PORQUÉ LOS CANDIDATOS QUE GANARON –Y LOS QUE NO- DEBEN ENTENDER EL BRANDING


La mayoría de los políticos no piensan en sí mismos como una marca. Pero para ser un personaje público exitoso hoy, cuando las campañas compiten por atraer la atención de anunciantes de marcas sofisticadas, deberían comenzar a entender el branding.


Ahora, la mayoría de los candidatos de carrera temprana entienden que necesitan promocionarse entre los votantes. Pero el marketing y la marca no son lo mismo. El marketing es el proceso que les permite llevar una marca (su nombre) al mercado.


La marca, por su parte, implica desarrollar cosas como la imagen pública, la personalidad, la conciencia, la percepción, los valores y los mensajes de un político. La marca debe resonar en todos los aspectos de una campaña general. De hecho, crear una marca es un poco más complicado que simplemente colocar un logotipo o comunicar problemas de política.