Twitch más allá de los videojuegos: periodistas y políticos se abren espacio

La congresista estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez o Más Madrid, el primer partido en España, son ejemplos en este nuevo espacio que retroalimentaría más el mensaje



La popularidad de Twitch, una plataforma dedicada a la transmisión de directos, hasta el momento estaba monopolizada por influencers y aficionados a los videojuegos. Pero recientemente el mundo del periodismo, políticos y partidos se están abriendo espacio a través del novedoso formato que ofrece este portal. La llegada de la comunicación de masas al streaming no es algo nuevo, pero este canal supone un punto de inflexión.


La interacción constante es algo que la televisión convencional no tiene

Textos de otros. Las nuevas generaciones están abandonado paulatinamente los medios de comunicación analógicos. Según Alberto Quian, doctor en investigación en medios de comunicación por la Universidad Carlos III de Madrid, una cosa que garantiza Twitch.TV es la creación de una comunidad alrededor de lo que se está transmitiendo a los usuarios que te están viendo. «La interacción constante es algo que la televisión convencional no tiene», detalla.


El también profesor adjunto de periodismo en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) asevera que se están conformando «estrategias mediáticas más transversales». A pesar de ya existir iniciativas como el acompañamiento de programas o eventos de televisión con el uso de hashtags en Twitter, Twitch.Tv es algo «completamente diferente».


Se conforma un nuevo espacio para el periodismo o el activismo político, que junto con las redes y medios de comunicación, retroalimentaría más el mensaje. El periodista español Emilio Doménech, conocido popularmente como ‘Nanísimo’, ha sido uno de los primeros dentro de este campo en abrirse una cuenta en Twitch. Allí ha realizado coberturas como la sesión conjunta del Capitolio para certificar a Biden como presidente.


Meetings políticos 2.0


Uno de los ejemplos más sonados dentro de la política a nivel internacional sería Alexandria Ocasio-Cortez. La estadounidense, miembro del Partido Demócrata, únicamente ha transmitido dos partidas del videojuego de ‘Among Us’. En una de ellas participó la también popular diputada americana Ilhan Omar. Más allá de sus gustos personales en gaming, alcanzó las astronómicas cifras de 5.600.000 de visitas y 2.200.000 en la segunda ocasión.



Twitch

Mientras retransmitía, Cortez aprovechaba para hablar de cualquier tema que le introducían sus seguidores o los otros jugadores de la partida. En plena campaña electoral por aquel entonces, hizo mención a aspectos políticos, sociales y económicos antes de la subida al poder de Joe Biden. En este sentido, se conformó todo un meeting 2.0 mientras comentaba la partida entre líneas. Su perfil cuenta ya con 800.000 seguidores.


¿Hasta qué punto es rentable para un partido político el uso de Twitch.TV? El responsable regional de redes sociales en Más Madrid—primer partido en España en abrirse una cuenta—, Guillermo Zubikarai, detalla a El Independiente que esta herramienta les permitirá conectar «con público» más allá de redes sociales como Twitter o Facebook, plataformas donde el mensaje político «no genera más impacto» que el actual.





YouTube quedaría como un repositorio de contenido, para generar contenido nativo sería más interesante Twitch GUILLERMO ZUBIKARAI, RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN DE MÁS MADRID

«El formato de directo nos permitirá hacer entrevistas, narrar situaciones concretas en municipios de la Comunidad de Madrid, y todo con la ventaja de que mientras se emite el usuario se puede conectar y desconectar tantas veces como quiera», asevera Zubikarai. Por ejemplo, detalla cómo puede llegar a ser rentable para emitir plenos «con otra perspectiva», o incluso meetings políticos, al aportar «más profundidad».


«En estos casos se puede añadir datos e información complementaria detallados por otro narrador», comenta el community manager. En último lugar, la monetización que se generaría con los streamings «podría ser empleada en costear campañas políticas». «De esta forma YouTube quedaría como un repositorio de contenido, para generar contenido nativo sería más interesante Twitch para un partido».


«Censura» de palabras Recientemente la red social ha regulado el comportamiento tanto de los streamers como el de los espectadores para «mejorar la comunidad» y «evitar problemas». Con la suspensión de directos por mostrar desnudos (incluyendo videojuegos) o actividades no permitidas, lo último ha sido la prohibición de algunas palabras. Se baneará una cuenta dependiendo del uso que se hagan referencias a etnia o raza, creencias religiosas, identidad de género, orientación sexual, abuso contra personas con enfermedades, discapacidades, características físicas o edad. Por ejemplo, entre los términos se incluyen incel (celibato voluntario), simp (pagafantas en inglés), o virgin (virgen en inglés).

Más ventajas que YouTube


La plataforma ha sufrido una lluvia de gamers trasvasados desde YouTube por las ventajas que ofrece en su sistema de monetización. Ofrece mejores pagos y de forma más accesibles, tanto al usuario como a la persona que realiza el directo. Entrarían en juego perfiles de pequeños creadores de contenido que en YouTube no recibirían ningún ingreso económico, pero sí en Twitch.


Junto con un sistema de pagos muy atractivo, también se le une los problemas que pueden provocar la temática del video o el empleo de algunas canciones. «Cualquier persona que sea creador de contenido en YouTube ha tenido con contenido que ha llegado a calificarse de explícito, problemas con el copyright de canciones», señala el doctor Alberto Quian.


EP

La red social posee una serie servicios externos con los que puedes gratificar o recompensar directamente a tus usuarios más fieles. En línea con la ‘Teoría de usos y gratificaciones’ —que profundiza en las razones por las cuales la población consume determinados productos audiovisuales para satisfacer sus deseos y necesidades—, los espectadores en ese caso no serían un sujeto pasivo.


«Se expande más el debate, pasas a formar parte de toda una comunidad», subraya Alberto Quian. «Desde que te permitan una suscripción con más ventajas, acceder a contenidos exclusivos o personalizar de una forma más detalla tu perfil, esto es lo que Twitch sabe aplicar muy bien. Más allá de cambiar la interacción, el modo de consumir también se ve alterado».

Textos de otros. Publicado originalmente por El Independiente firmado por LBERTO QUIAN, DOCTOR POR LA UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID


Contacto C&E

Siguenos en redes

Copyright © C&E Campaigns & Elections México 2020

  • Facebook
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Suscríbete  C&E

Suscríbete por un año a la revista C&E Campaigns & Elections México por $300.00 MN. Y recibe la versión digital antes que nadie.  Y la versión impresa hasta tu hogar u oficina. 

(Oferta valida sólo para México, el resto de Iberoamérica recibirá sólo la versión digital)