La polémica como tendencia política para el 2024


Por Luis David García


Dentro de los recursos más utilizados por los políticos a nivel internacional y que se presenta como una tendencia de comunicación institucional o partidaria es la polarización y la polémica una como acción previa una de la otra, sin importar su orden de aparición.


Llevar a la opinión pública a la confrontación es una forma de ir perfilando a los ciudadanos para lograr una fragmentación del voto, para lograrlo la política y los políticos se ha valido de distintos recursos, líderes de opinión, medios de comunicación e influencers, que son la punta de lanza para lanzar mensajes, destacar logros o errores de los adversarios, crear contención o atacar de manera frontal a los adversarios, dándole un nuevo significado a la figura de los voceros que han tenido que evolucionar para participar de manera activa en las conversaciones.


Un estudio realizado en Quantitative Marketing and Economics realizado por profesores y doctores especializados de la Washington University in St. Louis, analizó más de 800 spots publicitarios de campaña y llegaron a conclusiones que podrían validar la tendencia de una comunicación más agresiva y extrapolada para las próximas elecciones de 2024 que podría ser utilizada por los asesores políticos y sus clientes para los próximos comicios.





Los hallazgos del estudio desafían la sabiduría de la campaña convencional, que sugiere que los candidatos deberían moderar sus posiciones y tener discursos o propuestas que no se salgan de lo convencional o que no generan opiniones encontradas, o volverse más centristas después de ser elegidos candidatos de un partido.


Al observar específicamente las tendencias de Twitter, los investigadores observaron que los distintos candidatos que polarizaron la conversación experimentaron un aumento del 30 % en las interacciones dentro de esta plataforma y, aunque en un principio los temas no se convirtieron en la tendencia, su persistencia posicionó de mejor manera sus temas, que los anuncios políticos de mensajes mesurados o que buscaban no dañar a la audiencia.


Lo anterior deja como inferencia que una propuesta, posicionamiento o declaración más polémica permite una comprensión más matizada de lo que se hace comúnmente, permite que los anuncios políticos sean efectivos y tengan un mejor alcance y pregnancia.


En el presente estudio, los autores pudieron profundizar, más allá del enfoque tradicional en el tono, la fuente y el volumen de la publicidad, para obtener una comprensión más matizada de cómo los anuncios políticos afectan el comportamiento de los votantes.


La polarización tiene a su vez tópicos que son más utilizados como la seguridad, aborto, sexualidad, igualdad de género y atención médica por mencionar algunos.



La recomendación ante la información obtenida es acompañar la polarización de un plan que permita mediar y medir, alcanzar a otros públicos, y tener un plan claro y efectivo de cumplimiento de las promesas realizadas.


¿Funcionaría un candidato abortista? ¿Alguien comprometido al cien con la comunidad LGBTTTIQ+? ¿En materia de seguridad, derechos humanos o castigo a la corrupción? ¿Ubicas alguna de estas acciones, estrategias o posturas? Conste que son preguntas.