¿Un resultado irreversible para Macri?


Fuente: AFP - Crédito: JUAN MABROMATA

Textos de Otros. Mientras algunos dirigentes del oficialismo siguen sin reponerse del shock que significó la abultada ventaja que la fórmula integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner obtuvo en las recientes Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), otros hombres y mujeres de Juntos por el Cambio , con Miguel Angel Pichetto y Elisa Carrió a la cabeza, hacen denodados esfuerzos por convencer a su militancia de que es factible revertir aquel resultado entre las elecciones generales del 27 de octubre y una eventual segunda vuelta electoral con la que sueñan.


Subidos a ese intento por dejar atrás el derrotismo, funcionarios de la Casa Rosada trabajan con un objetivo de máxima: que Alberto Fernández no alcance en octubre el 45% de los votos y que Mauricio Macri pueda aumentar su caudal electoral para ubicarse a menos de diez puntos de distancia de su verdugo en las PASO.


Dirigentes del oficialismo y analistas políticos coinciden en que no sería tan difícil que Macri pueda incrementar sus votos desde el 32% que cosechó el 11 de agosto al 35%, como sí será complicado lograr que el candidato del Frente de Todos los reduzca a menos de 45 puntos.