Una perspectiva -a nivel de suelo- sobre el diseño político



Sean J. Miller. C&E USA. Después de comenzar su carrera en Nueva York como creativo independiente, Robert Arnow se mudó al Área de la Bahía y se involucró en la política progresista. Tan profundamente involucrado que terminó dirigiendo una campaña legislativa para obtener financiamiento público para las elecciones a la alcaldía de San Francisco en 2008.


Pero después de una década en California, Arnow se cansó de lo mismo y se mudó de regreso a Nueva York. Aún así, amaba el proceso creativo del diseño y se preocupaba por los resultados de su activismo, por lo que combinó sus pasiones en una tienda enfocada políticamente llamada Incitement Design, donde se desempeña como director creativo.



En una conversación con C&E, Arnow habló sobre elegir el diseñador adecuado, los errores que cometen los candidatos y los grupos, lo que falta en el lenguaje visual de la política y cómo hacer que la marca sea personal: