes en contra de ti y lo que representas.

Un poco más tarde, no tan al principio, 2015 fue un año muy interesante en mi trayectoria, “el año de las candidatas”, tuve el honor de participar en las campañas de Claudia Pavlovich, primera Gobernadora electa por voto popular en Sonora, México; y de Marcela Amaya, primera Gobernadora, electa en el departamento del Meta, Colombia. Contextos muy diferentes, pero ambos marcados por la coyuntura de vencer las barreras y los prejuicios sobre las mujeres al frente del poder.


Con Marcela, en el Meta, un territorio que para la época estaba inexplorado en un 80%, porque estaba controlado por la guerrilla, en un departamento con una historia marcada por la violencia, donde se habían hecho todos los esfuerzos de guerra y paz, los ciudadanos querían un líder fuerte, con capacidad de llevarlos a puerto seguro, por eso construimos la imagen de Marcela desde el arquetipo más seguro que conoce la humanidad: la madre.

Hay mucha investigación, que señala que las poblaciones que han vivido bajo condiciones de violencia tienden a buscar liderazgos maternales, no necesariamente mujeres, pero sí maternales. Esa es la importancia de estudiar las sociedades y la historia, de entender los resortes psicológicos que activan y explican el voto, aportar como consultor nace en la capacidad de reflexionar, conocer y entender variables que los demás ignoran.


C&E. Te has convertido en uno de los consultores más jóvenes y exitosos de la industria, el haber ganado el Rising Star recientemente en el Reed Awards, mismo que en su momento obtuvieron David Axelrod o James Carville ¿Qué te obliga el haber ganado este reconocimiento?

PV. Axelrod, Carville y Segarra entre muchos gigantes de la comunicación política. Estoy convencido de que todos comparten una obsesión indetenible por ganar y un apetito enorme por innovar.


De su paso por el Barcelona Fútbol Club, Jordi, siempre recuerda y nos aconseja, que debemos ocupar el sitio donde el balón estará, no el lugar donde se encuentra ahora, hoy; Sino el punto al que irá, para tener una ventaja competitiva.

Ser estratega es precisamente eso, definir y crear las condiciones, para que ocurra el futuro más deseado: ganar.

Ya había intentado obtener el galardón, hace tres años, cuando fui estratega de la campaña presidencial de Lenín Moreno en Ecuador, celebrada en un momento en el que toda la región y las elecciones previas habían favorecido propuestas contrarias al proyecto. Aquella victoria se construyó, con mucha técnica territorial, estirando la microsegmentación al máximo, para que los mensajes hicieran sentido a los electores y pudiéramos pelear cada voto.


Ser Rising Star, me obliga a compararme con los mejores, estudiarlos y aprender de ellos para innovar y marcar mi estilo personal. Quizá algún día la gente además de decir “It´s the economy stupid”, también señalen, “es la solución a su metro cuadrado idiota”, la política siempre fue personal, pero hoy, es personal y personalizada, es la búsqueda de la solución a mis problemas, explicado en el lenguaje que yo entiendo, prefiero y quiero escuchar, relevante para mi identidad y diferenciada del resto del mercado.

C&E. Aunado a ello en la pasada entrega del Reed Latino, fuiste reconocido como Consultor Revelación, por tu trabajo en la campaña electoral de Laurentino “Nito” Cortizo Cohen en Panamá ¿qué te aportó esa campaña a tu experiencia profesional?

PV. 2019 fue un año de consagración, por la campaña del presidente Cortizo, reconocida en el Reed Latino Awards 2019 como la mejor campaña del año y en los Reed Awards 2020 en Atlanta como la mejor campaña del mundo, exceptuando las celebradas en USA. Fue también crucial y muy especial para mi, toda la experiencia en la campaña del presidente Giammattei, que me dio la oportunidad de vivir un reencuentro especial con Sergio José, todo el equipo de Espora y con José Antonio Hernández Griego, con quien operé la campaña de Martín Orozco en Aguascalientes y quién fue premiado Consultor Digital Revelación por su participación en Guatemala. Una campaña donde fue vital convencer a los chapines de que el triunfo era posible y dependía de su voto. Un año soñado, ser estratega en dos proyectos presidenciales victoriosos, a cualquiera le gustaría repetirlo muchas veces.