Perú tiene las mejores campañas electorales de la galaxia, y estos 23 carteles lo demuestran


Más de 23 millones de peruanos están llamados a las urnas el próximo mes de octubre para elegir a sus alcaldes y representantes regionales. Fiesta de la democracia, fulgor de ideas y propuestas, aires de cambio y esperanza, etcétera, etcétera, etcétera. Los comicios son de gran importancia para Perú, que elegirá a un amplio grueso de sus políticos para la legislatura entre 2019 y 2022. Hay mucho en juego. Y los políticos, que aspiran a la reelección o a entrar en las instituciones, lo saben.

Y para ello emplean sus mejores armas: los carteles electorales.

La propaganda electoral callejera sigue teniendo una importancia radical en casi todos los países sudamericanos, especialmente en barrios y poblaciones aún remotas o pobres cuya conexión a Internet es aún limitada. Los legisladores peruanos lo saben, y son muy conscientes de ello a cada elección: las calles de las barriadas y las grandes ciudades de Perú se llenan de rimbombantes, asfixiantes, omnipresentes carteles electorales. Tanto es así que se llega a exentos de "contaminación visual" en núcleos tan densos como Lima. Todos colocan su cartel.

Más allá de las regulaciones concretas que buscan poner coto a la locura propagandística que inunda el Perú cada ciclo electoral, hay algo que define los carteles políticos peruanos de forma excepcional: son loquísimos. Originales, coloridos, incomprensibles, absurdos, abiertamente cómicos. Los políticos peruanos, muchos de ellos quizá ajenos a toda comunicación política contemporánea, siempre nos regalan las campañas más psicodélicas que puedan imaginarse.