Parquimetro720x300.png
1024x160px-06 tampico centro.jpg

PANCHO DOMÍNGUEZ. EL GOBERNADOR QUE CONVIRTIÓ A QUERÉTARO EN UN REFERENTE NACIONAL


Francisco Domínguez Servién.

CLAVE 5. UN GOBERNADOR POPULAR Y BIEN EVALUADO


En el Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro (MACQ), un espacio histórico de más de 300 años de antigüedad rescatado por la presente administración estatal para recibir exposiciones nacionales e internacionales de primer nivel, el gobernador Francisco Domínguez Servién camina con tranquilidad por sus pasillos, sonríe y se dispone a entablar una charla sobre los desafíos y logros obtenidos durante su mandato al frente de este histórico estado.


Alejandro Rodríguez @alexrod360 En 2015, el candidato del PAN al gobierno de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, recuperó la gubernatura que estaba en manos del PRI con el 46.9 por ciento de los votos, convirtiéndose en el gobernador que regresaría al PAN al gobierno de esa entidad y logrando con ello un récord de imbatibilidad electoral envidiable: 4 veces en la boleta (diputado local, alcalde, senador y gobernador), 4 victorias.


Pancho Domínguez, como se le conoce en el estado y a nivel nacional, sigue sumando logros: en estos seis años se concentró en consolidar los cinco ejes rectores de su administración: Querétaro Humano, Querétaro Próspero, Querétaro con Infraestructura para el Desarrollo, Querétaro Seguro y Querétaro con Buen Gobierno, todo mientras en los distintos rankings de gobernadores del país se posicionó siempre entre el primero y el segundo lugar ante la evaluación de sus ciudadanos y mientras su nombre empieza a sonar ya como una alternativa presidencial para 2024.


En el Salón que guarda el libro de las personalidades que han visitado la Casa de la Corregidora, Domínguez Servién se dice contento con los resultados obtenidos durante estos años de gestión y enfatiza que dejará las arcas públicas con cero deuda, entregará un estado con finanzas sanas, en paz, un estado en crecimiento económico, y con el 100 por ciento de los empleos que se perdieron en la pandemia recuperados.


CE: Está en la recta final de tu mandado ¿Cómo te sientes? Como queretano te digo que me siento muy honrado, muy distinguido, con la enorme emoción que representa haber ejercido la tarea de Gobernador de Querétaro, con todos los desafíos que ello implicó, pero también satisfecho con lo que Querétaro es hoy: orgullo de México.


Francisco Domínguez Servién. Gobernador de Querétaro

CE: Aquel primero de octubre de 2015 llegó a su despacho a tomar las riendas de este estado, en el transcurso de estos seis años ¿alguna vez te imaginaste cómo sería el 30 de septiembre de 2021?

La verdad no, te puedo comentar que, desde el primer día de mi mandato, cuando llegué a tomar las riendas de este gobierno me concentré en trabajar y en trazar una ruta de progreso y desarrollo a favor de las y los queretanos; no hubo tiempo para pensar en eso, había que actuar, pues tenía que responder a los ciudadanos que depositaron su confianza en mí.


CE: ¿Está conforme con lo que hiciste durante este encargo? Mira, te podría decir que me siento satisfecho; siempre habrá pendientes, cosas por hacer, pero estamos dejando un estado en crecimiento, generando empleo, un estado consolidándose como potencia turística, que atrae cada vez más inversión extranjera directa, un estado con estabilidad política y paz social.


CE: ¿Cuál es el Querétaro que dejas? ¿lo dejas como lo imaginaste? Querétaro es una construcción permanente, una idea plural e incluyente y también un ideal por forjar; debemos crecer en el presente y hacerlo pensando en las generaciones del mañana. Te puedo decir con satisfacción que hoy Querétaro define su propio rumbo hacia el porvenir gracias a una sociedad entusiasta, responsable y participativa.

 

DESCARGA LA EDICIÓN ESPECIAL DE C&E CAMPAIGNS & ELECTION MÉXICO

(Sólo haz clic en la imagen de la revista para obtenerla)


 

CE: Llevar las riendas de un estado no es cosa fácil ¿cuál fue su mejor día durante esta administración? Todos fueron mis mejores días; las y los queretanos me dieron la oportunidad de asumir el cargo de Gobernador y con ello la responsabilidad de tomar decisiones que en todo momento estuvieron orientadas al bien común. En cada uno de los días que estuve al frente de este gobierno puse mi mayor dedicación, esfuerzo y toda mí capacidad al servicio del estado.


CE: ¿Y cuál fue tu momento más difícil?

La pandemia ha representado un reto extraordinario para todos, incluido tu servidor. Enfrentamos un fenómeno natural, cuya mecánica de cambio nos recuerda lo vulnerables que somos y nos ha llevado a tomar decisiones difíciles en la búsqueda de mantener un equilibrio entre la salud y la economía.


Aquí, mientras el mandatario bebe un sorbo de agua, hacemos una pausa y le recordamos los señalamientos que en agosto del 2020, el exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya, lanzó en su contra involucrándolo en supuestos actos de corrupción. “Es una bajeza, no puede creerse en la palabra de un delincuente”, habría escrito en su tuiter el mandatario como respuesta, a la par de que aprovecharía su presencia en una de las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador para, frente al presidente, lavar su nombre y decirse dispuesto a aclarar lo que fuera necesario.

CE: Hubo algunos señalamientos fuertes en específico contra tu persona, ¿sentiste o llegaste a sentir que tu cargo y tu reputación estaban en juego?

Siempre he actuado en el marco de la ley y siempre he dado la cara para defender mi buen nombre; como señalas fueron dichos y como lo expresé en su momento, en presencia del Presidente de la República, no tengo nada que ocultar ni de qué avergonzarme.


CE: ¿Cómo lograste enfocarte y enfocar a tus colaboradores en sortear esa crisis? Como gobernante, tengo la obligación de enfrentar los hechos; asumo esa máxima. A mis colaboradores les instruí trabajar sin pausas y sin distracciones.


Pancho Domínguez no se descuadra en ningún momento. Cruza la pierna, se acomoda en el sillón y tras sí, un asistente está pendiente de cualquier necesidad de quienes estamos en la entrevista. Mariela Morán, directora de comunicación durante casi una década con el mandatario, es también calma total. Sonríe, clava el verde de sus ojos en la escena, y sin sobresaltos también la mira y la atiende como un entrenador de boxeo vería cualquier round de su pupilo ante un sparring.



CE: A días de dejar la gubernatura, ¿Cuál es el futuro de Pancho Domínguez en la política nacional? ¿dónde te imaginas en uno, dos o tres años?

El futuro se construye en presente. Hoy disfruto de mi familia, de mi trabajo y apoyo activamente a mi partido como un cuadro que ya tuvo la experiencia de gobernar. De algo estoy seguro: seguiré dando lo mejor de mí por mi estado y por México; eso no va a cambiar.


CE: En nuestras más recientes encuestas de presidenciables 2024, apareces en la segunda posición de aspirantes dentro de tu partido. ¿Te ves en la boleta electoral en la próxima elección presidencial?

Falta mucho tiempo para que se tomen esas decisiones; como equipo, las y los panistas hoy debemos enfocarnos en apoyar las prioridades del país.


CE: Pancho Domínguez nunca ha perdido una elección. ¿te gustaría volver a probar “suerte” en 2024? Me gustaría formar parte de un proyecto que sea mucho más grande que una aspiración individual.


CE: Insisto ¿Te gustaría ser candidato presidencial? Me gustaría servir a mi país, me encuentre donde me encuentre.


CE: ¿Cómo es tu relación con Andrés Manuel López Obrador? Es institucional, cordial y respetuosa.


CE: ¿Se le puede ganar a su partido (MORENA) y a su candidato en 2024? La realidad del país debe llevarnos a pensar que en 2024 sea México quien gane; debemos trascender los triunfos y las derrotas políticas, para lograr un proyecto de país que coloque a los ciudadanos en el centro de las decisiones y que sume los esfuerzos constructivos de todas y todos.

 

ORIGEN Y PRESENTE

Pancho Domínguez estudió veterinaria en la Universidad Autónoma de Querétaro y allí mismo dio clases. Considera que tuvo una infancia feliz y que de niño siempre fue hiperactivo. “Seguramente por eso mis padres me acercaron desde temprana edad tanto al deporte como al trabajo en la granja, que en ese entonces era el negocio familiar; ahí pasaba largas horas junto a mis hermanas y hermanos”, recalca a la par que orgulloso enfatiza el hecho de considerarse un hombre de campo y producto de la educación pública.

 

CE: De joven estudias veterinaria, luego como empresario se te puede considerar exitoso ¿qué fue entonces lo que te motivó en primer lugar a convertirte en diputado por San Juan del Río y posteriormente en alcalde de Querétaro capital. ¿En qué momento decides empezar tu carrera pública?

Soy empresario ganadero y es una de mis grandes pasiones. Justamente en el año de 1994, con la crisis económica, viví de cerca el dolor y la frustración de mi padre al ver cómo se derrumbaban años y años de esfuerzo. Fue justo ahí cuando decidí participar y no sólo quedarme como espectador de la vida pública de mi estado y de mi país. Luego vino el trabajo junto al sector ganadero, donde ocupé posiciones de liderazgo y más tarde llegó la invitación del Partido Acción Nacional para postularme como diputado federal.


Francisco Domínguez Servién. Gobernador de Querétaro

CE: ¿Qué te dijo tu familia y tus seres cercanos en ese momento? Al principio les costó asimilarlo, me aconsejaban pensarlo muy bien y ponderar los sacrificios que habríamos de asumir como familia en adelante. Que lo hiciera sólo si estaba plenamente convencido y que, llegado el momento, contaría con su apoyo en las buenas y en las no tan buenas; así ha sido desde entonces.


CE: En lo personal, ¿qué diferencia hay entre ese joven Pancho Domínguez que primero quiso ser diputado, y este que hoy dejará de ser gobernador?

Hay muchas diferencias. A la distancia, creo que hoy tengo un mejor juicio debido a la experiencia acumulada con aciertos, errores y, sobre todo, con muchas lecciones que me han dado los ciudadanos. Conservo mi carácter idealista, echado para adelante, pero también soy más mesurado; tendrías que preguntárselo a otros, pero así lo considero.


CE: Ya en la función pública ¿qué acciones consideras que fueron las más importantes en el gobierno municipal de Querétaro y qué te ayudaría a ganar la elección a gobernador?

Sin duda la escucha ciudadana que estructuramos por medio del programa Alcalde en tu Calle, que me permitió confirmar que el buen ciudadano es aquel que exige involucrándose y que el buen gobernante es el que dirige el rumbo de un municipio y de un estado escuchando a su población y obedeciéndola.


CE: La gente reconoce el trabajo realizado y la cercanía con el ciudadano. ¿Qué necesita tener un funcionario público en México para mantener esa cercanía con el ciudadano?

Se requiere entender que la gente es la que nos contrata con sus votos y es a ellos a quienes nos debemos; les debemos rendición de cuentas permanente, cercanía y resultados.


CE: Posteriormente llegas al Senado de la República, ¿cuáles fueron las iniciativas y propuestas que más recuerdes y cómo fue el trabajo legislativo en ese momento?

Desde la Cámara alta fui un gestor activo de las principales reformas estructurales que en ese momento requería el país; como la energética, hacendaria, laboral, competencia económica, transparencia, telecomunicaciones y radiodifusión, entre otras.


CE: ¿En qué momento de tu carrera política decidiste ser gobernador de Querétaro? ¿Por qué aventarte a ser candidato del PAN en una época -2015- en que Querétaro era gobernada por el priísta Pepe Calzada, quien era popular en las encuestas?

Soy un hombre de retos y de convicciones. Creía en el trabajo realizado, en mi equipo y en la visión de un mejor Querétaro, centrado en el potencial y el talento de su población.



CE: ¿Cómo fue esa campaña electoral en ese momento? ¿Cuál fue la estrategia que se siguió en ese entonces para vencer al candidato de un gobernador que al menos en las encuestas era querido?

Nosotros resumimos nuestra visión en una frase: “la gente no quiere que le hables bonito, quiere hechos”. Y así construimos nuestra campaña, centrados en la verdad, en el Querétaro posible al que aspirábamos y en el diagnóstico objetivo de la situación del estado.


CE: ¿Cuál consideras que sería el secreto de tu éxito electoral, es decir, por qué ganas por igual la alcaldía, que el senado, que tu elección a gobernador y luego ayudas a ganar con carro completo a tu sucesor?

No hay secretos: es trabajo en equipo y voluntad de servir. Durante mi recorrido en la política y en la vida, he aprendido que una buena intención es lo que determina una buena relación; en este caso, con las y los ciudadanos.


CE: ¿Crees que el modelo de Querétaro, económico, de partido y de gobierno, se pueda replicar a nivel nacional? Por supuesto que es replicable a nivel nacional. El modelo Querétaro está centrado en la dignidad de la persona y en su desarrollo potencial -ser, hacer, tener y sentir- orientado a generar bien común, con pasos claros y comunicables: fortalecer los servicios de salud; apostar por la inteligencia para la seguridad y la justicia; fijar un modelo de crecimiento centrado en la vinculación del talento; evolucionar desde las aulas y centros de investigación, con respeto al medio ambiente; conectar comunidades e integrar polos de desarrollo; colocar a las personas en el centro de nuestras acciones; vincular la cultura y el deporte a la nueva realidad; y asegurar un manejo eficiente y ejemplar de los recursos públicos. Resultado de dicho modelo y de una ciudadanía ejemplar, hoy Querétaro es prueba de que la democracia rinde frutos, de que la responsabilidad conlleva beneficios, de que las instituciones tejen porvenir, de que el camino será siempre anteponer la dignidad humana, de que la ley prevalece.

 

LO QUE DEJA

A diferencia de su antecesor, Pancho Domínguez dejará su cargo también en los primeros lugares de popularidad y desempeño entre los mandatarios del país, pero habiendo logrado que su sucesor sea del mismo partido, y con diferencias notables cuando se mira la infraestructura dejada sobre el territorio queretano.

 

CE: ¿Cuál calificarías como el mayor acierto de tu administración? Yo creo que corresponderá a los queretanos definir cuáles fueron los aciertos de este gran equipo de trabajo, ellos serán los que juzguen el desempeño de esta administración y la contribución que ha hecho al desarrollo del estado.

Sin embargo, considero que se deja un legado en salud para las siguientes generaciones con la construcción del nuevo Hospital General que integra 33 especialidades médicas en un solo lugar, que sustituye al viejo Hospital General con más de 57 años de servicio. Esta magna obra fue posible gracias a un manejo ordenado y honesto de los recursos; y a una planeación de largo plazo. Las instalaciones del complejo, cuya inversión en obra y equipamiento asciende a mil 690 millones de pesos, son un referente nacional de salud pública y lo colocan entre los mejores de los 120 que han terminado su construcción en los últimos dos años en el país.


CE: En el ranking de Gobernadores de Campaigns and Elections, ocupas siempre los primeros lugares en rubros como desempeño, popularidad, superación a la pobreza, entre otros. ¿Cómo lograr y mantener ese estándar de trabajo gubernamental para lograr esas calificaciones ciudadanas?

Hemos depositado en la organización entre población y gobierno la mayor fuente de soluciones en Querétaro. La aprobación ciudadana es un ejercicio de ida y vuelta, de confianza y resultados; dicho de otra manera, amor con amor se paga.



CE: ¿Cómo fue construir la marca Querétaro a nivel nacional e internacional? Un valor es un bien que eliges para tu vida. A las y los queretanos nos identifica el orgullo que sentimos por vivir y crecer en Querétaro; así lo compartimos con México y con el mundo.


CE: ¿Qué fue lo mas difícil de gobernar un estado en constante crecimiento y que recibe cada vez más gente que quiere vivir aquí?

El estándar es alto, el reto es mantenerlo, acrecentarlo y ofrecer condiciones de certeza a todo aquel que decida realizar su proyecto de vida en Querétaro.


CE: En el estado pareciera que los gobiernos municipales trabajan de la mano con el gobierno estatal, eso en administración pública no es fácil conseguirlo por celos, egos e intereses propios. ¿Cómo lograste esa sinergia?

La meta magna es Querétaro y su realización se comparte con otros; primero los ciudadanos y luego los distintos órdenes de gobierno. Nuestro estado no necesita reinventarse cada tres o seis años, ya tiene una verdad a la cual servir: la dignidad humana orientada al bien común.


CE: Has convertido este en el estado del país con mayor crecimiento económico, en salud, y seguridad de México. ¿Así te lo pro- pusiste al llegar?, ¿fue tan fácil como pare- ce que te fue?

El mayor mérito es de las y los ciudadanos de Querétaro. Ellas y ellos nos ubican en dichas posiciones de liderazgo a nivel nacional con su voluntad de coincidir, de sumar y de par- ticipar para proteger lo que tenemos y fortalecer lo que somos. Evidentemente no son tareas acabadas, cada día hay una meta por cumplir; los retos son permanentes.


CE: Deuda cero. Parece difícil para cualquier gobernante cerrar así su administración ¿cómo lograrlo? ¿qué debe hacer o de qué se debe privar un gobernador para llegar a ello?

Desde el inicio de la administración nos comprometimos con un manejo eficiente y ejemplar de los recursos públicos. Esto es, finan- ciar el desarrollo del estado colocando cada peso donde debe de estar; sin detener el gas- to en obras y acciones, sin contratar deuda pública adicional y sin subir impuestos. Precisamente fui puntual al señalar la deuda que mi gobierno había heredado -mil 144 millones de pesos-, porque ya teníamos en el horizonte cambiar el panorama de las finanzas estatales, que son recursos de la gente, con orden, transparencia y disciplina; hoy dicha deuda está pagada al 100 por ciento.



CE: ¿Cómo tomó el COVID a tu administración? ¿cómo debieron trabajar para llegar hasta donde hoy estamos un año después y justo cuando se te considera el segundo mejor estado que trabajó en este rubro?

Hasta hoy esta pandemia nos lastima profundamente con la pérdida irreparable de queretanas y queretanos valiosos, que dejan un enorme vacío. El segundo golpe fue la pérdida de cerca de 35 mil empleos, tras el cierre de actividades industriales y comerciales; a ello se suman toda una serie de problemas ligados a la salud mental de las personas. Durante toda esta etapa hemos puesto la vida y la salud en el centro de nuestras decisiones y actuamos antes de que el primer caso positivo se registrara en Querétaro. Hemos seguido dos máximas en todo momento: “máxima anticipación” y “cero improvisación”. Para ello integramos un Comité Técnico para la Atención de COVID-19 con la participación de especialistas de la ciencia médica, cuyas recomendaciones atendemos puntualmente. Adquirimos insumos y materiales médicos y fuimos pioneros en la reconversión hospitalaria, al adecuar el viejo hospital general como espacio exclusivo para la atención de enfermedades respiratorias agudas. Implementamos toda una plataforma de comunicación y atención ciudadana; establecimos un sistema de alerta temprana y métricas sobre los principales indicad