Sencillez, proximidad y desapego al poder. Nuevo mandato de la Comunicación Política



Los políticos de la “vieja guardia”, los eternos “dinosaurios” del poder que estarán participando en la próxima administración federal y 64 Legislatura, han dado muestras de que no se quedarán atrás para mostrar un “nuevo discurso” a la ciudadanía.

Su grito de guerra es “renovarse o morir”, sin importar los escabrosos caminos políticos por los que atravesaron, si se vieron alejados del país por persecuciones o, incluso, si estuvieron encerrados en las celdas más blindadas o lujosas que les preparó el sistema. Da lo mismo.

Ahora que se estrenan como nuevos funcionarios públicos o legisladores, preparan vistosas prendas (desde el atuendo hasta la disertación) para lucir más joviales, más ad hoc con las circunstancias que imponen los tiempos modernos.

Tendrán una nueva forma de Comunicar la Política, de conquistar al futuro electorado; de atrapar a una ciudadanía cada vez más deseosa de ver un auténtico cambio, de punta a punta, de extremo a extremo; de acabar con lo viejo, obsoleto y anticuado del sistema. Así lo expresan donde aparecen.

Por su parte, la nueva generación de hombres y mujeres púbicos que detentan por primera vez el poder, con toda seguridad tratarán de mostrarse más holgados, sencillos, más próximos, “más de izquierda”, porque el signo de esta administración federal y del Congreso será “progresista”, de “ruptura”.

En las cámaras de Diputados y Senadores, por ejemplo, comienzan a registrarse los legisladores de la “nueva ola” que, incluso, han roto con sus partidos de origen para convertirse en “independientes”. Dejan los trajes para aprovechar los jeans. Salen a lucir sus propias banderas políticas, su propia forma de comunicar.

Las fracciones parlamentarias estarán apostando por los grupos más vulnerables y desprotegidos (comunidad lésbico-gay, jóvenes ninis, madres solteras, “centennials”). Eso los obliga a pensar, hablar y actuar diferente.

La nueva Comunicación Política que tendrán que aplicar tendrá que ser extremadamente diferente a la que los grupos de poder tradicionales utilizaron durante décadas sin resultados favorables.

La Maestra Remasterizada:

Llama la atención, por ejemplo, el caso de la maestra Elba Esther Gordillo, eterna lideresa magisterial, quien se presentó recientemente en un prestigiado hotel capitalino para mostrar una nueva Imagen de Poder.

Aunque el Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no la incluirá en su gabinete, algunos analistas plantean que el papel que jugará la “Maestra” en el próximo sexenio será fundamental para dar rumbo a la administración federal (no sólo en el campo de la educación).


Con una imagen rejuvenecida y elegante, el Mensaje Político que envió a sus seguidores fue el de una “Guerrera” que sabe librar las más cruentas batallas, la de una mujer que no se dobla pese a la embestida de sus opositores.

Se mostró como una “justiciera”, fuerte, determinante, protectora, libre y libertaria, conquistadora, con grandeza de espíritu –según sus palabras-, y pidió a su gremio no dejarse intimidar por nada ni por nadie.

Su mensaje de “popularidad” fue tal que hasta tuvo tiempo para atender a sus múltiples seguidores –nativos o ficticios- que pidieron tomarse la selfie para manifestarle gratitud. Su mensaje de libertad, muy alineada con las nuevas propuestas de gobierno, dio resultados.

Tatiana: Nada de Telenovelas:

Tatiana Clouthier, quien fuera coordinadora de campaña del Presidente Electo, no se queda atrás con el Mensaje Político que envía a las nuevas generaciones: al poder se le resiste, las ambiciones personales deben quedar en un segundo plano.

Pudiendo tenerlo todo y ser cabeza de equipo, decidió abandonar el importante cargo en la administración pública que le ofrecían (una Subsecretaría en Gobernación) para perderse entre los 500 diputados que tendrá la próxima Legislatura.

“Primero está la familia, luego lo demás. No son tiempos de cambiarse de casa”, fue su principal argumento; asume el cargo legislativo por considerarlo lo mejor para la Patria y sus seres queridos. “No hay telenovelas por escribir y sí cariño y trabajo de la mano con López Obrador”. Así de concreta, así de sólida.

En esta nueva Comunicación Política para conquistar al “mercado” (ciudadanía- electorado), lo que pretenden los políticos entrantes es manifestar sencillez, proximidad, prontitud, abandono por lo material, unidad, hermandad, familia.

“Amor y paz”, “Abrazos sí, balas no”, “La República del Amor”, “Primero los pobres”, “Nada contra el pueblo”, diría López Obrador. Esos son los signos y el nuevo mandato de la Comunicación Política. Son tiempos de comunicar diferente.

elmerancona@hotmail.com C&E

#ElmerAncona #ElbaEstherGordillo #TatianaClouthier #AndrésManuelLópezObrador

LSD-1024-x-160-px.gif

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

Siguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon